¿Se puede congelar la levadura fresca? ¡Todos los detalles!

Comparte este artículo

Si te preguntas si se puede congelar la levadura fresca pues estás en el lugar indicado, en este artículo te mostraremos detalladamente como lograrlo.

se-puede-congelar-la-levadura-fresca-2

Se puede congelar la levadura fresca

Muchos se preguntan si es posible congelar la levadura fresca, la verdad es que este tipo de levaduras es la más escogida entre los profesionales de la panadería, ya que da más gas que la seca y por esta razón aumentan el tamaño de sus preparados.

Sin embargo, por ser de menor duración que la deshidratada las personas tienden a pensar mucho si vale la pena adquirirla o no.

Es por eso que surge la interrogante ¿si congelo la levadura fresca se puede prolongar su duración? Pues sí, aunque para ello es necesario utilizar una técnica específica, en este artículo te presentaremos paso a paso, como conservarla así como los alcances que tiene el uso de la misma.

Cómo todo lo que hacemos en la cocina tiene su técnica, con la levadura una vez que aprendes a trabajarla podrás utilizarla sin ningún inconveniente las veces que la necesites.

¿Cómo congelar la levadura?

Si compraste levadura más de la que necesitabas o compraste suficiente para varias recetas, lo mejor es que la congeles para que la misma se conserve durante mayor tiempo. El máximo tiempo de su conservación es de dos meses, más de allí puede perder toda su esencia, es posible que ante de los dos meses pierda su propiedad debido al congelado, aunque éste le de un poco más de vida para su uso.

  • Observa su fecha de vencimiento, si esta fecha pasó o está por vencerse no se puede congelar.
  • Corta en trozos pequeños, esto permite que cuando la vayas a usar tomes solamente la necesaria, además que le evitas los cambios de temperatura, cosa que podría dañarla.
  • Envuelve bien la levadura en papel especial para ser congelada, cuida que quede bien sellada,  y quede lugar para que no se ponga húmeda .
  • Coloca cada pedazo en un envase plástico con tapa o una bolsa con cierre, esto permite que cierre herméticamente y garantiza su conservación.
  • Identifica el envase con la fecha de vencimiento que te aporta el empaque original, la fecha en la que tu la estás congelando y el nombre del producto.
  • Guarda el envase o el empaque en el congelador.
  • Recuerda  paso a paso lo que se te específica, pues si lo haces bien y no cometes ningún error, te convertirás en un experto en el manejo de la levadura fresca.

Si deseas conocer acerca un producto que pueda utilizar la levadura te invito a seguir el enlace Pan canilla venezolano

se-puede-congelar-la-levadura-fresca-3

¿Cómo descongelar la levadura?

Muchas personas la utilizan sobre los productos sin descongelar, pero lo más  recomendable es hacerlo para darle mejor uso.

  • Cambia la levadura de sitio, del congelador muévela al refrigerador, así evitarás cambios bruscos que puedan dañarla.
  • Permite que la levadura se descogele sola, poco a poco, para que no sufra cambios drásticos de temperatura, se descongela dependiendo del tamaño que le diste a los cuadros antes de guardarla.
  • Luego que esté descogelada la puedes sacar de la nevera y secar toda el agua que botó, hasta dejar el recipiente completamente seco y la levadura escurrida.
  • Usa la levadura para lo que la necesites, pero debe ser precisamente al sacarla de la nevera, no la puedes dejar tanto rato a temperatura ambiente, pues corres el riesgo de que pierda sus propiedades.

Como complemento de este artículo te invito a observar el siguiente contenido audiovisual.

¿De qué manera conservarla?

La levadura fresca sin utilizar, tiene un tiempo de duración de dos meses, una vez que la sacas del empaque su tiempo disminuye a dos semanas y pierde más rápido su leudante, a través de este post te mostraremos los pasos a seguir para su conservación, una vez que la has utilizado en alguna otra receta.

  • La levadura debe ser cortada en bloques o trozos pequeños.
  • Introdúcelas en un envase de plástico o un empaque que puedas colocar en el congelador, así no la vayas a congelar en el momento. El envase debe tener su tapa y la bolsa su forma de quedar bien cerrada
  • Cierra bien el envase o empaque escogido. Procura que sólo le quede espacio necesario para su ventilación.
  • Luego elabora una etiqueta donde reflejes la fecha de vencimiento original que aparece en el empaque, la fecha en la que tú lo estás guardando, el nombre y coloca la etiqueta al envase o empaque.
  • Dale uso lo más pronto posible, recuerda que la levadura fresca pierde muy rápido su eficiencia.
  • Evita los cambios de temperatura de manera brusca, esto podría dañarla.

Como complemento de este artículo te invito a observar el siguiente contenido audiovisual.

Forma saber si la levadura está buena

  • Coloca a calentar un poquito de agua hasta que quede tibia.
  • Toma dos dedos de agua y colócalos en un vaso con un poquito de azúcar.
  • Una vez realizados estos pasos, toma un poco de levadura, uno de los cuadros en la que la dividiste, disuelvela y colócala en el vaso.
  • Deja pasar unos 5 minutos.
  • Si la levadura aún está activa hará espuma y podrás utilizarla para leudar, si por el contrario no sucede nada, ya no sirve, ni posee propiedades, debes desecharla toda.

¿La levadura fresca vencida tiene utilidad?

Si la fecha de vencimiento no ha pasado más de tres días puedes utilizar la levadura, pero para ello debes verificar primero si está buena, utilizando el tips que se te dio en el punto anterior. Si haces la prueba y hace espuma está lista todavía para ser utilizada.

La levadura vencida puede responder de dos formas: Perder parte del leudante y actuar lentamente o no activar absolutamente nada, es decir, quedar inservible. Si después que la pruebas todavía puede leudar tardará un poco en hacer su efecto y tendrás que utilizar más de la necesaria; por lo que si la habías distribuido para recetas específicas no podrás utilizarla de esa manera.

¿Qué recetas puedes hacer con la levadura fresca?

  • Pan blanco.
  • Pan de leche.
  • Masa para pizza.
  • Media luna de manteca.
  • Rosquillas.
  • Tortas.
  • Pan de hamburguesas.
  • Pan integral.
  • Bollos de pan.
  • Tarta de chocolate.
  • Pan de molde con semilla.
  • Dulces. Otros.

La levadura fresca nos da la posibilidad de preparar innumerables platillos exquisitos, sólo hay que saber dar uso a la levadura y manos a la obra.

Para las personas que les encanta trabajar con panes y dulces aprovecharán al máximo las propiedades que les brinda la levadura, al comprender y aprender que se puede congelar la levadura fresca para alargar su vida. Finalmente, si no tienes levadura en casa, puedes sustituirla. Para ello, te invitamos a leer ¿Cómo sustituir la levadura?

(Visited 43 times, 1 visits today)

Deja un comentario