Balance general de una empresa y sus objetivos

Comparte este artículo

Entérate a través de este post toda la información procedente a ¿Qué es el balance general de una empresa y cuáles son sus características? ¡Explicación detallada!

balance-general-de-una-empresa 1

Balance general de una empresa

El balance general de  una empresa o estado de situación financiera es un reporte de las organizaciones con el fin de reflejar la situación real de la empresa. En muchos casos se puede considerar una fotografía de todo lo que corresponde financieramente a la organización.

El balance general de una empresa está conformado por un conjunto de cuentas que se clasifica en activo, pasivo y patrimonio. Este informe financiero permite que los accionistas o próximos inversionistas puedan ver el comportamiento de las cuentas reales de la compañía.

Por lo general este informe se muestra en un periodo anual donde en las reuniones de asambleísta se muestra la realidad de la organización. De igual manera se puede pedir para evaluaciones completa de manera mensual, bimensual o trimestral, lo importante es ejecutarlo para conocer las bondades y las acciones que debemos de tomar en momentos determinados.

Es importante entender que el balance general de una empresa y los demás estados financieros son fundamentales y necesarios para entender que estrategias, precios o inversiones tenemos que tomar en cuenta para que logramos tener el rendimiento que esperamos. Por otro lado los estados financieros cambiaran dependiendo de la actividad o rubro en el que trabajemos, si es una empresa que se destina a la compra y venta o de servios este artículo te guiara de una manera detallada, pero si tu organziación es mucho más estructura y se dedica a la creacion o fabricación de algún producto te invitamos a que ingreses al siguiente enlace importancia de la Contabilidad de Costos

Es importante destacar que el balance general de una empresa se alimenta del estado de situación financiera o estado de ganancias y pérdidas donde se demuestra las utilidades o pérdidas que se generaron dentro de la compañía en un periodo de tiempo establecido, específicamente en el patrimonio de la compañía.

Cabe destacar que contablemente eran aceptadas las Normas Internacionales de Contabilidad como forma de presentación de los estados financieros. Sin embargo, desde la entrada de vigencia de las Normas Internacionales de Información Financiera, estos informes han tenido variaciones al momento de presentar estos estados.

Para entender un poco más la diferencia entre las NIIF y las NIC te dejamos el sigueinte vídeo

En resumen el balance general de una empresa nos permite como accionistas, dueños o inversionistas, conocer de manera completa y global el estado financiero y patrimonial de la compañía. Por lo que nos puede mostrar si la organización esta obteniendo el rendimiento que se espera tener o que se haya planificado.

Estructura del Balance General de una empresa

Como ya hemos destacado en distintas oportunidades el balance general de una empresa esta conformado por cuentas reales que se dividen en activo, pasivo y patrimonio. A continuación te explicaremos cada una de estas partes:

Activo del Balance General de una empresa

Los activos en un balance general en una empresa se definen como los recursos, valores que posee una compañía. Estos activos pueden ser bienes muebles, infraestructuras, vehículos, terrenos, equipos, sistemas informáticos. Pero en los activos también se incluyen esas facturas por los cuales tenemos derecho a cobro de las distintas facturas o pagares entregados a nuestros clientes.

Entre los activos también podemos mencionar podemos mencionar e incluir los distintos títulos, bonos o inversiones que tengamos a  nombre de la persona jurídica, es decir las empresas, compañías, corporaciones.

En el activo que se muestra en el balance general de una empresa encontraremos los recursos que nos permitan tener liquidez no a corto plazo pero si en un tiempo determinado que nos permita establecer una rentabilidad. En este artículo te vamos a presentar tanto la presentación de las NIIF como de las NIC para que tengamos un conocimiento mucho más general.

balance-general-de-una-empresa 2

Activo bajo las NIIF

Los activos dentro de un balance general de una empresa, presentado bajo las NIIF se dividen en activos corrientes y no corrientes.

Activos corrientes

Los activos corrientes dentro de un balance general en una empresa se definen como todos aquellos bienes y distintos derechos que poseemos como organización comercial. Estos bienes y derechos tienen la capacidad de ser valorados a nivel monetario, patentes cuentas por cobrar entre otros.

Cabe destacar que este grupo de cuentas se conocían anteriormente bajo las Normas de Internacionales de Contabilidad como el activo circulante. Estas cuentas se modificaron bajo las Normas Internaciones de Información Financiera (NIIF) y reciben el nombre de activos corrientes.

Es importante entender que para que una cuenta se clasifique como un activo corriente debe cumplir con las siguientes características:

  • Los activos se deben poder vender o consumir por medio del ciclo normal de la operación.
  • Los activos corrientes dentro del balance general de una empresa nos deben permitir mantener el activo con la finalidad de poder establecer distintos tipos de negociación.
  • El activo corriente debe ser caracterizado por la capacidad de volverse efectivo o por la no utilización de restricciones por intercambios por cuentas de pasivo.

Cuando vemos un ejemplo de balance general de una empresa nos percatamos que el mejor ejemplo para clasificar y entender estas cuentas es el dinero que tenemos en caja o en las cuentas bancarias.

balance-general-de-una-empresa 3

Activos no corrientes

Por su parte los activos no corrientes se definen como los bienes que tenemos con la finalidad de que perduren dentro de la organización y que podamos a llegue a tener liquidez al momento de la compra.

