El árbol del relámpago, un libro de Patrick Rothfuss

Comparte este artículo

Si quieres conocer un resumen de esta fabulosa historia “El árbol del Relámpago” un libro de Patrick Rothfuss, el cual pertenece a la trilogía llamada “Rogues” en donde se narra un día en la vida de Bast, compañero de Kvothe protagonista de la antología, quédate y disfruta de esta fabulosa historia de ciencia ficción.

El árbol del Relámpago

El árbol del Relámpago

En esta historia se narra la vida de Bast y se nos da a conocer de una manera atractiva y de muy simple comprensión las aventuras diarias de un joven cautivador.  “El árbol del Relámpago” es un libro de Patrick Rothfuss, para muchos una novela corta que trata de la historia de Bast, el cual es uno de los personajes de la “crónica del asesino de Reyes”.

También te invito cordialmente a que por medio de este enlaces conozcas la interesante biografía del autor Mario Vargas llosa

Este libro tuvo su publicación en la antología Roques (en ingles), el día 17 de junio, por la editorial Bantam Spectra, en Estados Unidos de norte América. Este corto relato fue ambientado en el mundo fantástico de “Los cuatro Rincones”, un mundo donde cohabitan criaturas inimaginables, cada cual con una increíble historia. Allí se nos dará a descubrir su naturaleza y la estimación de la misma en este relato completo.

El libro “El árbol del Relámpago” es una novela encantadora, excelentemente escrita, que roba la atención del lector desde que empieza hasta que termina el relato. Es importante resaltar que el autor le dio fuerza a la estructura en muy pocas páginas y en donde podemos ver que son muy sencillas de leer al momento de realizar la lectura. Hay una obra literaria que te invito a conocer y que estoy segura que puede ser de su interés y se llama, conoce de que trata esa historia.

El árbol del Relámpago” este autor muestra que quiere completar la trilogía de la”Crónica del asesino de Reyes” la misma está compuesta por las obras “El nombre del viento”, “El temor de un hombre”y “Las puertas de piedras”. En esta estupenda obra vamos a conocer la vida y la aventura de Bast un leal amigo y adorador de Kvothe, quien es un hombre muy estudiado y preparado académicamente, que ha pasado por la universidad y al que le fue entregado un Sudrabín de hierro, a este se le apropia propiedades para captar la buena suerte.

El protagonista

Kvothe un hombre hábil y vividor entendido de las artes mágicas, es amigo de Bast el cual es el protagonista principal del relato. Es bueno resaltar que Bast fue uno de los personajes secundarios del primer libro de la “Crónica del asesino de Reyes”, y en esta ocasión nos reseña como es un día en la vida de este misterioso sabio, misterioso e instruido ser.

Esta trama se llevó a cabo en el pueblo donde se oculta Kvothe, quien para no ser reconocido cambia de nombre y se encuentra viviendo en una posada de manera discreta, lleva una vida en paz y completamente tranquila, lo que para el gusto de Bast sería un poco aburrida y a quien le gustaría que él continúe su vida de aventuras, donde se destacan sus destrezas y sutileza a la hora de afrontar cada desafío que se le plantee.

El-árbol-del-Relámpago-2
Patrick Rothfuss

¿ y Cómo es considerado Bast?

Bast es considerado como un principiante de Kvothe, y se presenta en este momento la ocasión de conocerlo un poco más, ya que muestra su forma de razonar y de proceder, también se puede ver de cierta manera pícara, alcanzando lo que se propone, manipulando con delicadeza la impresión que la comunidad de habitantes del pueblo tienen con él.

La historia “El árbol del Relámpago” de Patrick Rothfuss, tiene semejanza con la otra historia emergente de la trilogía, llamada “La música del silencio” y de esa historia podemos decir que los rasgos más visibles es que la organización de la trama y el desenvolvimiento de la misma son totalmente independiente de la “Crónica del asesino de Reyes”, no es completamente imprescindibles haber leído los demás libros para entender el relato, pero es aconsejable tener el conocimiento del primer libro “El nombre del viento” para no perdernos el trasfondo del relato.

El árbol del Relámpago” evidencia el ambiente en roca de guía, ya que la actuación entre cada uno de los personajes de la trama se enfoca en el tiempo antes de que llegará la cronista al lugar, y exponer los movimientos diarios en la vida de Bast, desde el amanecer hasta el anochecer.

