Versículos de oración cristiana: Los mejores y poderosos

Comparte este artículo

A través de este interesante post conocerás los mejores y poderosos versículos de oración cristiana para vientos de prosperidad y alegría.

versículos-de-oración 1

Versículos de oración

Cuando nos referimos a los versículos de oración nos referimos a las divisiones que se presentan en frases o segmentos, dentro de cada capítulo de cualquiera de los libros de la Biblia y que generalmente incluimos en nuestras oraciones.

Los cristianos recurrimos a diversos versículos al momento de orar. Nuestro propósito en este artículo es proponer los mejores y poderosos versículos de oración para la prosperidad, para la alegría, para la protección y otros momentos que el cristiano frecuentemente debe enfrentar. Para orar es necesario que sigamos el modelo que Jesús nos enseñó, por ello te invitamos a ingresar en el siguiente enlace que te enseñará a ¿Cómo orar correctamente a Dios Todopoderoso?

versículos-de-oración 2

Versículos de oración para la alegría

En medio de la Palabra de Dios hay una diversidad de versículos que podemos incluir en oraciones para la alegría. Entre ellos:

 1 Tesalonicenses 5:16-18

16 Estad siempre gozosos.

17 Orad sin cesar.

18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

Sofonías 3:17

17 Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos.

Sin embargo, es importante que entendamos que la alegría es un don de Dios. Esto significa que la alegría tiene como fuente a Dios. Este sentimiento o estado emocional es producto de la comunión con Dios, la confianza, la humildad que depositamos en nuestro Señor (Filipenses 4:12-13; Mateo 6:24).

Eclesiastés 5:20

Porque no se acordará mucho de los días de su vida; pues Dios le llenará de alegría el corazón.

En este sentido, la Palabra de Dios nos presenta un conjunto de Libros, tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo que nos ofrece una serie de versículos de oración para incentivar nuestra alegría, nos levantan el ánimo de inmediato. Entonces, debemos recurrir a nuestra fuente de gozo y de alegría; para ello, es necesario que recurramos a la Palabra de Dios. A continuación haremos referencia a algunos de estos versículos.

Romanos 12:12

12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

Jeremías 33:3

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Salmos 37:4-5

Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en él; y él hará.

versículos-de-oración 3

Versículos para la prosperidad

El tema de la prosperidad ha sido debatido en muchas corrientes cristianas. Algunos piensan que las promesas de Dios sobre la prosperidad consisten en que nosotros debemos pedirle a Dios abundancia de riqueza y Él nos dará estas bendiciones en cantidad.

Esta tendencia es contraria a lo que la Palabra de Dios dice. Pues, esta petición es vista como codicia, idolatría, egoísmo y amor al dinero. Es como el joven rico que se acercó a nuestro Señor para preguntarle qué hacer para entrar al reino de los cielos, y Jesús le dijo cumplir con los mandamientos y éste le respondió eso hago. Jesús le dice entonces da todo lo que tienes a los pobres y sígueme y el joven rico se fue triste.

El punto no es que la riqueza sea mala, sino el asunto es que nuestra confianza no esté depositada en el dinero. Entonces orar para hacernos ricos o para que Dios nos de abundancia no es bíblico.

El otro extremo es creer que la pobreza es el camino para la santidad. Creen que tener dinero o vivir cómodamente es pecado. Eso es otra filosofía falsa. La Palabra de Dios nos dice que:

Proverbios 22:2

El rico y el pobre se encuentran;
A ambos los hizo Jehová.

Antes de proponerte los versículos que puedes incorporar en tus oraciones sobre este aspecto, recuerda que el problema no es ser rico o pobre. El problema es cuál es la intención en nuestro corazón hacia el dinero (Éxodo 20:17; 1 Timoteo 6:9).

Salmos 23:1

Jehová es mi pastor; nada me faltará.

Deuteronomio 8:18

18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.

Deuteronomio 28:8

Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da.

1 Crónicas 22:13

13 Entonces serás prosperado, si cuidares de poner por obra los estatutos y decretos que Jehová mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate, pues, y cobra ánimo; no temas, ni desmayes.

versículos-de-oración 5

Versículos sobre la oración

Cuando hablamos de orar nos referimos a la comunión con Dios. Esta unidad se hace a través de nuestras conversaciones y peticiones con el Señor. La oración es construir una unidad entre nosotros y el Cuerpo de Cristo. Ese acto representa la sumisión de nosotros ante el Señor. Es reconocer que sin Él nada podemos hacer.

