Tecnología verde ¿Qué es y en qué consiste?

Comparte este artículo

La tecnología verde poco a poco se vuelve popular, en la actualidad muchos sectores implementan su uso, conoce un poco más sobre este proceso que ayuda al planeta.

tecnología-verde
Paneles solares, tecnología verde

¿De qué se trata la tecnología verde?

La tecnología verde, se asocia de inmediato como un algo autosustentable que beneficia al planeta, la palabra verde se ha hecho un espacio en la industria de la  tecnología.

También en algunas entidades gubernamentales y últimamente en los hogares; pero ¿De qué se trata específicamente esta tecnología o estos dispositivos?. ¿Cuál es su aplicación, cual es su funcionalidad?

Bien, esta tecnología se basa en la aplicación de soluciones y dispositivos que se apoyan en la ecoeficiencia; que no es más, que la garantía y seguridad con la que son fabricados, así como, la eficiencia en su funcionamiento.

Reduciendo drásticamente su impacto medioambiental, utilizando menos recursos sin disminuir la capacidad o funcionalidad, al contrario aumentan su eficiencia.

Sin embargo, lo verde también es utilizado como ancla publicitaria para hacerse notar ante los consumidores que desean ser conscientes con el trato al medio ambiente. Ahora ¿Cómo identificar los productos tecnológicos verdes?.

Identificación de un producto verde

Para no equivocarse y saber cuando se esta ante la presencia de un producto verde o que cumple con los requerimientos de la tecnología ecológicamente sustentable , se debe prestar atención a lo siguiente:

Poseen un menor consumo de energía eléctrica, los dispositivos nuevos tienen una baja demanda de electricidad. Esto es de suma importancia en países donde este recurso es generado en centrales eléctricas que utilizan como materia prima, el carbón.

Por lo general se puede visualizar una etiqueta con la información o en algunos casos en las campañas publicitarias hacen énfasis en estas propiedades.

Tienen una considerable reducción en el uso de componentes tóxicos, lo cual es fundamental al momento de clasificar un producto como verde.

Se puede estar ante la presencia de un aparato de bajo consumo de energía eléctrica; pero esto no significa que no haya sido fabricado con materiales perjudiciales para las personas y la naturaleza.

Si es así, cuando el producto cumpla su vida útil y se deseche, las toxinas o materiales tóxicos se degradarán en el medio ambiente causando daños o contaminación.

Por esto es importante observar que los productos que se adquieren no contengan plomo, mercurio, cadmio y bario. Si no se fijan en esto, se estaría llenando de productos denominados como basura electrónica.

Objetivos de la tecnología verde

Uno de los principales objetivos es satisfacer las demandas que requiere la sociedad, sin condicionar los recursos de las futuras generaciones.

Y que las soluciones desarrolladas continúen siendo aplicadas a lo largo del tiempo de manera indefinida  para garantizar su factibilidad.

El enfoque de la tecnología verde debe considerar el lapso total de la utilidad del producto final. Desde su nacimiento hasta su perecimiento, de forma que se pueda recuperar, reutilizar o reciclar.

Estos productos deben promover un cambio de tendencia en el consumo. Con la intención que ayude a la reducción de los desechos tecnológicos, del consumo de electricidad y de la contaminación.

Adicionalmente, dichas reducciones deberán formar parte de los principios de creación, producción, transporte y destino final.

Se deben fabricar elementos, materiales o procesos, que sean vanguardistas y novedosos o buscarle usos nuevos a los ya existentes. Teniendo como premisa el beneficio de los seres humanos, sin perjuicio del medio ambiente.

Los productos tienen que ser capaces de incluirse en los sectores económicos, que se promueva su uso con métodos adecuados y que el beneficio buscado no sea solo monetario, sino que, no posean efectos perjudiciales secundarios.

Ejemplos de la tecnología verde

Un problema recurrente es el de la energía. Las tecnologías verdes se aplican para conseguir combustibles y maneras de producir electricidad de manera alternativa a las tradicionales, con miras a facilitar la obtención, y la protección del planeta.

Los llamados edificios verdes, son una de las mayores aspiraciones de los constructores y arquitectos actuales. Cada vez más, alrededor del mundo se observan estas estructuras.

La nanotecnología es un área en estudio, con gran potencial que a futuro puede evolucionar y cambiar radicalmente nuestras concepciones de la vida actual haciéndola cambiar tal y como la conocemos.

En la química, la física y la biología, en conjunción con otras ciencias similares, se están enfocando en dar un giro determinante a los productos de consumo regular, desde los alimentos, detergentes, envases, ropa, muebles, etc.

Esto con el fin de reducir o eliminar por completo la utilización de sustancias tóxicas o peligrosa para el ser humano o el medio ambiente.

La energía solar que llega a la tierra en forma de fotones, puede ser transformada en electricidad o calor. Para conseguir esto, se utilizan espejos y platos parabólicos para concentrar esa energía y almacenarla de manera que sea reutilizable y a la vez no genere contaminación del medio ambiente.

En fin se estima que para el año 2030 la población se incrementara considerablemente. Requiriendo un 60% más de energía de la que se utiliza en la actualidad.

Si le interesa la reutilización de recursos visite el siguiente enlace sobre Contenedor plegable y descubre más.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Deja un comentario