Este personaje expresa apariencias de su vida que coopera para entenderlo, así como sus motivaciones y lo observamos un poco sincero, tomando acción con desenvoltura, transmitiendo gracia por cualquier lugar por donde circule, y en todo lo que realiza con el hechizo y el desenfado característico, pero en un nivel más alto, esto quiere decir en otras palabras más sencillos derrochando gracia que gusta y enreda a la misma vez.

El-árbol-del-Relámpago-4

El libro de Patrick Rothfuss

Sin lugar a dudas se puede expresar que el libro de Patrick Rothfuss “El árbol del Relámpago” es una historia encantadora y agradable, la cual es muy recomendada por ser entretenida y muy fácil de leer y en donde el entusiasta del personaje de Bast, conseguirán alta dosis de peculiaridad que le dan un toque de agrado a su factible curiosidad por conocer sobre las particularidades de la vida de este hombre, algunas veces cariñoso, a veces misterioso, pero siempre atractivo; sin embargo Bast, es un hombre muy fascinante, enigmático, un poco oscuro y arcano.

El camino estrecho al árbol del relámpago

Muy temprano de forma diligente Bast logra salir de la posada, saliendo de manera que nadie se de cuenta, es por ello que sin hacer ruido logra pasar algunas trabas que se encontraban en su camino, el cual lo dirigía hacia el campo abierto, al sendero angosto, que lo dirige directo a la colina, donde en lo más alto se encuentra “El árbol de los relámpago”.

Al lograr salir sin que ninguna persona se diera cuenta, sus labios mostraron una sonrisa, en ese momento se sintió libre de hacer lo que anhelaba, saliéndose con la suya como lo hacía frecuentemente. Tenía una expresión cariñosa; pero a la vez sagaz, como si hubiera conseguido tomar la luna para luego degustarla a pedazos.

De momento se oye una voz fuerte que venía desde la posada, una voz gruesa, llamándolo con autoridad, lo cual logró que de un golpe en un instante regresará a la realidad y se dispuso a volver a entrar con prisa, caminando muy aceleradamente con el resplandor que la caracteriza como si estuviera bailando al caminar.

¿Quién era la persona que lo llamaba?… Nada más y nada menos que el posadero, hombre con una apariencia de agotamiento, pasmoso, hasta sin ánimo con un semblante áspero pero con una apariencia vulgar la cual podía hacerlo pasar desapercibido. Finalmente cuando Bast entra, le entrega un libro con la envoltura de cuero, que el joven acostumbraba a tener casi siempre en sus manos, “casi se le olvida” le dijo.

Un poco antes de que Bast se retirará, le encomienda comprar algunas cosas para la cena de la noche, para lo que el posadero esperaba muchos invitados, y luego le cuenta que un joven del pueblo lo había venido a buscar, sin embargo, él muy seriamente le expresa que no tiene ni idea de quién se trata.

El posadero

Mucho antes de que el posadero se diera la vuelta, ya el joven Bast va rápidamente hacia la luz del alba, como alguien que está apurado por tener un encuentro con su destino. Al adelantar un poco por el camino, pudo ver que se encontraban dos niños que jugaban con un viejo itinolito que estaba tirado al pie de la pequeña colina.

Este itinolito en su tiempo fue una “roca guía” sutilmente tallada, y de tamaño grande, que le servía a los viajeros como descanso, ya que al encontrarse a un lado del camino es costumbre que quien viaja y pasa por allí preguntarse al llegar a la estructura, que camino viene recorriendo y cuál sería el más adecuado para seguir correctamente su viaje.

Como los niños lo estaban observando, el ágil Bast, se toma su tiempo para llegar a la cima y poder sentarse a descansar al lado del árbol del Relámpago igual como lo hacía siempre. Dándole un toque de importancia empezó a subir lentamente la cima, como una persona con mucha sabiduría del universo, y dueño del tiempo.

Cuando llega a la cima de la colina, se encontraba el famoso árbol del Relámpago, el cual era llamado de esa manera por la mayoría de los habitantes del pueblo, mayormente por lo niños, el cual era un antiguo tronco sin ramas, no tan alto, al que tiempo atrás se le había despegado su corteza, y por el resultado del inclemente sol, este tronco hueco se vio de un color claro, como el color de un hueso antiguo.

En la parte superior donde en otros tiempo se encontraría la capa del árbol, estaba oscurecido de color negro a causa del fuego, quemado desde hace mucho tiempo. Finalmente después de su habitual  parafernalia y al llegar al árbol Bast pulsa el tronco hueco con la punta de los dedos con una expresión reflexiva y misteriosa y dibujó la circunferencia del tronco acorralando lentamente en el sentido de la aguja del reloj.

Según esta era la manera apropiada de hacerlo, el muchacho también dio tres vueltas en sentido contrario, con un significado dudoso de destrucción, pensativos con intensos pensamientos y recuerdos, cosa que no podía compartir, pero que llegaban a la memoria y le daba toques en el corazón.

El ritual que solo el joven comprendía

El joven reconocía que el modo en el que él estaba girando iba en contra del orden y de lo normal de este mundo, cuando realizó el giro parecía que se estuviera enrollando y desenrollando el destino, en un movimiento alternativo y se percató que solo él era el que comprendía eso por completo.

Al pasar esto, el joven al fin se sentó y apoyó su espalda al árbol y puso su preciado  libro sutilmente en una piedra cercana, donde el sol brillaba sobre el libro y resaltaban sus bellas letras de color doradas en la portada, en la que si se podía leer, Celum tinture.

Bast se animó por un instante tirando piedras al arroyo cercano, tomando un tiempo para tratar de despejar su mente observando el agua que bajaba  por la pendiente de la colina que se encontraba frente al itimolito y luego del ritual, Bast permite a los niños acercarse y al dirigir la palabra este le dijo con voz temerosa, que necesitaba una mentira, para cubrir una falta que había cometido.

El  hijo del panadero

El niño que se acercó a él, era el hijo del panadero, quien se veía muy bien vestido, aunque un poco gordo y tenía en su mano una venda, según se había cortado la mano con un cuchillo en un accidente en su casa. Después de explicar a Bast lo acontecido, este inventó con una elaborada estratagema, solamente para evitar que sus padres le llamarán la atención por haber hecho algo que le dijeron que no hiciera.

El niño se retira complacido y con un plan en su mente y preparado a llevarlo a cabo hasta el fin, después tendría que cancelar a Bast, como anticipadamente habían quedado en acuerdo por medio de un pacto, así que con el pobre contenido en su bolsillo y la promesa de entregarle dos panes dulces después, el trato quedó cerrado.

El peleador vengativo

Al retirarse el hijo del panadero, entra el otro niño que estaba esperando y cuando Bast observó que se acercaba se imaginó como si viera una tormenta, tenía la mirada irritable, llenos de rabia y anhelos de venganza. Se observaba sentimientos fuertes para su corta edad y entonces el niño le dijo de forma rabiosa, que había observado a su hermano besando a la niña que le gustaba y que sentía que él lo había traicionado, pues él le había confesado de forma sincera sus sentimientos por la niña, y a él no le interesó, besándose con su amor platónico.

Entonces Bast lo observa seriamente y le dice “¿Qué es lo que deseas hacer?”  y él responde “quiero vengarme, pero no encuentro como hacerlo”. Luego Bast le dice un plan, que al parecer era inofensivo, sin embargo le iba a brindar la oportunidad al niño de sentir que se vengaría de su hermano por haber besado a su amor platónico y aunque al principio le parecía un poco inofensivo, porque para él la falta era mayor, sin embargo después de la explicación pensó que era suficiente para satisfacer su deseo de venganza.

El plan inofensivo

El inofensivo plan trataba en orinar en sus zapatos, para que el olor quedará en lo pies y por supuesto se impregnará ese mal olor durante tres días, lo que originaría la burla de sus amigos y el rechazo hacía él de la niña en cuestión. Al momento de cancelar le dibujó a Bast un mapa, ubicando la dirección donde se encontraba una colmena silvestre, cosa que fue del agrado de nuestro joven amigo.

También le dejó la dirección en donde los vecinos del pueblo tenían su alambique con lo cual quedó saldada la cuenta de su deuda completamente. Este niño le comentó a Bast que un muchacho de nombre Rike, quería verlo y el cual era el mismo joven que lo había ido a buscar a la posada, pero se le notaba que estaba negado a verlo y al final le envió un mensaje de que no iba hablar con él.

Un escondite para el libro, apartado del árbol Relámpago

Bast al ver que no quedaban más niños esperando para consultarle sus problemas, se levantó y caminó sin rumbo, iba acompañado solo de sus pensamientos y se sentía libre de hacer lo que le provocará, así que lo que hizo, fue comer frutas y beber agua del río, en donde dejar oculto su amado tesoro.

Después de hacer esto, y metido completamente en sus pensamientos, continúo su camino, con la fuerza que lo caracteriza observando y disfrutando de un sabroso clima cálido, pero no mucho,  fresco y tranquilo, ya que no había llovido en mucho tiempo.

Al seguir su camino observó a un grupo de ovejas que estaban buscando comida, pues la falta de la lluvia hacía difícil poder encontrar un buen lugar. Luego entre montañas que rodeaban el valle, había una mujer joven y bella, era la que llevaba al grupo de ovejas a pastar, y como para ella era necesario estar pendiente de sus ovejas se sentó bajo la sombra a descansar.

Bast la vio inmediatamente y se fue acercando a ella utilizando su gracia y encanto, era algo impresionante la belleza de la chica y ella al ver que se acercaba con una flauta no le quedó más remedio que escuchar la tornada musical del Bast y aunque quería hacerlo pensar que lo importaba.

Sin embargo lo que sentía era lo contrarío, Bast intento llamar la atención de la hermosa joven y al caminar un poco más cerca tropezó y esto fue lo que hizo que a ella le llamará la atención.  Ella veía los pasos que se acercaban a ella y aunque era difícil sonreír al mismo tiempo que se toca la flauta nuestro ingenioso Bast logró llamar la atención por completo de la preciosa muchacha.

El-árbol-del-Relámpago-3
Crónicas del asesino de Reyes

El encuentro con Kostrel

Al pasar un tiempo largo, Bast vuelve de nuevo al árbol del Relámpago, y al llegar se da cuenta que no se encontraba ningún niño que lo estuviera esperando con la intención de que él lo aconsejara para enfrentar sus situaciones diarias, lo cual provocó una respiración tranquila como quien va a descansar luego de un trabajo fuerte. Realizó un círculo alrededor del árbol, se recostó e inmediatamente se quedó dormido.

Pasó aproximadamente una hora después para despertarse, ya que se aproximaba un visitante que tenía por nombre Kostrel y a Bast le agradaba que hubiera venido a verlo. Kostrel le comentó que sabía donde una linda chica a la que Bast conocía solía ir a bañarse; sin embargo le ofrece hacer un trato, le dijo que compartiría esta información  si Bast le contestaba de forma clara, precisa, sincera y sin rodeos tres preguntas que tenía en mente.

Antes de concretar el trato Bast le comenta que está prohibido preguntar sobre el jefe, ya que el mismo había depositado una confianza en él, a lo que Kostrel  contesta que solo había una cosa que le importaba y era que él respondiera solo con la verdad.

De forma sabía continuaron con su trato, en cierto modo, Bast le agradaba la inteligencia del joven, ya que la curiosidad que tenía superaba en gran manera a la de los otros que conocía, ea sabio y quería conocer de cosas que Bast pensaba o sabía y algunas veces compartía.

Al final cierran el trato, y Bast se recostó para oír lo que el muchacho tenía en mente a lo que el chico respondió…¡Quiero saber sobre los fae! solo cuéntame para saber la verdad de esto a detalle.

Los Fae

Cuando Kostrel dijo esta palabras, Bast sintió como un fuerte aire frío que le tocaba el estomago, era como si sus entrañas se convirtieran de repente en un amasijo de hierro y se quedó como sin saliva un segundo. Sin embargo Bast logró disimular, mostrando no lo que sentía realmente; sino fingiendo pereza, letargo y hasta una cara fastidio y procedió a responder a las palabras de su amigo.

Kostrel le explica, que le realiza esa pregunta a él, ya que no era del pueblo, y durante el tiempo que lo había conocido había notado que conocía de muchas cosas y que él no era como los demás. Bast se apresura a respirar simulando que nada sucedió, y le dijo que le hiciera una pregunta concreta.

El reino de los fata

El mundo de las criaturas fae y otros subgrupos de criaturas salvajes misteriosos y que tiene poderes sobrenaturales, es lo que llaman el reino de los fata, en donde se experimenta una realidad que no tienen nada que ver con las leyes físicas de esta tierra, en donde los seres fantásticos se vuelven realidad y su vida la viven según los deseos de su corazón y hay mucho más que contar.

Aves y abejas

Había pasado la mañana y Bast estaba preocupado por todo lo que debía y deseaba hacer, dos cosas que tenían una relación entre sí, la tarde pasa entre aves y abejas. Sin quitarse de la preocupación de encontrar a Riky, Bast regreso al árbol del Relámpago, tratando de que sus pensamientos se ordenarán.

Riky llega al árbol del Relámpago

Bast observó que no habían niños esperando por él y de repente escucha un silbido y algo retirado de donde se encontraba vio mover una figura y ¿Sabes quién era? Pues nada más y nada menos que Rike, el cual era un poco mayor comparado con los otros niños, contaba con un poco más de 12 años, era alto y bastante delgado, tenía una piel quemada por el sol, ropa desgastada y sucia y con un mal olor.

Bast le da un saludo al igual que hacía con los demás niños; aunque su tono era diferente, no se alegró al verlo, de hecho ni quería hablarle. Al observar a Rike, se notaba amargura en su voz y en su mirada, le entregó el libro a Bast y le comentó, la verdad yo no quería robarlo, solo quería tener la oportunidad de hablarle a lo que Bast respondió,” tú rompiste las reglas”.

Rike duró un rato rogando para que él lo atendiera, pero Bast no quería escucharlo, sin embargo al final Bast sintió algo en su cuerpo al verlo llorar y temblar en una mezcla entre rabia y miedo y entonces decide escucharlo y luego el niño tomó aire y le dijo, ¡quiero es que te deshagas de mi papá!, ya que su padre era un hombre borracho y despreciable y muchas otras cosas más.

El niño le expresó, que si quisiera lo hiciera el mismo, pero que no era correcto y que luego no podría ver a su madre a los ojos, pero que quería hacerlo porque no aguantaba todo el sufrimiento que él, su madre y sus hermanos estaban pasando por culpa de su papá.

Bast después de calmarlo le dijo y qué es exactamente lo que quieres que se muera o que se vaya? Lo que deseo es que se vaya, pero que no vuelva más. Bast después de pensar un poco le respondió, yo puedo hacerlo, pero te costará mucho, así que piensa cuánto quieres esto, a lo que el niño pensativo mostró una cara de que el trato estaba hecho.

Si este post fue de tu agrado a que conozcas las mejores razones que tienes para leer los libros del autor famoso en obras literarias Rick Riordan, el cuenta con una variedad de libros que son de sumo interés para todo tipo de público, entra ya y descubre cuáles son.

Finalizó el día

Muchas cosas más acontecieron durante este día, pero vamos directo al final para ver en que queda este relato. Después de que Bast atendió durante el día a muchas personas más, les aconsejó, les ayudo a cada uno en sus diferentes situaciones, faltando relatar: flores de agua, la destilería de Martin, vuelve Rike al árbol del relámpago, la madre de Rike, otra ronda de preguntas en el árbol del relámpago, lecciones y camino a la posada, nos vamos directo al final para saber cómo terminó esta historia.

Cuando finalizó el día, todos los clientes ya se habían ido, se sintió una tranquilidad en la posada, el día ya estaba por concluir y Reshi y Bast se sentaron en la cocina para disponerse a cenar, para terminar todo durante su día, esto fue  para el aprendiz y el maestro toda una fiesta.

Reshi le pregunta a Bast que le contará que había hecho durante el día, a lo que Bast con una gran sonrisa, le responde que había encontrado el lugar donde se baña Amberlee, él tenía mucha emoción al hablarle de estas cosas y Reshi ni siquiera sabía de cuál de las jóvenes del pueblo le hablaba. Mientras que Bast decía con una enorme sonrisa ¡Es preciosa!.

Después de mucho intercambio de palabras hubo un rato de silencio que fue incomodo para Bast, pero que para el posadero era agradable y necesario y luego se cuentan otras cosas más y de repente algo desvía la mirada de Reshi, quien le pregunta a Bast por su herida de la mano, y en donde Bast pensó mucho para responder, porque a este posadero realmente era difícil poder mentirle.

Bast le responde que se cayó de un árbol, y esta no era una mentira total para su amigo; Ya que ciertamente se cayó de un árbol; pero en un tiempo diferente. El posadero le dice que por favor tenga mucho cuidado y le sugiere que como tiene mucho tiempo libre, lo dedique al estudio para que mejore su educación, lo cual fue dicho por el posadero con mucha autoridad.

Bast reacciona de una manera infantil, mostrando enojo, ya que no creía justo que su maestro pensará que su tiempo no lo estaba aprovechando y entonces le dice a Reshi que el día de hoy había aprendido muchas cosas, como la señora Williams la madre de Rike, tenía un panal de abejas y que había atrapado a la reina madre avispa.

(Visited 219 times, 4 visits today)

Deja un comentario