Entres las características más importantes podemos denotar que los activos no corrientes son una pieza fundamental a largo plazo, con la capacidad de lograr liquidez en un momento determinado. Estos activos debemos recordar que se centran en la operatividad de la organización y que al momento de su adquisición no se pensaba en destinarlos para venta.

Al momento de adquirir estos activos para nuestras organizaciones, compañías o empresas la idea principal es mantenerlos dentro de nuestros sistemas operativos por un largo tiempo. Cabe destacar que el valor de estos activos dentro de un balance general de una empresa lo vamos a registrar bajo el valor nominal, esto significa que será tomado en consideración el valor de adquisición.

Para lograr que los activos estén dentro de la clasificación de activos no corrientes debemos tomar en consideración alguna de las características que mencionaremos a continuación:

  • Las inversiones que realicemos deben ser consideradas a largo plazo como acciones y distintos aportes de capital.
  • Estos activos son considerados como elementos inmovilizados dentro de las organizaciones, en esta categoría entran los equipos de oficina o de trabajo, terrenos, entre otros.
  • Por último estos activos no corrientes pueden ser caracterizados por ser activos completamente intangibles que suelen ser identificados como derechos de propiedad, patente o derechos intelectual.

Activo bajo las NIC

Los activos que se manejan debajo de las Normas Internacionales de Contabilidad, son los mismos que en las NIIF, solo cambia su manera de ser presentados. Ya que se ordenan o clasifican dependiendo de la capacidad de conversión en liquidez que tenga.

Circulante

Son los activos, derechos o bienes que podemos convertirlos rápidamente en efectivo dentro de un lapso de tiempo sumamente corto, por lo general menos de un año o antes del cierre del ejercicio fiscal.

Dentro de la clasificación del activo circulante de un balance general de una empresa presentado bajo las Normas Internacionales de Contabilidad tenemos Caja, Cuentas por Cobrar, Bancos, Inventarios, entre otros.

Fijo

Un activo fijo dentro del balance de una empresa se define como el bien que tiene la compañía ya sea intangible o intangible. Son esos activos que necesitamos para la operatividad de la compañía y que no hemos destinado para la venta, dentro de este rubro encontramos equipos tecnológicos, maquinas, vehículos, terrenos, edificios, entre otros

Diferidos

Este rubro es bien característico ya que no son activos o bienes que nos pertenezcan sino más bien apartados que se crean por la operatividad de la compañía. Son aquellos gastos o costos que establecidos o que hemos pago por anticipado como seguros pagados por anticipo, arrendamientos, depósitos de alquiler, entre otros.

Criterios para establecer el valor de los activos

Como ya hemos establecidos los activos nos suponen beneficios para la compañía los cuales pueden materializase en distintos lapsos de tiempo. Lo importante es que logremos establecer el buen funcionamiento y, rendimiento liquidez y viabilidad que nos pueden beneficiar para nuestra organización.

Es por eso que los activos se pueden clasificar en distintos criterios, los cuales son:

  • Costo histórico: es el valor que se le asigna a los distintos bienes con la finalidad de tener un cierto arraigo dentro dela organización. Es importante entender que aunque en el coste real no sea igual al coste histórico se debe asignar el último por razones tradicionales.
  • Costos de venta: se refiere al valor que le asignaremos al activo del balance general de una empresa si necesitamos venderlo. En este valor debemos tomar en consideración factores como años de uso, valor del mercado y la ganancia que queremos obtener.
  • Costo de amortización: se refiere al valor que se ha ido desgastando el bien. Generalmente para calcular este valor simplemente se divide el valor histórico entre la cantidad del tiempo en el cual el bien se plantea tenerlo como activo de la organización.
  • Valor neto: en este punto nos referimos al costo que tiene el activo luego de haber pagado impuestos, amortizaciones, proveedores, gastos, entre otros.

Pasivo del Balance General de una empresa

El pasivo es lo opuesto a la definición de los activos de una compañía. Son las obligaciones o deudas que las organizaciones adquieren por la actividad normal que tienen. Una definición más técnica sería que el pasivo que se encuentra dentro del balance general de una empresa es el capital financiero donde se originan la fuente financiera ajena.

En esta clasificación del balance general de una empresa encontraremos las deudas a mediano, corto y largo plazo. Las cuales al igual que el activo se clasifican dependiendo del tiempo de pago que tenemos con ellas.

Es importante destacar que cuando un pasivo aumenta el balance general de una empresa debe reconocer el aumento del activo, esto se evidencia de igual forma si baja el pasivo ya que se traduce como un gasto financiero.

Es importante entender que los pasivos a corto plazo determinar la viabilidad del negocio, ya que si tenemos un pasivo sumamente alto y contamos con un flujo de efectivo corto nos encontraremos con la necesidad de financiarnos, lo que se traduce como que operativamente no estamos generando lo suficiente para cubrir nuestras obligaciones.

