Aprender a vender ¡6 grandes claves para aplicar!

Comparte este artículo

Si la pregunta que se han hecho es ¿Cómo aprender a vender?, se encuentra en el lugar indicad0 donde le mostraremos las últimas tendencias y tácticas de ventas.

aprender-a-vender-2Cerrar ventas hoy en día se ha convertido en un arte.

Aprender a vender, tácticas y estrategias

La manera utilizada en el pasado para realizar ventas, que consistían en la insistencia, ya no rinden frutos en la actualidad.

Se debe aprender a vender usando nuevos métodos y estrategias que promuevan mejores resultados en las distintas áreas de ventas.

Si no está funcionando el sistema de ventas hay que empezar por hacer ciertos cuestionamientos, como por ejemplo: como se siente cuando alguna persona intenta intenta vendernos algo.

Muy probable que se sienta cierta incomodidad, algún tipo de presión, acecho, cierto aburrimiento o algo por el estilo, lo cierto es, que escasas veces se podría afirmar que se siente gusto o fascinación con el hecho.

Seguramente esto se deba a la cantidad de ofertas comerciales y bombardeo mediático a la que se está sometido diariamente y en cada ocasión posible.

Vender como sea

Es muy frecuente que alguna persona siempre este procurando realizar una venta de cualquier producto, lo que se pueda imaginar. Al encender la televisión se puede observar un centenar de comerciales cada 5 minutos de programación.

Se trata de todas las formas posibles de poder influir o manipular los impulsos del consumidor para que termine obteniendo algún producto o servicio.

Incluso en las revistas o periódicos, que en la actualidad tienen poco uso, se pueden ver una gran cantidad de anuncios publicitarios de ventas que en ocasiones superan el contenido editorial.

En la calle observamos vallas publicitarias por doquier, personas que realizan ventas ambulantes e intentan vender cualquier producto. Esto da la sensación de una especie de presión comercial hacia el individuo con la intención de hacerse de su dinero.

Al salir de vacaciones y al hospedarse en un hotel, se es asediado por vendedores insistentes y en ocasiones molestos. Estos intentan vender el denominado tiempo compartido, causando un desagrado en los huéspedes que piensan en no volver.

Esto ha traído como consecuencia que las personas aprenden a enfrentar estas situaciones ya predispuestos a no comprar y a huir de quien sea que quiera venderle algo, reforzando así la desconfianza del consumidor.

Mientras más quieran vender, más se duda del vendedor. Mientras más intentan convencer sobre lo prodigioso del producto, menos interés y atención se presta.

Siempre que el vendedor muestre demasiada insistencia, en esa misma medida el posible consumidor se coloca más a la defensiva y evita a toda costa realizar una compra.

Visto lo anterior, es interesante observar, que los vendedores aún sigan empleando esas viejas tácticas de venta que consiste en insistir hasta la muerte. Esto ha demostrado en la actualidad que muy pocas veces funciona.

Las personas no quieren que le vendas, sino que le ayudes

Construir una relación forma la base de los logros, esta afirmación aplica totalmente al área de ventas y debe ser una regla a seguir para todo aquel que desee incursionar en este medio de vida.

Existen razones esenciales por la que en la actualidad, alguna persona en este mundo tan competitivo, le compraría a una persona en lugar de a otro proveedor y eso se debe a esa relación que se logró forjar entre ambos.

Esa relación se construye a base de, respeto, confianza, honestidad, empatía y demás valores que puedan fomentar una buena relación.

Ayuda al cliente, se debe aprender a vender.

El vender es parte final del proceso, es decir, una consecuencia de un buen trabajo realizado. Si el deseo es ganar la fidelidad, respeto y confianza de las personas, se debe empezar por ayudarlas y no venderle.

Esto se consigue aportando valor desde el primer contacto de inicio de la relación que se tiene con la persona, sea por vía telefónica, por contacto directo, por redes sociales, inclusive puedes referirlo, aunque sea inconveniente, a otro proveedor de confianza.

Se debe entender al cliente

Es interesante toparse con vendedores que no se toman el tiempo requerido para analizar a su potencial cliente, su negocio, tipo de mercado, retos, necesidades, incluso sus deseos.

En la actualidad estos errores son imperdonables, porque se tiene un acceso a la información de manera inmediata. Solo basta con utilizar las herramientas de que dispone el Internet, las redes sociales, los medios de comunicación digital, etc.

Es inconcebible que no se utilicen éstos recursos que están a la mano y que proveen de datos e información invaluable que permite organizar una estrategia.

Aprender a vender implica confrontar  al cliente

Se trata de calificar instantáneamente y seguido, al cliente por medio de pequeñas confrontaciones. El concepto ventas sin vender dista mucho del aspecto clásico de los negocios para servir.

Lo anterior consiste en que se hace todo lo que el cliente diga que debe hacerse, a cortejarlo, hacerlo sentir omnipotente y que siempre tiene la razón, aún cuando sospechamos que no le interesa comprar por el momento.

aprender-a-vender-3
No siempre los clientes tienen la razón

Sería mucho más productivo y conveniente realizar una calificación inmediata y frecuente al cliente, realizando preguntas repentinas y contundentes como por ejemplo:

¿Este producto o servicio aportaría alguna solución o le ayudaría a lograr sus metas inmediatas? ¿Estaría usted interesado en obtenerlo en este momento?. De esta manera podemos ser más eficientes.

Honestidad ante todo

Las ventas sin vender se trata de ser absolutamente honesto. Si se considera no ser una buena opción, no se debe fingir serlo, si no esta al alcance de proporcionar ayuda al cliente lo mejor es hacérselo saber.

Si se tiene el conocimiento de que algún otro proveedor le puede satisfacer su necesidad o prestar un mejor servicio debes recomendarlo de inmediato.

Al mentirle al cliente, de seguro se dará cuenta en poco tiempo y en consecuencia no volverá a solicitar tus productos o tus servicios e incluso, la publicidad de referencia será negativa.

Por otra parte, si se pone la honestidad de por medio, siendo totalmente sincero es posible que no requiera de sus productos o servicios por el momento; pero, en un futuro lo tendrá en cuenta.

Mantenerse dispuesto a abandonar la venta

Una de las formas más relevantes de originar una actitud negativa en el cliente es apegarse a la venta y empeñarse en ella. De seguro se percatan de esta situación cuando se hace, y eso origina la idea de desesperación.

Esto puede traer como consecuencia que se interprete como que el producto o servicio que se esta promocionando no cuenta con la calidad requerida o no es muy bueno.

De principio a fin

Se debe tener en cuenta que esa estrategia denominada ventas sin vender, se aplica desde la primera conexión con el cliente y siempre se mantiene.

Una gran parte de vendedores se dan por derrotados luego de realizar la primera visita a un cliente y que no logran venderle, cometen el error de no visitarlo de nuevo o por lo menos intentar contactarlo por otra vías.

Por otra parte, muchos vendedores dejan de visitar al cliente una vez que se cierra una venta o un contrato. Ambos procedimientos son improcedentes, ya que transmiten al cliente que el único interés es venderle y no ayudarle realmente.

Otros consejos para aprender a vender

Para poder vender un producto o servicio es absolutamente necesario conocerlo a fondo, un 80% de las compras se materializan por razones racionales y solo un 20% por razones emocionales.

Si se quiere vender mucho más, se debe usar su producto, transformando sus cualidades en beneficios, se deben promover las críticas  y encontrar las deficiencias para explotarlas.

Se debe aprender sobre el origen y transcendencia del producto, documentando experiencias de éxito, eso servirá para comprobar lo que se dice y se puede utilizar como argumentos de venta.

Modular la voz

El tono de voz es primordial ya que deja ver la emoción con la que se esta expresando, por ende, si se quiere aumentar las ventas, se puede utilizar un tono de voz alto al principio y luego bajar la intensidad. Esto crea un impacto y aumenta la credibilidad, da certeza y confianza ante el cliente.

Durante la conversación con el cliente el cambio de tonalidad de la voz debe ser agradable y mesurado, se debe practicar para modular la voz, se puede entrenar en casa realizando grabaciones para corregir los errores.

Mirar a los ojos

Si se desea aprender a vender se debe mirar a los ojos a su cliente mientras se mantiene la conversación, es una manera efectiva de transmitir confianza. Observar demostrando interés, le transmite al cliente que se le esta prestando la atención debida.

Debe ser una mirada inofensiva, algo natural, que el cliente sienta la sinceridad y la verdad en las palabras, cuando se mira a alguien directamente a los ojos se logra una conexión y con ello aumenta la probabilidad de venta.

Aprende a escuchar

Para ser un excelente vendedor se debe ser un buen oyente, el 69% de los consumidores necesitan que se escuchen sus necesidades, de manera que es de suma importancia estar atentos a lo que expresan los clientes.

Al saber escuchar no se pierde la información relevante, los problemas, necesidades, gustos y deseos del cliente. No se debe interrumpir, hay que dejar que expresen sus ideas y cuando terminen se hacen las acotaciones.

Vestirse bien

La vestimenta habla por  si sola, la manera de vestirse forma parte de la comunicación de ventas y tiene la influencia necesaria para transmitirle al cliente confianza. El vendedor debe poseer un aspecto impoluto, es productivo invertir en la imagen, portar ropa que se adapte a la situación del negocio.

Si  mejorar sus habilidades como vendedor está en sus planes, visite el siguiente artículo Competencias sociales

(Visited 7 times, 1 visits today)

Deja un comentario