Once Minutos: argumento, personajes, resumen, y más

Comparte este artículo

“Érase una vez una prostituta llamada María”, así inicia este maravilloso libro titulado Once minutos, escrito por el aclamado Paulo Coelho. Acompáñanos a conocer de qué trata esta obra y mucho más en este artículo.

once-minutos-2
Una exquisita obra literaria del escritor Paulo Coelho

Once minutos: Paulo Coelho

Paulo Coelho es un escritor brasileño nacido en Río de Janeiro, el 24 de agosto de 1947. Es hoy en día, uno de los novelistas más conocidos y leídos de todo el mundo, con un total de libros vendidos que superan los doscientos veinticinco millones.

Los libros han sido vendidos en más de 150 países, siendo traducidos a 82 idiomas diferentes. Pertenece a la Academia Brasileña de las Letras desde el año 2002 y ha recibido numerosos reconocimientos a lo largo de su carrera debido al éxito de sus publicaciones.

Su obra más aclamada es El Alquimista, el segundo libro del autor  y la obra literaria que lo catapulta a la fama mundial, además de ubicarlo entre los best sellers del momento. Es el libro de origen brasileño más vendido de toda la historia.

Después de esta historia, Once minutos es sin duda el segundo libro más exitoso del escritor brasileño. Fue publicado en el año 2003, originalmente en idioma portugués, pero poco a poco fue siendo traducido a diversas lenguas.

El autor tiene muchas otras obras igualmente populares como A la orilla del río Piedra me senté y lloré, Veronika decide morir, El Zahir, Adulterio, entre otras.

Al igual que Coelho, existen muchos otros escritores latinoamericanos de amplia trayectoria y reconocimiento, te invitamos a que leas el siguiente artículo y descubras más acerca de uno de ellos, un grande: Mario Vargas Llosa.

Argumento

Once minutos de Paulo Coelho, centra su historia en una joven adolescente llamada María, que vive en pueblo ubicado al norte de Brasil. La joven tiene sentimientos de odio hacia todo lo relacionado con el amor debido a infortunios amorosos.

Decidida, viaja a Río de Janeiro, lugar donde conoce a un empresario que le brinda la oportunidad de trabajar en Suiza. En este país, comienza a trabajar como bailarina de samba en un club nocturno, pero con el tiempo se da cuenta de que esto no es lo que desea hacer.

Luego de abandonar el club tras una discusión con su jefe y soñando con convertirse en modelo, María opta por venderse a un hombre árabe por cierta cantidad de dinero. La joven queda complacida con lo que ha hecho y la facilidad de obtener dinero de esta forma, por ello decide comenzar a trabajar como prostituta en un burdel.

En este lugar conoce grandes amigos y se relaciona con todo tipo de hombres, enfocándose en el dinero y cerrando toda posibilidad para el amor. Convertida en prostituta profesional, con buena fama entre los clientes, un día María conoce a un pintor del cual termina perdidamente enamorada, sin embargo, continúa con la idea de no permitirse establecerse en una relación.

Antes de abandonar Suiza, como planea, la joven probará la pureza y naturaleza del sexo y del amor en el pintor, hecho que la cambia para siempre. El libro propone una reflexión profunda acerca de la estrecha relación entre cuerpo y alma, a través de una protagonista valiente, inteligente y decidida.

once-minutos-3

Personajes de Once minutos

María

Es la protagonista de la historia, una joven adolescente de carácter fuerte, además de poseer de gran inteligencia y belleza, esta última utilizada como medio para conseguir control sobre los hombres que se le acercan. Dichos sujetos, son vistos por la joven como una amenaza a sus aspiraciones, ya que considera que ninguno de ellos podría ofrecerle lo que ella tanto desea, amor, matrimonio, hijos famosos, casa en la playa o estabilidad.

En búsqueda de felicidad y aventura, decide mudarse a Ginebra, donde se da cuenta que la situación no es como se la imaginaba. No obstante, su fortaleza mental le permite salir adelante a pesar del trabajo que la vida escogió para ella (como María cree).

Ralf

Ralf es el guapo pintor del que se enamora María, aunque parece estar feliz y completo, en el fondo se siente vacío y anhela encontrar esa persona, ese lugar que lo complemente y le brinde felicidad plena. Se encarga de enseñarle muchas cosas a María, que irán ayudando a sobrellevar los momentos que va viviendo a lo largo de la trama, incluyendo el descubrimiento de los sentimientos que ambos desarrollan por el otro.

Heidi

Bibliotecaria a la que María suele visitar para obtener información sobre determinados temas de su interés, se convierte en la gran amiga de la protagonista durante su estadía en Ginebra. Aparentemente, Heidi es una mujer de pocas palabras, recatada y conservadora, hasta el día en que María le solicita libros que hablen del sexo y esa también empieza a leerlos.

A través de estas lectura, descubre que su matrimonio realmente había salido muy mal y que siempre ha sido una mujer insatisfecha en el ámbito sexual, hasta el punto de no sentir orgasmos. Igualmente, acepta que no fue la esposa más ejemplar, ya que falló a su matrimonio siendo infiel a su marido en búsqueda de placer y la adquisición de valor como mujer.