Pasivo bajo las NIIF

Al igual que el activo el pasivo del balance general de una empresa presentado bajo las Normas Internacionales de Información Financiera  (NIIF) se clasifican en corriente y no corriente:

Pasivo Corriente

El pasivo corriente dentro del balance de una empresa es el que engloba las deudas que podamos tener a corto plazo o las obligaciones que tenemos en periodo de tiene menos a un año.

El pasivo corriente se define como la fuente de financiación que tiene la compañía ya que puede por medio de préstamos que hemos solicitado como organización a distintas entes financieros.

Según el plan general de contabilidad o el plan de cuentas que maneja la organización el pasivo corriente dentro del balance general de una empresa va a estar comprendido por pasivos que estén vinculados a activos no corrientes que sean destinado a la ventas, cuentas por pagar tanto de servicios como de proveedores, acreedores comerciales, entre otros.

Como hemos destacado estas obligaciones deben ser abandonadas o canceladas en un plazo de menos de un año por medio de los recursos que dispongamos en el activo corriente del balance general de una empresa.

Estas obligaciones deben ser canceladas sin importar el origen que tenga o como se hayan contraído cada una de estas obligaciones con el fin de cancelar cada una de ellas.

Pasivo no corriente

El pasivo no corriente dentro del balance general de una empresa se define como las deudas que tenemos que cancelar en un periodo mayor a un año, lo que se refiere que aunque no debemos cancelar la deuda original dentro de este año por lo general si debemos cancelar los intereses que están casados a ella.

Una de las diferencias más importantes que encontramos entre el pasivo corriente y no corriente de una organización es que el segundo lo podemos utilizar como negociación con los accionistas para lograr una fuerza de capital o de financiación ventajosa por si lo llegaran a utilizar o solicitar los distintos entes bancarios.

Entre los elementos que se pueden establecer o que constituyen el pasivo no corriente nos encontramos provisiones a largo plazo, deudas a largo plazo o deudas con distintas organizaciones empresariales, pasivos que son creados por impuestos cancelados adelantado, entre otros.

Entre los beneficios que podemos encontrar dentro del pasivo no corriente del balance general de una empresa podemos nombrar que este pasivo nos aporta una liquidez a la compañía que nos permite generar nuevas inversiones para acelerar planes de crecimientos organizacionales para nuestra empresa.

Pasivo bajo las NIC

Como ya hemos definido el pasivo son las obligaciones o deudas que posee cualquier compañía. Dentro de las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) se clasifican por medio de exigibilidad en el cual las deudas deben ser liquidadas.

Circulante

Estas son las deudas que contrae la compañía que son menores a un año, las obligaciones que cubran estas características son las que se consideran a corto plazo. Otra característica que cubre las obligaciones a corto plazo se muestran como la intención que existe de mantener una rotación constante.

Dentro de del pasivo circulante dentro del balance general de una empresa podemos encontrar cuentas clasificadas como obligaciones bancarias, cuentas por pagar a proveedores, cuentas por pagar a servicios, anticipos que nos hayan establecido los clientes, entre otros.

Largo plazo

Entre la clasificación que se establece el pasivo a largo plazo dentro del balance general de una empresa, es el que se define como aquellas deudas o obligaciones que fueron contraídas por la compañía y que tiene como duración de pago más de un año.

Entre las cuentas que entran dentro de este rubro al presentar un balance general de una empresa son pagares bancarios, créditos hipotecarios, entre otros.

Diferido

Por último dentro de la clasificación del pasivo diferido presentado dentro del balance general de una empresa por el cual la aplicación dentro de los resultados de un ejercicio contable. Entre las cuentas que podemos nombrar son ingresos recibidos, rembolsos, ambos recibidos por anticipo.

Patrimonio o Capital

Este es el último recurso que encontramos dentro la estructura del balance general de una empresa y se define como el lugar donde los recursos de los socios o dueños de las empresas.

Contablemente el capital es la diferencia que hay entre los activos y los pasivos. Por la naturaleza contable el patrimonio o capital social que se presenta dentro del balance general de una empresa se desglosa como las aportaciones que realizan los socios dentro de la compañía y el otro punto son cada una de las reservas o los beneficios generados y no trabajados por la compañía.

Por otra lado el patrimonio o el capital contable nos entramos que tiene estas características contables como el que no debe ser exigible, esto se refiere a que ninguno de los socios de la empresa puede solicitar la devolución de la inversión.

Otra delas características de estas cuentas es que no tiene ningún tipo de costo financiero aunque se considera una deuda que tiene la organización con cada uno de los accionistas.

Objetivos del balance general

Entre los objetivos que busca que muestre el estado de situación financiera o el balance general de una empresa es entender cuales son la naturaleza y el valor de los activos. Por otro lado entender el alcance y de donde surgieron las obligaciones que tiene la compañía.

De igual manera por medio del balance general de una empresa podemos entender si la liquidez que presentamos es insuficiente o tenemos un excedente que estamos desaprovechados.

Por otro lado nos ayuda a estudiar de manera completa y detallada la rotación de nuestros inventarios, lo cual nos mostrara el sobrante o el faltante que tenemos para ejecutar el plan de acción de ventas de la organización.

(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario