Cebolla caramelizada ¡Aprende a prepararla paso a paso!

Comparte este artículo

La cebolla caramelizada una excelente guarnición para nuestras comidas. Te recomendamos la exquisita receta para realizar la deliciosa cebolla caramelizada. En este artículo te enseñaremos ¿Cómo hacerlas en pocos pasos?

cebolla-caramelizada2

Cebolla caramelizada

Caramelizar ciertos alimentos es una técnica culinaria que se utiliza para darle un toque dulce a nuestras comidas y una textura diferente.

Uno de los alimentos que más se utiliza en el mundo de la cocina para ser caramelizado es la cebolla. Esto por ser un alimento básico en toda cocina, económico y que por su gran sabor, combina prácticamente con cualquier otra preparación.

Es perfecta para incorporar a una ensalada, en una hamburguesa, en un sándwich y hasta para  equilibrar un poco los sabores de la carne y el pescado. La cebolla caramelizada es un buen acompañante para cualquier tipo de carne. Por ello, te invitamos a que ingreses al siguiente enlace para que hagas un excelente estofado de ternera

Si aún te preguntas ¿cómo hacer cebolla caramelizada? No te preocupes porque realmente es un técnica bastante sencilla se hacer.

Es por eso que no dudes en practicar está técnica que con la temperatura adecuada, tiempos de cocción aquí dados y con los ingredientes necesarios, la cebolla caramelizada se volverá una aliada en tu cocina.

Receta cebolla caramelizada

La receta que a continuación te detallo está calculada para una guarnición para seis u ocho personas aproximadamente. Puedes agregar más o menos cantidad según tus necesidades.

cebolla-caramelizada3

También dependiendo para qué utilizaremos las cebollas caramelizadas, podrás variar el tamaño de la misma. Si utilizarán la cebolla para una ensalada, te recomiendo que utilices cebollas pequeñas pero si las utilizarás para una hamburguesa, la cebolla mediana es la ideal para ti.

Los ingredientes y la preparación indiferentemente del tamaño será la misma. Para nuestro estofado de ternera utilizaremos cebollas medianas, por eso esta especificación en los ingredientes.

Ahora sin más preámbulo comencemos con la receta.

Ingredientes

1 kg de cebollas medianas

100 gr de azúcar blanca

100 ml de vinagre de manzana

1 pizca de sal

Aceite vegetal o de Olivia (cantidad necesaria para cocinar las cebollas)

Preparación

Lo primero que haremos es pelar muy bien las cebollitas y lavarlas. Las picaremos finamente en forma de juliana. Sin embargo, si deseas dejar los aritos de cebolla o picarlas en cuadritos, también puedes hacerlo. Lo importante es que sea un corte parejo para que se cocinen perfectamente y al mismo tiempo.

Luego calentaremos muy bien el sartén a fuego medio sin el aceite. Una vez caliente el sartén echaremos el aceite y colocaremos las cebollas para que se cocinen muy bien e incorporaremos la pizca de sal para que comience a sudar la cebolla.

Este proceso nos permitirá que la cebolla bote su líquido, permitiendo que se cocinen junto con el aceite, sin que se sofrían. Quedando con una textura suave y perfecta para las cebollas caramelizadas.

Iremos revolviendo las cebollas en el sartén para que se cocinen por igual y que no se quemen. Esto lo haremos hasta que reduzcan su tamaño a la mitad y cambie su color de blanco a transparente.

Cuando veamos que la cebolla se encuentra transparente y haya reducido su tamaño, es cuando agregaremos el azúcar para que comiencen la caramelizarían de nuestra cebolla, que no es más que el proceso de oxidación del azúcar sobre un alimento.

Cocinaremos las cebollas con el azúcar por unos 10 a 15 minutos, revolviendo constantemente. Esto es vital que lo hagamos porque una vez que incorporamos el azúcar y esta comience a caramelizarse, podría llegar a pegarse en el sartén si es que no lo revolvemos.

