Significado e importancia de las virtudes humanas

Comparte este artículo

Las virtudes humanas son las que definen nuestra personalidad. A través de este artículo conocerás el significado e importancia de las virtudes humanas, ¿Sabes qué son? ¡No te preocupes! Aquí lo descubrirás.

virtudes-humanas 2

Virtudes humanas

Las virtudes humanas son aquellas bondades que nos definen como personas. Son las actitudes que tenemos con respecto a la vida y como cristianos nuestro ejemplo debe ser Jesús. Nuestro modelo a seguir es el Señor. Las virtudes morales, como también son conocidas, son las cualidades que nos destaca en momentos de turbulencia, alegría, tristeza o ira. Estas virtudes nos van a proporcionar el dominio y el poder de conducir nuestra vida de una manera moralmente acorde a los voluntad de Dios. Y para nosotros como cristianos debe ser el ejemplo de Cristo Jesús.

Por nuestra condición de seres humanos nuestro cuerpo vive el pecado. Esto se debe a que cuando Adán y Eva rompieron el único mandamiento que les había impuesto el Señor, nos heredaron a esta condición pecaminosa. Sólo con la muerte de Jesús en la Cruz del Calvario conseguimos la justificación que necesitábamos ante el Padre.

Romanos 3:23-24

23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,

Como cristianos sabemos que el pecado es la transgresión de la ley que Dios nos ha dictado. Lo que trae como consecuencia el dejar de vivir en la presencia del Señor. Y la única manera que tenemos de lavar nuestros pecados es presentarnos en la Cruz del Calvario y aceptar con todo nuestro corazón que el Cristo es nuestro único Salvador. Esto con el cumplimiento de cada uno de los mandamientos y la comunión constante con el Señor nos permite limpiar nuestros pecados.

virtudes-humanas 3

Es importante destacar que a cada hora, a cada instante busquemos el perdón de nuestro Señor. Recordemos que somos humanos y que las cosas que para nosotros son normales o comunes para el Señor son una aberración. Recordemos que nuestra meta es parecernos cada vez más al Señor y desechar los deseos de la carne

Mateo 5:48

48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.

Características de las virtudes humanas

Como ya hemos definido y descrito, las virtudes humanas son los rasgos positivos dentro de un ser humano. Es necesario entender que la única manera de poder fortalecer estas características es con la comunión constante con el Señor y el fortalecimiento del Espíritu Santo. Si te interesa como puedes fortalecer tú espíritu con el Señor ingresa al siguiente enlace disciplinas espirituales

Entre las características de las virtudes humanas que podemos mencionar están: la integridad, el poder, la pureza, la fuerza, la excelencia moral y la sabiduría.

Este último nos referimos a uno de los siete dones que nos ha regalo el Señor. Los cuales por medio del acercamiento constante y diario con el Dios lo vamos a desarrollar y a fortalecer. En el siguiente link encontraras cada uno de los dones del Espíritu Santo

Tipos de virtudes humanas

Cada una de las bondades que tenemos como seres humanos las podemos clasificar en las teologales y las humanas.

Virtudes teologales

Son las bondades que tiene como fin y como objeto exclusivamente a Dios. Este tipo de virtudes las vamos experimentando luego de que aceptamos al Señor en nuestras vidas, para que sea el quien las gobierne y nos muestre el camino que debemos seguir. Estas virtudes son:

Fe

El vocablo Fe. Se deriva del latín fides el cual se refiere a confianza. Cuando analizamos las Santas Escrituras, entendemos que la Fe, es la respuesta de confianza que tenemos como seres humanos para entender y aceptar el amor del Señor. Desde el comienzo Jehová a buscado la manera de que nosotros nos mantengamos bajo su sombra para poder entender y comprender el plan que tiene para cada uno de nosotros.

En el Antiguo Testamento observamos una clara definición de como la Fe tiene el divino propósito de aceptar la voluntad del Señor en nuestras vidas. Tal es el caso de Abraham quien recibió la orden de Dios y que no dudo en cumplir la voluntad del Padre:

Génesis 22:2

Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.

Esto no quiere decir que no sintamos en nuestros corazones algún tipo de angustia o temor de lo que nos pueda pasar. Esta historia nos demuestra que los que somos verdaderos cristianos del Señor confiamos en que Dios nunca nos va abandonar. Él es quien nos sustenta, nos ama y nos lleva por el camino del bien.

Génesis 22:12

12 Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.

Los que vivimos con Fe en nuestro corazón. Gozamos con la confianza que el Señor nos bendecirá con cada una de las promesas que leemos en la Biblia. El fortalecimiento de la Fe debe ser un trabajo diario, en donde la oración y la lectura de la Palabra juegan un papel determinante.

Esperanza

La esperanza es la anticipación del saber que las promesas que el Señor nos ha hecho serán cumplidas. Cuando estudiamos el Antiguo Testamento, entendemos que Dios en la única base de nuestra esperanza. A lo largo de las Santas Escrituras vemos como cada una de las promesas que el Señor hacia las iba a cumpliendo. Por lo que a nosotros como cristianos nos deja saber que las promesas para cuando legue el nuevo reino serán cumplidas.

Apocalipsis 22:13

13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.

Nosotros los cristianos vivimos en esperanza por dos razones básicas. La primera se centra específicamente en lo que Dios hizo con Cristo cuando estuvo con nosotros. Ya que por medio de la resurrección cada uno de nosotros los creyentes somos justificados ante el Padre.

1 Pedro 1:3

Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,

El segundo motivo por la cual nosotros vivimos con Fe en nuestro corazón es que el Espíritu Santo solo mora en los que realmente creen en el Señor. Gracias a la seguridad que nos da la esperanza de vivir en el Señor, nosotros los cristianos vivimos el presente con la Fe puesta en los ojos del Señor ya que tenemos la seguridad de que Dios nos guarda nuestro lugar en su santa mesa. Para entender un poco que es la esperanza para un cristiano te dejamos el siguiente vídeo:

Caridad

La caridad es una de las virtudes teologales. Ella se fundamenta en que el amor que sentimos por Dios debe ser más grande que cualquier otro y que el amor al prójimo debe ser igual al que sentimos por nosotros. Cuando hablamos que somos cristianos nuestro amor desinteresado por los demás debe de vivir constantemente en nuestro corazón para ayudar, aconsejar y escuchar al prójimo.