Milán

Es el dueño del burdel donde María acude a trabajar en Ginebra, hace de figura paterna responsable para con las chicas que trabajaban en el lugar, defendiéndose de los clientes que, intentan sobrepasarse con ellas y llamándoles la atención cuando cometen errores. Para Milán, su familia es lo más importante, por eso le recuerda constantemente a las chicas que no generan escándalos que pudieran causarle problemas con ellos.

Existen otros personajes extras dentro de Once minutos como los padres de María, Maílson (su representante), Nyah, la única amiga de la joven en el burdel o Roger, el empresario que le ofrece el trabajo en Ginebra.

once-minutos-4

Resumen de Once minutos

Érase una vez

La trama inicia en un pueblo modesto del norte de Brasil, donde todos los habitantes se conocen entre sí, sitio donde nace María rodeada del amor de sus padres pertenecientes a la clase media-baja.

Su madre, una costurera con trabajo estable, invertía su todo su dinero en la crianza de su hija y el mantenimiento del hogar, a pesar de no ganar mucho. Tuvo a María a los 16 años de edad, por lo tanto es una mujer bastante joven que anhelaba un futuro mejor para su única hija.

Por otro lado, su padre era un vendedor ambulante que obtenía ingresos buenos solo ciertos días, solía salir a jugar a las cartas todos los miércoles y aún así era un hombre recto, capaz de proteger a su hija de cualquier peligro. A pesar de crecer en condiciones humildes, María nunca estuvo interesada en lo material por encima del amor, consideraba que este último tenía el poder de destruir o salvar a cualquier persona.

Infancia y el primer amor

Aunque contaba con un carácter aventurero, María era tímida en la escuela al relacionarse con sus compañeros de clases, especialmente con los niños. Soñaba con encontrar el amor verdadero, creía en cuentos de princesas, en el amor a primera vista y en el príncipe azul, a quién esperaba encontrar en algún momento y así vivir una gran aventura, conquistando el mundo.

Un día, uno de los niños se le acercó para pedirle que le prestara un lápiz, la joven muy nerviosa salió corriendo del sitio dejando al chico muy extrañado por lo ocurrido. Al llegar a casa María estaba muy feliz, se había percatado de que el chico solo quería iniciar una conversación con ella, ya que en su bolsillo visualizo un lapicero con el que pudo haber escrito.

La pequeña, comenzó a idear las palabras que le dirigiría al niño la próxima vez que lo viera. Un día, la joven presa del miedo vivió un acontecimiento que le hizo pensar que iba a morir, hecho que le llevó a escribir una carta dedicada al niño del lapicero. Sin embargo, la carta no fue culminada debido a que su madre entró a la habitación y viendo a María manchada de sangre, le explico que esto no se debía a que iba  a morir sino que ahora ya era una “mujercita”.

El curso terminó y el chico no volvió a dirigirle palabra alguna a María, por lo que está optó por tomar ella la iniciativa, pero para su mala suerte al regresar a clases el niño no volvió porque se había mudado del pueblo. La joven hizo un juramento con mucho dolor, no volver a ser tímida.

El amor no es diversión

María fue creciendo, convirtiéndose en una chica inteligente, decidida y muy bella, además de tener muchas amigas. Durante mucho tiempo, la joven soñó con encontrar a un hombre apuesto que cumpliera con su cuento de hadas.

Un buen día, María decidió acercarse a un chico que llamaba su atención, logrando entablar una gran amistad que poco a poco fue convirtiéndose en algo más. El chico le dio a María su primer beso, un fin de semana en la plaza, bajo un ambiente muy romántico.

Mientras el joven intentaba meter su lengua en la boca de María (demostrando su experiencia), ella solo se dedicaba a imitar lo que había visto en películas, luego siguieron caminando hasta que llegó el momento de volver a casa. Al día siguiente, María le cuenta  sus amigas como ha sido el beso, además del hecho de que el chico haya chocado su lengua contra sus dientes y que ahora “tenía novio”, provocando las risas burlonas de las demás chicas.

A raíz de las burlas de sus amigas, la joven decidió aprender cómo dar un beso de forma correcta. Un día en una fiesta, María presenció como una de sus amigas estaba agarrada cariñosamente a aquel chico, lo que provocó que al regresar a casa llorara sintiéndose muy mal.

Seguir adelante

Habiendo perdido la fe en el amor, un día María mientras exploraba su cuerpo en búsqueda de vellos que debían ser arrancados, sintió placer al explorar su sexo por lo que lo continuó tocando, desconociendo totalmente sobre la masturbación.

Su padre que regresó temprano a casa, encontró a María en pleno acto, regañandola por un hecho del cual la joven no tenía información. Gracias a esto, la chica decide informarse sobre el tema, llegando a pensar que no necesita a ningún hombre ya que ella sola puede hacerse feliz.

María, continuó sus estudios obteniendo muy buenas calificaciones, sin embargo, aún esperaba encontrar ese amor que siempre había soñado. Se enamoró en varias oportunidades pero seguía sintiéndose vacía.

A los 17 años perdió la virginidad con su novio, impulsada por la presión que ejercían sobre ella sus amigas. Estaba convencida de que la masturbación era mucho mejor que las relaciones sexuales.

Buen Futuro

Una vez graduada de la secundaria, comenzó a trabajar en una tienda de su pueblo en hizo uso de su belleza para conseguir beneficios como un mejor sueldo con su jefe. Logró ahorrar lo suficiente para darle un mes de su sueldo a sus padres y durante dos años estuvo ahorrando para viajar a Río de Janeiro.

Durante su viaje, paró en “Punta Cana” para conocer el mar. Durante su estadía, se le acercó un hombre que apenas se expresaba en portugués y aunque en un principio desconfió, las palabras dólar, empleo y talento, llamaron su atención.

La oportunidad

Con la ayuda de un traductor, María entendió que el desconocido le estaba ofreciendo un empleo como actriz en Suiza, el cual aceptó luego de pensarlo bien, recibiendo un adelanto de 500$. El empresario (Roger) permitió que María regresará a casa para despedirse de sus padres, quienes no recibieron muy bien la noticia de su viaje al extranjero.

Despedida

Al llegar a su pueblo, María fue a encontrarse con sus padres, quienes a pesar de no estar del todo de acuerdo le dieron consejos y le desearon lo mejor. Se despidió de sus asombradas amigas y por último, fue a presentar su renuncia ante su antiguo jefe, quien le dio como regalo un collar de la Virgen María.

Suiza

La ilusión de María acabó, cuando al llegar al hotel en Suiza, una mujer llamada Vivian le explica que los 500$ que le ofrecieron son mucho dinero en Brasil pero casi nada en ese país, además no podría regresar hasta haber pasado 1 año, debido al contrato firmado.

María bailaba junto a otras seis chicas ante hombres que le lanzaban besos y le hacían gestos obscenos pero con los cuales no podía hablar. Al terminar su primera semana, la joven solo recibió 50$ ya que en el contrato establecía que serían descontados de sus sueldos los gastos causados por su llegada y permanencia en Suiza.

Al inscribirse en un curso para aprender el idioma nativo, María conoce a un hombre árabe con el que comienza a salir. Posteriormente, es despedida del club, obteniendo una indemnización de 5000$ luego de pelear con él.

Libertad

María decidió quedarse en Suiza para seguir generando recursos que le permitieran convertirse en millonaria, contrató a un fotógrafo profesional y comenzó a visitar agencias de modelaje. La llamada para ser modelo nunca llegó, intentaba ahorrar lo más que pudiera y sin embargo, escribía a sus amigas diciéndoles que tenía todo lo que había deseado, decide acudir a una biblioteca para leer y aprender más.

Dinero fácil

Después de vivir dos meses de su indemnización, cuando ya se le agotaba el dinero, María recibió una llamada de una joven que afirmaba que un árabe había visto las fotos de la chica y quería tenerla en su festival de moda. Al encontrarse con el hombre, este le pidió a María que lo acompañara al hotel donde se quedaba para compartir “solo una copa” por un valor de 1000 francos (600$), siendo esta un sección importante de la novela Once minutos.

Una nueva ruta

Tras beber una copa tras otra, una María muy ebria terminó sosteniendo relaciones sexuales con aquel hombre, limitándose solo a satisfacerlo sin realizar mucho esfuerzo.

María, que tenía dudas sobre si son las personas o el destino quien toma las decisiones de la vida, aprendió que ella pudo haber optado por decir que no esa noche. En 11 minutos, la joven obtuvo el dinero que no pudo tener durante su permanencia en el club de Rogelio.

La decisión

Decidida a seguir ganando dinero de esta forma, María busca un lugar dedicado a este tipo de trabajos del cual alguna vez oyó. Finalmente, llega a un lugar llamado “Copacabana”, allí una chica de aspecto brasileño, le explica lo que tiene que hacer y cuánto debe pagar al dueño.

11 Minutos

A pesar de no ganar la misma cantidad ofrecida por el árabe y sin más opciones, María fue aprendiendo del negocio hasta convertirse en algo numérico, mientras más rápido mayor ganancia. 11 minutos era el tiempo necesario para mantener relaciones sexuales con un hombre.

Princesa

El objetivo de María era reunir todo el dinero que pudiera en un año y luego volver a Brasil, sin embargo, un día conoció a Ralf, un pintor que había realizado una pintura de la madre de Dios en plena calle. Con el paso de los días, ambos compartían cada vez más momentos agradables y charlas sinceras, poco a poco la amistad que construyeron se convirtió en amor.

Aunque María sabía que pertenecían a mundos distintos, ella y Ralf comenzaron a salir, besos, abrazos y charlas agradables ocupan su tiempo. A tres meses de abandonar Suiza, el día de partir había llegado, la noche anterior María había hecho el amor con Ralf, sin contarle sobre su partida, aquí termina nuestro viaje por Once minutos, esperamos que te haya encantado tanto como a nosotros.

Si este post sobre la novel Once minutos fue de tu agrado, te invitamos a seguir otros artículos sobre grandes best sellers como Rebelión en la granja.

(Visited 161 times, 1 visits today)

Deja un comentario