Pasado ese tiempo incorporaremos el vinagre de manzana y dejaremos cocinar por lo menos 30 o 45 minutos y bajaremos el fuego para que se caramelicen perfectamente las cebollas sin que se queme el azúcar.

Cada 5 minutos aproximadamente debemos revolver la preparación, para evitar como ya lo he mencionado, que se pegue o queme nuestra preparación.

Para saber que nuestras cebollas caramelizadas están listas, veremos cómo redujo aún más su tamaño y el agua tanto de la cebolla como la del vinagre se evaporo. Dejando solo en el sartén el caramelo que se formó con el azúcar y el tiempo de cocción.

Retiramos del fuego y colocamos nuestra cebolla caramelizada en un bol hasta ser incorporada en nuestra receta de estofado de ternera.

También la podemos conservar en un bol hermético de vidrio y una vez enfriada a temperatura ambiente, conservaremos en la nevera hasta una próxima preparación.

Si deseas también puedes utilizar miel, azúcar moreno o panela de papelón para caramelizar tus cebollas o cualquier otro vegetal de tu preferencia. El proceso es el mismo y cómo pudiste observar es realmente sencillo de realizar.

Cebollas caramelizadas sin azúcar

La cebolla es un alimento que realmente es uno de los favoritos en los platos a nivel mundial. Se caracteriza por tener un sabor ácido, dulce y a veces hasta picante.

Existe gran diversidad de este vegetal, no solo en sus tamaños, sino en su color y texturas. La cebolla también aporta vitaminas y minerales, que nuestro cuerpo requiere para mantenerse bien alimentado. Entre los que podemos mencionar: Magnesio, Vitamina C, Potasio, Ácido Fólico, Vitamina B1, Fósforo y más.

También la cebolla contiene su azúcar natural por lo que podremos caramelizarla sin necesidad de agregar ningún tipo de endulzante.

A continuación te detallo el paso a paso si por alguna enfermedad o gustos no deseas incorporar algún endulzante a la preparación.

Ingredientes

1 kg de cebolla medianas

Aceite vegetal o de oliva (cantidad necesaria para cocinar la cebolla)

1 pizca de sal

Agua suficiente para ayudar a caramelizar la cebolla.

Preparación

Al igual que el paso anterior pelaremos y lavaremos muy bien nuestra cebolla. Posteriormente la picaremos en forma de juliana, haciendo cortes similares para su cocción.

En un sartén caliente agregaremos la cantidad suficiente de aceite para poder cocinar nuestras cebollas. Incorporaremos las cebollas en julianas y le agregaremos la sal, para que saquen el líquido que contienen, incluyendo su azúcar natural. Todo esto lo haremos a un fuego medio.

Cuando veamos que la cebolla esta blanda y redujo su tamaño, es momento de ir agregando poco a poco el agua, revolviendo constantemente para que no se quemen. Es el momento de bajar el fuego para que se caramelice perfectamente.

Cada vez que observemos que el agua se ha reducido, agregaremos un poco más, revolviendo constantemente. Observaremos como nuestra cebolla empieza a cambiar de color transparente a un color marrón clarito, típico de la caramelización.

Sabremos que esta lista cuando tome ese color marrón, tenga un brillo típico del azúcar y su jugo se encuentre con una consistencia un poco espesa.

Es el momento de retirar la cebolla del sartén y dejar reposar para agregar a nuestra comida o al igual que la receta anterior, guardar en un frasco de vidrio en la nevera hasta que la vayamos a utilizar.

También puedes caramelizar otros vegetales de tu preferencia o incluso frutas como el cambur. Con este proceso, brindaremos una nueva experiencia de sabor a nuestra cocina que nuestros invitados y nuestro paladar agradecerán.

La cebolla caramelizada sin duda es una de las recetas que cambia el sabor de cualquier preparación, brindando una nueva experiencia de sabor a una receta tradicional.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Deja un comentario