Romanos 5:5

y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

El objetivo de tener caridad e nuestra vida es que por medio de ella podemos, servir y ser ejemplos fieles de lo que Dios quiere con nosotros. La caridad es una virtud que va ligada muy estrechamente con la verdad y la justicia. Lo que nos hace permanecer en el camino de Dios.

1 Pedro 1:22-23

22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;

23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

virtudes humanas

Virtudes Cardinales

La vida de los que gozan de las virtudes humanas por andar en el camino del Señor son muchas. Para propósitos de entender cada una de ellas las hemos clasificado en cuatro grupos principales. Los cuales son:

Prudencia

La palabra prudencia proviene del latín prudentia la cual se refiere a la cualidad de saber actuar o hablar con cuidado de manera justa, morada y con cautela. Como cristianos debemos medir nuestras palabras sobre todo en momentos de cólera. Debemos recordar que estos sentimientos no vienen de los cielos y que pueden poner en riesgo nuestra comunión con el Señor.

El ser prudentes requiere que tengamos un buen juicio, una templanza inquebrantable y por último una sabiduría y un discernimiento que solo puede ser dado por el Padre. Por eso como cristianos debemos buscar su rostro en todo momento y en cualquier lugar.   Cuando somos prudentes somos capaces de ser cautos al momento de actuar, ya que estamos siendo completamente rectos y justos delante de cualquier acción.

Justicia

La justicia consiste en el orden que Dios procura restablecer en toda la creación. Como cristianos sabemos que nuestro Dios es justo y correcto.

La justicia para nosotros tiene dos fundamentos principales. El primero de ellos se centra en las distintas penalizaciones que conlleva el no cumplir con los mandatos establecidos por Dios Padre. La segunda base de la justicia que siente el ser humano es la medida por la que se aplican las ventajas en la sociedad incluyendo los bienes sociales.

Cuando las personas no conocen a fondo la Palabra del Señor, identifican la justicia en la Biblia con la ira del Señor. Sin embargo para los que hemos estudiado, escudriñado, analizado y entendido las Santas Escrituras entendemos que el sentido de justicia es más grande que eso. Los cuales se dividen en distintos grupos los cuales son según las Santas Escrituras son: viudas, huérfanos, extranjeros, asalariados, pobres, prisioneros, esclavos y enfermos.

Job 29:12

12 Porque yo libraba al pobre que clamaba,
Y al huérfano que carecía de ayudador.

El apóstol Pablo en su epístola para los Efesios relata lo perfecto y lo hermoso que es la de la justicia de Dios. Apartando que describe el significado de la condenación del pecado en nuestra vida. Nos describe la justicia del Padre basada en Su Gracia. Ya que consta en como entramos por medio de la Fe a la presencia del Señor.

Fortaleza

En la doctrina cristiana sabemos que la firmeza y la resistencia con la que nosotros los cristianos superamos el temor y podemos eludir el miedo. Por nuestra condición de seres humanos sentimos en distintos momentos angustia y temor en nuestro corazón.

Isaías 25:4

Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el turbión, sombra contra el calor; porque el ímpetu de los violentos es como turbión contra el muro.

Cuando somos cristianos sabemos que nuestro Señor Jesucristo nos sostiene en cualquier turbulencia. Nuestra fortaleza como cristiana es tanto física como moral por lo que nos caracterizamos por ser constante en nuestra comunión con el Señor Jesús.

Para completar te dejamos como se puede fortalecer esta virtud

Templanza

El vocablo de templanza se deriva de la palabra del latín temperantia, la cual se traduce como sobriedad y moderación. Como cristianos sabemos que una persona que se ha fortalecido en el espíritu. La templanza es la que nos permite reaccionar de manera tranquila y muy parecida a nuestro Señor Jesucristo.

La templanza es una de las virtudes humanas que nos refleja el dominio y la voluntad que nos muestra el camino que debemos seguir, el camino de Cristo, que aunque no es fácil seguir su ejemplo. Con la voluntad, la templanza y la Fe podemos conseguir parecernos a Él en todo momento.

En este sentido podemos entender que cada una de las virtudes humanas, que tratamos de desarrollar en nuestras vidas nos dota de liberta. Ya logramos someter los impulsos y los deseos de la carne con la templanza y sabiduría que solo los que vivimos en presencia del Señor pueden lograr.

La gracia del Señor en las virtudes humanas

Como ya hemos definido, nosotros los cristianos somos los que creemos con Fe y esperanza que Dios se hizo hombre y nos justifico delante del Padre por medio de la Cruz del Calvario. De igual manera sabemos que cuando tomamos la decisión de ser cristianos y entregar nuestra vida a Dios estaremos dentro de cada uno de sus mandamientos, fortaleceremos nuestro espíritu por medio de la oración, alabanza y comunión con Dios. En resumen nosotros los cristianos dejamos de ser lo que somos y nos convertimos en nuevas criaturas, para tratar de ser dignos de la justificación que Cristo nos ha dado.

2 Corintios 5:17-18

17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;

Sin embargo tenemos que tener claro que cuando decidimos ser cristianos no es solo hacer una declaración verbal. Nuestra vida, corazón, alma y mente se deben de transformar. Recordemos que Jesús es nuestro modelo a seguir y todos sabemos que estamos lejos de llegar hacer como Él. Y cuando logramos vivir en la presencia del Señor vemos como cada aspecto de nuestra vida es transformado y bendecido por la gracia del Señor.

Cuando nos referimos a la gracia del Padre es entender todo el amor, la compasión, la bondad, la misericordia que Dios tiene guardados para cada uno de nosotros. Cuando estudiamos la Biblia nos damos cuenta que el Señor desde el principio de los tiempos bendijo a distintas personas con las virtudes humanas que estamos leyendo y más. Tal es el caso de Abraham, Moisés o Jacob.

Los cuales eran hombres que eran temerosos del Señor y que por causa de esto vivían en sus leyes constantemente. Y el Señor los bendijo no solamente con cosas materiales, sino que les dio el don de la palabra, de la templanza, de la sabiduría, del entendimiento.

Uno de los grandes errores que como cristianos comentemos es que pensamos que esa conexión que existía con el Señor se ha perdido. Que la manifestación del Padre no sea tan contundente en nuestra vida como la gozaron los patriarcas del Antiguo Testamento, no quiere decir que el Padre se encuentra callado. Todo lo contrario el obra en cada momento a cada instante buscando cumplir el plan perfecto que tiene para cada uno de nosotros.

virtudes humanas

Los beneficios de las virtudes humanas

Como hemos leído los verdaderos cristianos cuando vivimos en la presencia del Señor Jesucristo experimentamos cambios en nuestra vida, tanto en lo personal como lo que exteriorizamos. A continuación te damos algunas de los beneficios de seguir a Jesús.

Alegría

La alegría es un sentimiento que nos llena como seres humanos, nos da paz y la sensación de estar tranquilo. Cuando hacemos lo que es justo y correcto ante los ojos de Dios nuestro cuerpo y espíritu se siente tranquilo de estar en la presencia del Señor.

Cuando fortalecemos nuestro espíritu en la presencia del Señor nuestro espíritu vive en alegría y tranquilidad. Eso es porque somos consientes de que el Señor nos está regalando esta oportunidad de conocerlo y formarnos para Su próximo reinado.

Esdras 3:13

13 Y no podía distinguir el pueblo el clamor de los gritos de alegría, de la voz del lloro; porque clamaba el pueblo con gran júbilo, y se oía el ruido hasta de lejos.

Amabilidad

La amabilidad es una de las virtudes humanas que van casadas directamente con la caridad. Es el preocuparse por el bienestar de cualquier otra persona con el fin de enaltecer y cuidar la creación perfecta del Señor. Como cristianos hemos escuchado que debemos amar a nuestro prójimo, esto incluye a las personas que en algún momento determinado nos ha hecho daño.

Cuando nos olvidamos de ayudar, respetar, querer y ser amables con el prójimo estamos deshonrando cada una de las enseñanzas del Señor Jesucristo en nuestras vidas. Por lo que si análisis nuestro ser y nos damos cuenta que estamos dejando esta faceta aún lado, algo estamos haciendo mal.

Las virtudes humanas nos vuelven apacibles

Nos referimos a estas virtudes humanas como el estado de tranquilidad que experimentamos estando solos. El estar solos nos permite hacer un estudio de nuestro corazón, nuestra mente y espíritu. Lo cual nos puede ayudar a reflejar las cosas que estamos haciendo bien y cuales no.

Cuando somos apacibles entendemos y aceptamos que somos hechos a imagen y semejanza del Señor. Por lo cual debemos transmitir solidaridad y paz a nuestro entorno así como lo hizo Jesús mientras estuvo con nosotros.

Proverbios 14:30

30 El corazón apacible es vida de la carne;
Mas la envidia es carcoma de los huesos.

Autodisciplina

Cuando vivimos en el espíritu y no en la carne logramos someter a los deseos terrenales y nos enfocamos en la vida con Cristo. Para ser cristianos de verdad es necesario saber que nuestra fortaleza y templanza viene de Dios Padre. Sin embargo el Señor nos exhorta hacer fuertes ante las tentaciones. Debemos recordar que somos seres humanos y que nosotros solos no podemos enfrentar el mundo espiritual.

Por eso debemos ser disciplinados con los el fortalecimiento del espíritu todos los días, en cada momento. Ya que la única manera de que logremos cada una de las cosas que nos hemos planteado como cristianos es con la ayuda y la determinación que nos da Cristo. De igual manera te dejamos el siguiente vìdeo para que entiendas mejor este punto

Las virtudes humanas nos vuelven compasivos

La palabra compasión significa entender el dolor y la tristeza de otra persona. Cuando analizamos la compasión en las Santas Escrituras nos damos cuenta que este vocablo se denota de distintas maneras a lo largo de ella.

Una de las palabras que engloban la compasión dentro de la Biblia es Chamal que traducido hace referencia a condolerse, el cual tiene que ver con perdonarle la vida a alguien o algún animal. Por otro lado conseguimos Chen el cual se refiere a gracia o carisma, el ejemplo más claro de este significado que engloba la compasión es el derramamiento del Espíritu del Señor sobre su pueblo

Zacarías 12:10

10 Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.

Otro de los vocablos que nos conseguimos en la Biblia que se refiere a la compasión es Nichum que traducido nos habla del compadecerse, consolar y confortar al más necesitado. Recordemos que como hijos del Señor debemos buscar la manera de que nuestro comportamiento sea el reflejo del Evangelio. Por eso es de suma importancia manejar correctamente  nuestro estilo de vida ya que seremos juzgados por el mundo como cristianos, no como mujeres, hombres o trabajadores.

Confianza

Cuando nos referimos a confianza es el sentimiento absoluto de certeza de que Dios obra por nosotros. La confianza para un cristiano se traduce en Fe y en como creemos que Dios es nuestra seguridad y soporte en cada turbulencia.

Los que somos verdaderamente cristianos sabemos que la confianza que llegamos a sentir por nuestro Señor es algo que es difícil describir. No importa la circunstancia en que nos encontremos el Señor siempre nos sostendrá y nos protegerá acorde a Su voluntad.

Salmos 40:4

Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza,
Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.

Las virtudes humanas nos vuelven delicados

Cuando practicamos las virtudes humanas como cristianas nos encontramos con que nuestra manera de hablar, expresarnos y desenvolvernos en el mundo se hace más delicada. Ya que tomamos en consideración que todos nosotros pertenecemos a la creación perfecta del Señor.

De igual manera caminar por la sendera de Cristo nos enseña a que tenemos que comunicarnos de la manera más acorde. Esto porque el Señor nos dejo el ejemplo de como debemos actuar ante cualquier situación.

Es importante que en momentos difíciles inclinemos nuestros rostros y busquemos a Dios para sustentar nuestra carga. Gracias a que solo Él nos puede aliviar el dolor y la pesadez que podamos sentir. Recordemos que Dios nos ama tal cual somos.

Deuteronomio 28:56

56 La tierna y la delicada entre vosotros, que nunca la planta de su pie intentaría sentar sobre la tierra, de pura delicadeza y ternura, mirará con malos ojos al marido de su seno, a su hijo, a su hija,

Fidelidad

La fidelidad que nosotros los cristianos debemos sentir es exclusivamente para el Señor. Dios nos dijo desde que le dicto los mandamientos a Moisés que es el un Dios celoso, y que solo debemos buscarlo a Él en todo momento.

Deuteronomio 5:7

No tendrás dioses ajenos delante de mí.

Es importante como creyentes del Evangelio el mantenernos firmes en las enseñanzas y doctrinas que el Padre a dictado para cada uno de nosotros. La manera más completa en la que podemos manteneros fiel al Señor es fortificando nuestro espíritu día y noche. Sabemos que lo hemos leído en repetida ocasiones en este artículo pero es de vital importancia que entendamos que es vivir en el espíritu, como lo debemos alimentar y buscar la fortaleza en él.

Apocalipsis 2:10

10 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

El ser generosos una de las virtudes humanas más importantes

Cuando hablamos de generosidad, nos recuerda mucho a la definición de caridad y de compasión. Sin embargo cuando hablamos de la generosidad nos referimos al deseo que esta en nuestra alma el compartir, el dar libremente sin esperar o cuantificar estas acciones como buenas las cuales nos abrirán las puertas el cielo. Por eso te dejamos el siguiente video para que entiendas un poco mejor porque es importante ser generosos

Recordemos que el hacer buenas acciones esperando algo a cambio no abre las puertas de los cielos. Muchos cristianos que están comenzando en la vida con el Señor tienen la falsa convicción que el cielo esta ganado por buenas obras.

Mateo 6:1-4

1 Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.

Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha,

para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Agradecidos

Esta es una de las virtudes humanas que demuestra nuestro amor, devoción y sobretodo gratitud al Señor Jesucristo. Cuando analizamos las Santas Escrituras nos damos cuenta que desde el Antiguo Testamento las personas como los salmistas o los Patriarcas. Agradecían de manera constante cada una de las cosas que el Señor nos daba.

Si leemos detenidamente los Salmos nos damos cuenta que en prácticamente cada una de las alabanzas que se expresan en ese Libro contiene agradecimiento. Hasta en el momento más duro y difícil debemos buscar y agradecer al Señor. Agradezcamos que no estamos transitando ese momento solos sino con nuestro León, nuestra Roca y el que sostiene nuestra cabeza delante de enemigos. Por eso es necesario el entender que nosotros debemos ser agradecidos con el Padre por cada una de las cosas.

Cuando hablamos de agradecimiento en los cristianos abarca prácticamente todo lo que somos. Debemos agradecer por las cosas que tenemos, nuestras familias, nuestros amigos, nuestro trabajo. No podemos olvidar agradecer por la misericordia que el Padre tiene con nosotros cada día, agradezcamos por el sacrificio que hizo Cristo en la Cruz del Calvario para poder lograr la justificación delante de Jehová.

2 Corintios 9:13-14

13 pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos;

14 asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

La honra una base para nuestras virtudes humanas

Si eres nuevo en los caminos del Señor te podrás haber dado cuenta que en muchas alabanzas o en distintas oraciones se menciona el vocablo honrar. Cuando utilizamos esa expresión nos estamos refiriendo a que sabemos que podemos contar con el Señor en cualquier momento. En este contexto, Dios le da mucha importancia a la honra, tanto así que es el primer mandamiento con promesa, honrar a nuestros padres es una ordenanza establecida por Dios.

Es una característica muy cristiana. Lamentablemente en el mundo en que estamos viviendo la palabra ha perdido valor, mientras que los cristianos lo vemos como un contrato. Y si todavía no entiendes la importancia de la Palabra te invitamos a que análisis tu relación con Dios. Recordemos que por medio de la confesión verbal de que somos creyentes del Cristo conseguimos la justificación delante del Padre.

Éxodo 20:12

12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.

Humildad

Cuando nos referimos a la definición de humildad estamos detallando a la cualidad de las personas que no tienen arrogancia, ni orgullo en su corazón para admitir que necesitamos a Dios para transitar nuestra vida en este mundo.

Cuando analizamos las Santas Escrituras nos damos cuenta que la humildad es una de las virtudes humanas que nos enseñan a ser feliz sirviendo al Señor. En el Antiguo Testamento un ejemplo claro de humildad es la necesidad que tuvo el pueblo israelí mientras estaban en el poder de Faraón. No obstante, el mejor ejemplo de humildad es cuando nuestro Señor, aun siendo Dios, se despojó a sí mismo de toda su Gloria para entregarse como sacrificio vivo para el perdón de nuestros pecados.

Deuteronomio 26: 6-7

y los egipcios nos maltrataron y nos afligieron, y pusieron sobre nosotros dura servidumbre.

Y clamamos a Jehová el Dios de nuestros padres; y Jehová oyó nuestra voz, y vio nuestra aflicción, nuestro trabajo y nuestra opresión;

Mientras que con la llegada de Jesús a la Tierra  el concepto de humildad tuvo su mejor ejemplificación entre nosotros. Las personas que son humildes no desdeñan a los demás sino que viven con mansedumbre y con prudencia atada a su cuello. Respetando cada uno de los mandamientos y enseñanzas que nos dejo Cristo.

El vivir con humildad es elemental para nosotros los cristianos ya que es una de las virtudes humanas que leemos en las Santas Escrituras donde se manifiesta que el Padre exaltará a los que viven con humildad en su corazón.

Lucas 1:52

52 Quitó de los tronos a los poderosos,
Y exaltó a los humildes.

virtudes humanas

Nuestras virtudes humanas nos vuelven leales

Cuando analizamos la palabra lealtad o leal nos damos cuenta a que nos referimos a que defendemos algo en lo que creemos o queremos. Por lo que nuestra lealtad siempre debe ser para Dios Todopoderoso quien murió en la Cruz del Calvario por cada uno de nosotros.

AL escudriñar la Palabra del Señor nos damos cuentas que en las Santas Escrituras la lealtad la asocian con la fidelidad. Por lo que al desarrollar y fortalecer nuestro espíritu por medio de las ordenanzas dadas por el Padre. La lealtad se desarrolla y se fortalece mientras alimentemos nuestro ser con la Palabra en una comunión constante con el Señor y con la alabanza en nuestros labios día y noche.

Misericordia

Es la cualidad o la acción que tenemos los cristianos para parecernos al Señor. Cuando buscamos una descripción de la misericordia como seres humanos, lo podemos conseguir al momento de enfrentar las condiciones de necesidades de nuestros prójimos.

La misericordia en la Palabra del Señor constituye la cualidad esencial por la cual el pacto del Señor se llevo acabo tanto el Antiguo como el Nuevo. En el Antiguo Testamento el Señor no despliega la misericordia para las personas que estuvieran fuera del pueblo elegido, los judíos. De igual manera la misericordia se convirtió  en la actitud que se esperaba que tuviera el pueblo escogido por Dios. Es importante recordar que la misericordia viene de Dios y que es el fundamento principal del perdón divino. El amor que siente Cristo por cada uno de nosotros es fiel. De igual manera cuando hablamos de la misericordia del Señor no podemos dejar a un lado la justicia y la rectitud del Padre.

Obediencia una de las virtudes humanas más importante

Cuando como cristianos escuchamos la palabra obediencia al Señor. Sabemos que tiene dos significados, en el Antiguo Testamento hace referencia a que debemos escuchar el mandato del Señor. Mientras que en el Nuevo Testamento se refiere a la obediencia mientras uno escucha sumiso, al hacer eso estamos confiando en que la voluntad del Padre es la perfecta para nuestra vida.

Cuando vivimos en la presencia del Señor sabemos que obediencia es algo que no podemos negociar. El escuchar la Palabra del Señor cumplir con sus mandatos y establecer que nuestro modelo de vida es Jesús es algo que no podemos tratar de adaptar.

Para nosotros la verdadera obediencia es vivir en santidad, humildad y amor. Es el ejemplo que nos dejaron los discípulos de Cristo, por eso es que nosotros debemos estudiar y entender la Palabra del Señor. Ya que nuestro objetivo es parecernos a Jesús en la Tierra.

1 Pedro 1: 13-15

13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado;

14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;

15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;

virtudes humanas

Paciencia

La paciencia se define como la resistencia a sentimientos de angustia y temor en nuestro corazón. Una de las virtudes humanas que debemos desarrollar, fortalecer y pedir constantemente y diariamente al Señor es la paciencia. Cuando vivimos en el Señor la paciencia es nuestra esperanza de vida. Ya que sabemos como cristianos que nuestros caminos no son los de Él.

Cuando ponemos en práctica la paciencia aceptamos que nosotros como cristianos no hacemos nuestra voluntad. Si no que dejamos que la perfecta voluntad del Padre. Sabiendo que nuestra salvación y vida eterna está con el Padre.

Romanos 5: 3-4

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;

y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

Perdón

La enseñanza más importante que nos dejo Cristo fue la importancia del perdón y porque debemos practicarlo día a día. Cuando estudiamos la palabra perdón nos encontramos que se deriva de dos terminaciones, nasa la cual es un vocablo hebreo que se refiere a quitar y salach que se traduce perdonar. Este último término se encontró en el Antiguo Testamento. Mientras que en el Nuevo el perdón se definía por aphiemi. Sabemos que por nuestra condición de ser humano estamos destinados a pecar. En algunos casos hasta inconscientemente por lo que debemos estar en constante oración para pedir por cada uno de nuestros pecados.

Como cristianos no debemos tener ninguna deuda pendiente con nuestro prójimo. Perdonemos en todo momento recordemos que con la vara que midamos seremos medidos. Por lo que seamos buenos cristianos y hagamos como nos enseño nuestro Padre en el siguiente versículo

Mateo 6:12

12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

De todos modos te dejamos el siguiente vídeo para que entiendas un poco más el sginificado del perdón para nosotros los cristianos

Las virtudes humanas y la reverencia

Como cristianos sabemos que nuestro respeto, honor y reverencia es únicamente del Señor de Señores. Cristo desde antes de la fundación nos escogió y pago con precio de sangre nuestra alma. Por lo que nos debemos reverencia a Dios.

Cuando nos referimos a reverencia, sabemos que es la inclinación con el rostro en la tierra. Con el fin de que sea en señal de sumisión y de homenaje. La reverencia es una palabra que se deriva de chavah la cual se traduce textualmente como reverencia. Este tipo de homenajes al Señor son frecuentes en las Santas Escrituras en el Antiguo Testamento.

1 Samuel 28: 14

14 El le dijo: ¿Cuál es su forma? Y ella respondió: Un hombre anciano viene, cubierto de un manto. Saúl entonces entendió que era Samuel, y humillando el rostro a tierra, hizo gran reverencia.

Los dones del Espíritu Santo y las virtudes humanas

Los dones que nos da el Espíritu Santo son regalos que duran toda la eternidad los cuales son enviados por Dios Padre. Estos tienen como objetivo guiarnos de manera correcta por la vida terrenal. Estos dones más las virtudes humanas hace que nuestro paso por este mundo de lobos sea bendecido.

Cuando nos referimos a dones del Espíritu Santo como cristianos debemos recordar que son regalos que Dios nos dio, sin ningún mérito. Así como lo estamos leyendo, el Señor en su amor completo y puro nos deja marcas de bendiciones por todos lados para lograr vivir en comunión con Él. Los regalos del Señor los gozamos en el momento en que confesamos con nuestra voz y corazón la decisión de seguir a Cristo.

En la epístola que va dirigida a la Iglesia de los Corintios del apóstol Pablo podemos leer cuales son cada uno de los dones del Espíritu Santo los cuales los podemos clasificar en tres expansiones: los dones, los ministerios y las operaciones.

1era Corintios 12: 4-6

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.

Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.

Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.

Los dones del Espíritu Santo no debe ser razón para fanfarronear de estos regalos del Señor ya que son regalos que no nos hemos ganado sino que por la misericordia del Señor hemos sido bendecidos con ellos. Por su parte cuando el apóstol se refiere a los ministerios del Espíritu Santo hace referencia a las distintas maneras en que nosotros los seres humanos podemos servir al Señor. Desarrollando y fortaleciendo cada una de nuestras virtudes humanas.

Por último encontramos las operaciones que nos da el Espíritu Santo el cual se refiere a las energías que mueven al mundo espiritual. Las Santas y las satánicas, por lo que como cristianos debemos entrar nuestro cuerpo, mente y alma al Señor para que sea Él quien se mueva en nuestro ser.

Propósitos de las virtudes humanas y los dones del Espíritu Santo

La intención principal de los dones del Espíritu Santo es el provecho. Cuando analizamos el vocablo provecho nos encontramos con que deriva de “sumpheron”. El cual se traduce como “el bien común”. Cuando entendemos que la hermenéutica es necesaria en la Biblia nos damos cuenta que el versículo siguiente se refiere a que cada uno de los dones que nos da el Espíritu Santo son para ser compartidos con lo demás.

1era Corintios 4:7

Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.

El Señor nos bendice para que como buenos cristianos compartamos cada una de sus bendiciones que nos da el Espíritu Santo. Esto con el fin de lograr que muchas personas que no han escuchado el Evangelio del Señor se sientan atraído por nuestras acciones y por las virtudes humanas que emanamos por vivir en el presencia del Señor.

Los siete dones del Espíritu Santo

Como hemos determinado los dones o regalos del Espíritu Santo se irán desarrollado a medida de la comunión que tengas con el Padre. Esto aplica igualmente a cada una de las virtudes humanas. Debemos entender que cada una de las bendiciones que el Padre nos deja en las Santas Escrituras se desarrollara y fortificaran según nuestra convivencia con el Señor.

Sabiduría

La palabra sabiduría para nosotros los cristianos en un contexto espiritual sabemos que significa el verdadero temor a Dios. Lo que significa que tenemos la conciencia completa de que no podemos vivir sin el Padre en ninguna circunstancia

Proverbios 2:6

Porque Jehová da la sabiduría,
Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.

Ciencia

La palabra ciencia se define como la expresión que muestra el conocimiento. Esto se entiende como el alcance que logramos tener a nivel intelectual, personal y emocional.

1era Corintios 13:8

El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

Entendimiento

Este es otro de los dones que nos ha regalado Dios por medio del Espíritu Santo y que por medio de nuestra comunión con Dios podemos hacer que nuestras virtudes humanas. Cuando analizamos la palabra nos encontramos con que viene  del latín “intelligere” el cual está conformado por dos vocablos “inter” que se refiere a entre y “legere” que se traduce en leer, elegir o seleccionar. Por lo que podemos deducir que el entendimiento se puede definir como la facultad que tenemos cada uno de los seres humanos para pensar.

Cuando llevamos estas definiciones a un mundo espiritual nos encontramos en que Dios nos regala este don para conocer cuál es el mensaje oculto que nos tiene en sus Santas Escrituras.

1 Juan 5:20

20 Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.

Inteligencia

Una de las virtudes humanas y dones que recibimos cuando conoces al Señor es capacidad para estudiar la Palabra de Dios. Cuando leemos las Santas Escrituras buscamos entenderla, comprenderla, conservarla y poder explicarla a cada una de las personas que nos rodean para que cumplir con el deseo del Señor de que cada uno de nosotros vaya evangelizando.

Efesios 1:8

que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,

Consejo

Cuando nos referimos al don del consejo hablamos del poder dar distintas recomendaciones a persona que puedan estar necesitando una palabra de alienta que puedan estar necesitando. Este es uno de los dones del Espíritu Santo el cual se relaciona con otros dones y con distintas virtudes humanas como el de la sabiduría, inteligencia y ciencia.

2da Corintios 8:10

10 Y en esto doy mi consejo; porque esto os conviene a vosotros, que comenzasteis antes, no sólo a hacerlo, sino también a quererlo, desde el año pasado.

Recordemos que estos dones son obsequios del Padre los cuales recibimos por el Espíritu Santo. Por lo que podemos entender es que si como cristianos damos un consejo debemos orar previamente para que el consejo que se de sea de la bendición del Señor y no de deseos ocultos del corazón

Fuerza

Este es uno de los dones del Espíritu Santo que se puede decir que es igual a una de las virtudes humanas que hemos mencionado. Pero es importante que destaquemos la diferencia entre un don y una virtud.

Las virtudes humanas son características que nosotros como cristianos vamos a ir desarrollando por los aprendizajes y conductas aprendidas de nuestro Señor. Mientras que los dones son aquellos regalos que nos ha dado Cristo

Dicho esto cuando hablamos de la fuerza o de las fortalezas que sentimos como cristianos nos referimos a que desde que aceptamos a Jesús en nuestra vida y en nuestros corazones. La fuerza que recibimos espiritualmente es algo indomable

Efesios 3:16

16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;

Piedad

El vocablo se deriva del latín pietas que traducido significa devoto. Por otro lado la Real Academia Española (RAE) define piedad como:

“La virtud que inspira, por el amor a Dios, tierna devoción a las cosas santas”

Este es uno de los dones que al igual que el pasado está ligado estrechamente con cada una de las virtudes humanas que hemos establecidos. Dios quiere que nuestro corazón este entregado al prójimo y que vivíamos en su Palabra. Por eso cuando leemos el contexto de Piedad en las Santas Escrituras los encontramos relacionados con el amor, respeto, mesura, y cariño que Dios pide que sintamos por cada uno de los prójimos.

2da Pedro 1:3

Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,

Temor de Dios

Uno de los conceptos que los cristianos entendemos a la perfección es el temor a Dios. Por nuestra condición de seres humanos podemos llegar a experimentar cuatro temores. Sin embargo debemos hacer destacar que es importante que si somos hijos del Señor no dejemos que estos temores tomen el control en nuestras vidas, ya que sabemos y tenemos Fe de que Cristo sustenta nuestro camino en cada momento. Estos temores son: el temor del hombre, temor de la circunstancias, el temor a Satanás y el que ya hemos mencionado antes el temor a nuestro Señor Jesucristo. En este sentido, no es lo mismo miedo que temor a Dios.

Este último es el único positivo de los cuatro ya que nos recuerda que debemos estar en comunión con el Padre para poder sortear cada una de las turbulencias que podamos experimentar en el camino.

Beneficios de las virtudes humanas

Como hemos leído y especificado las virtudes humanas son las que nos facilitan el transito en este mundo de lobos. De igual manera las virtudes humanas nos guían de la manera correcta y precisa en el camino del Señor. Debemos recordar que nuestras acciones no son las que nos van a llevar a las puertas del cielo sino la Fe que profesamos y el respeto que con que vivamos la ley del Padre.

De igual manera debemos mantener la comunión con el Padre con el fin de saber que nuestro fortalecimiento espiritual es el correcto guiado por el Espíritu Santo. De esta manera podemos asegurar que estamos comprendiendo y entendiendo las Santas Escrituras.

Es necesario entender que cuando expresamos nuestra Fe al Señor transformamos nuestra vida y nuestro pensamiento, lo cual alineamos a las enseñanzas de Cristo. Recordemos que como cristianos nuestro objetivo es lograr parecernos cada día mas a nuestro Señor y lograr entrar al cielo para poder gozar de cada una de las promesas que nos ha dejado el Padre.

1 Juan 3:6

Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido.

Cuando somos cristianos y conoces lo que es vivir en la presencia divina del Señor. Aceptamos que nuestra condición de seres humanos nos hace completamente vulnerables a lo que significa el pecado en nuestras vidas y que solo con Cristo podemos ser salvos.

Las virtudes humanas que experimentamos cuando vivimos en la presencia del Señor, comienzan desde adentro de nosotros y se exteriorizan. Esto quiere decir que cuando vivimos con Dios en nuestro corazón vamos cambiando a mejor persona ya que Dios nos bendice todos los días.

Virtudes humanas mayores y menores

Luego de leer todo este artículo podemos establecer que las virtudes humanas se pueden clasificar en dos niveles de perfección, los cuales se refieren a los siguientes aspectos mayores y menores en el alma.

Virtudes humanas menores

Las menores son las que se caracterizan o poder ser clasificadas en la purificación donde podemos señalar distintas virtudes humanas como la prudencia. Que es la que nos sujeta al pensamiento y acciones del Señor Jesucristo para alejarnos de las tentaciones terrenales.

De igual manera encontramos la templanza que como la prudencia nos hace deslastrarnos de todo lo que somos y lo que buscamos en la Tierra para enfocarnos en la búsqueda de lo que realmente nos debe importar que es el Señor.

Por último entre las virtudes menores nos encontramos con la justicia que es la que nos permite entender la importancia de cada una de las decisiones que realizamos en la vida. Entendiendo que cada una de ellas acarrea distintas consecuencias a nivel terrenal y espiritual. Recordemos que como cristianos debemos ser ejemplo en la Tierra de las enseñanzas de Cristo, por lo que nos debemos preparar espiritualmente para lograr este cometido.

Virtudes humanas mayores

Cuando nosotros los cristianos nos referimos a las virtudes humanas mayores hablamos entre muchas otras cosas de la fortaleza., la cual por ser uno de los dones del Señor nos cuida, protege y nos muestra cual es el camino que debemos recordar para agradar a Cristo.

Recordemos que cuando hablamos de fortaleza nos estamos refiriendo al olvido total de los sentimientos terrenales y el enfoque total en el amor de nuestro Señor. Por lo que entendemos que estas virtudes humanas mayores están entrelazadas directamente con la justicia del Señor.

Seres santificados

Cuando somos cristianos y buscamos parecernos a nuestro Señor Jesucristo, entendemos que la santificación se logra cumpliendo cada uno de los mandamientos del Padre, la comunión directa con Dios cada día, la oración constante y el confesar a nuestro Señor como Dios y Salvador.

Debemos señalar que es necesario entender y escudriñar la palabra del Señor para entender y apreciar cada una de las virtudes humanas que nos regala. Las cuales recordemos que han sido dadas para que seamos ejemplos del amor que siente Dios Padre por cada uno de nosotros.

Santiago 2:26

26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

Escuchemos lo que el Señor nos tiene guardado para cada uno de nosotros es importante entender el mensaje del Padre para lograr vivir en su presencia divina y poder ser clasificados como seres santificados.

Nuestra meta la presencia del Señor

Cuando somos cristianos de corazón y vivimos en comunión con Él, experimentamos lo que es estar en la presencia del Señor. Esto se logra con todo lo que hemos explicado anteriormente, una comunión con el Padre, vivir en oración y el desarrollo y fortalecimiento de cada una de las virtudes humanas.

Juan 14:23-26

23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.

24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.

25 Os he dicho estas cosas estando con vosotros.

26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

Si escudriñamos las Santas Escrituras entendemos y comprendemos que Cristo nos llama a que seamos producto de la sumisión, Por lo que significa que debemos atesorar y respetar cada una de las enseñanzas que Dios no ha dejado en su camino en la Tierra.

1 Pedro 2:9-10

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.

Si interpretamos de manera correcta los siguientes pasajes nos damos cuenta que el apóstol se refiere a cada uno de nosotros los escogidos. Esto significa que la presencia del Señor vive en los que lo reconocen y lo aceptan como el único Salvador.

Esta es una afirmación que como cristianos debemos valorar y aceptar en nuestros corazones ya que es una manera de honrar el sacrificio que hizo Cristo en la Cruz del Calvario. Por lo que debemos seguir el norte que nos estableció el Padre desde la fundación del mundo ¿Dónde encontramos este norte? En las Santas Escrituras, este es nuestro manual de vida, en cada circunstancia o turbulencia busquemos al Señor y sus consejos en la Biblia.

Pensamientos Finales

Como ya hemos leído, entendido y analizado las virtudes humanas son aquellas características que nos describen como cristianos. Los que vivimos bajo la sombre del Omnipotente sabemos que no es fácil ya que estamos en cuerpos que nos pide pecar.

Mateo 26:41

41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

Otro aspecto que debemos tomar en consideración es que Dios desde el comienzo nos muestra que solo no podemos transitar este mundo de lobos. Por lo que nos deja cada una de las virtudes humanas y los dones del Espíritu Santo para darnos herramientas para poder salir libres y dignos confiando en el Señor de las turbulencias que nos presente.

Una de las cosas que debemos aprender con claridad es la clasificación de las virtudes humanas. Nos encontramos con las virtudes teologales las cuales se clasifican en tres grupos los cuales son: la Fe, la Espereza y la Caridad.

Cada una de ellas tiene como base fundamenta el buscar y conseguir a Dios Todopoderoso. Con el objetivo final de que sea Él quien gobierne cada una de nuestras vidas. Recordemos que la Fe se refiere a la confianza en que tenemos en Dios.

Cuando exponemos a viva voz que somos creyentes y que en nuestro corazón hay Fe, debemos dar una demostración diaria de que esto es así. ¿Cómo lo podemos lograr? Siendo un ejemplo para cada una de nuestras comunidades, familia, iglesia y amigos.

Marcos 10: 51-52

51 Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista.

52 Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

La Fe restaura nuestros corazones, aviva nuestro amor por Cristo y nos da la fuerza que necesitamos para vivir y entender el camino que el Padre quiere que viva. De igual manera te dejamos el siguiente vídeo que te explicara la importancia de que en nuestros corazones tengamos Fe

Por otro lado nos encontramos con la esperanza de los cristianos, el cual se refiere a que estamos seguros que cada una de las promesas que el Padre nos ha dado por medio de las Santas Escrituras será cumplida.

1 Pedro 1:3

Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,

Por otro lado encontramos las virtudes cardinales las cuales se clasifican en cuatro grupos que son la prudencia, la justicia y la templanza. Cada una de ellas nos muestra los valores y características que debemos tener para andar por el sendero del Señor.

La prudencia se refiere al saber como actuar como cristianos de manera justa y con cautela. Gracias a que conocemos de la misericordia del Padre sabemos que nuestro corazón debe estar dispuesto a entender las cosas que ocurren.

Proverbios 3:1-4

3  Hijo mío, no te olvides de mi ley,
Y tu corazón guarde mis mandamientos;

Porque largura de días y años de vida
Y paz te aumentarán.

Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad;
Atalas a tu cuello,
Escríbelas en la tabla de tu corazón;

Y hallarás gracia y buena opinión
Ante los ojos de Dios y de los hombres.

De igual manera entre las virtudes humanas referentes a las cardinales nos encontramos con la justicia la cual se refiere al perfecto equilibrio en el que vivimos gracias a la misericordia, amor y justicia por parte de Dios. Cuando escuchemos sobre la justicia de Dios no la asociemos totalmente con la ira que podemos apreciar en el Antiguo Testamento. Recordemos que con la venida de Cristo hemos sido justificados ante el Padre. Sin embargo es importante que recordemos que como verdaderos hijos del Señor debemos buscar conseguir ser dignos de la justificación de Jesús.

Apocalipsis 18:20

20 Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros, santos, apóstoles y profetas; porque Dios os ha hecho justicia en ella.

Sin importar cual es la turbulencia que nuestro corazón podamos sentir recordemos que el Padre envió a su Hijo a la Cruz del Calvario para que muera por nosotros. Como cristianos sabemos que Dios no quiere que suframos ni nos atormentemos por cosas terrenales. Cristo quiere que nos enfoquemos en las cosas importantes, lo que nos transciende luego de esta vida. Por eso debemos vivir en constante comunión con el Señor.

Busquemos al único Dios vivo, el que resucito de entre los muertos para vencer a la muerte. Entendamos que gracias a su fidelidad y amor por cada uno de nosotros las virtudes humanas se irán fortaleciendo día a día para logran conseguir una comunión constante con Cristo. Recordemos que gracias a Jesús podemos acercarnos al Padre de manera humilde  para conseguir su rostro y poder vivir en su presencia para poder ser ejemplo vivo de que Dios existe

Efesios 3:14-16

14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo,

15 de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra,

16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;

Esperamos que cada una de estas palabras logren entrar en tu corazón y puedas conocer a este Dios que es bueno y misericordioso. Por último te dejamos este vídeo para tu disfrute de la comunión con el Padre

(Visited 85 times, 1 visits today)

Deja un comentario