Jesús nos entregó un modelo de oración para que llegara al trono de Dios. Como obedientes cristianos debemos ceñirnos al modelo de esa oración (Mateo 6:9-13).

Mateo 6:6-8

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

1 Timoteo 2:5

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre

Juan 14:13

13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Versículos sobre diezmo y ofrendas

Al preguntarnos qué dice la Palabra de Dios sobre la ofrenda, es importante primero aclarar que esta palabra proviene del latín offerenda que significa “cosas que se han de ofrecer”. En este sentido, una ofrenda es una dádiva, un regalo, obsequio que se entrega como señal de gratitud, reconocimiento y de devoción.

Por su parte, el diezmo es una ordenanza de la Ley donde se entrega el diez por ciento (10%) de tus ingresos al Señor. Las ofrendas no reemplazan al diezmo. Ahora bien, puede que te preguntes si el diezmo bajo la gracia sigue vigente. Este es un tema que ha generado gran controversia en la Iglesia.

Para algunos el diezmo sigue vigente, mientras otros defienden que al vivir bajo la gracia nos hemos liberado del diezmo. El punto aquí no se trata de cuánto le damos a Dios, pues Él es el Señor del oro y de la plata. Dios es el dueño del universo. Es absurdo pensar que el Señor necesita de nuestro dinero para hacer crecer su reino.

Ofrenda y entregar el diezmo es tener un corazón lleno de agradecimiento hacia Dios por todo lo que Él nos da. Es importante que tengamos presente que ofrendar y diezmar no debe tener la intención de que Dios nos retribuya con bendiciones, sino de agradecimiento hacia Él

Observemos que nos indican que semanalmente apartemos algo, según las ganancias que hayamos tenido y las entreguemos como ofrendas. En esta línea del pensamiento nos damos cuenta que Dios nos promete que cosecharemos lo que sembramos.

Ahora, lo que si bien es cierto que si con obediencia, amor y misericordia cosechamos, el Señor nos dará conforme a lo que hemos sembrado. Eso está en su Palabra. Dios nos dará conforme a su voluntad y su propósito las bendiciones que Él considere. Nosotros debemos ser obedientes a su Palabra y Él nos bendecirá. A continuación de presentamos algunos versículos de oración al momento de diezmar y ofrendar.

1 Corintios 16:2

Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

2 Corintios 9:8

Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra

Gálatas 6:7

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

Gálatas 6:9

No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.

Versículos de oración de fe

Creer que las bendiciones de Dios son producto de nuestra fe y de la obediencia hacia Dios, es precisamente un acto de fe. La palabra fe proviene del griego Koiné, pistis. Su significado relaciona con la idea de confianza.

Se refiere que debemos de confiar en Dios, que Él conforme a su voluntad nos proporcionará de todas las cosas que necesitamos.  Ahora bien, por fe podemos entender la convicción plena sobre una persona, afirmación o una historia.

Entonces, en términos cristianos pudiéramos decir que nuestra fe es la plena convicción de que Cristo es Dios encarnado. Que sus promesas bíblicas y sus bendiciones serán cumplidas. La fe nos lleva a creer que la Biblia es la verdad. De acuerdo a la Palabra de Dios la fe es:

Hebreos 11:1

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Romanos 1:17

17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

Romanos 10:17

17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Marcos 5:34

34 «Hija, tu fe te ha sanado», le dijo Jesús; «vete en paz y queda sana de tu aflicción».

Versículos de oración en las adversidades

Cuando sabemos que Dios está con nosotros nada debemos temer. La Palabra de Dios nos garantiza que Él peleará nuestras batallas. Él nos protege de nuestros enemigos y de aquellos que conspiran contra nosotros, entonces no debemos preocuparnos. Esto debe inspirarnos cada mañana.

Isaías 45:2-3

‘Yo iré delante de ti y allanaré las montañas. Romperé las puertas de bronce y haré pedazos los cerrojos de hierro. Yo te daré los tesoros de la oscuridad, las riquezas de los lugares secretos, para que sepas que yo soy el SEÑOR Dios de Israel, que te llama por nombre.

Salmos 27:1

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Salmos 121:1-2

Alzaré mis ojos a los montes;
¿De dónde vendrá mi socorro?

Mi socorro viene de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra.

 Romanos 8:31

31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Para saber de qué hablamos con respecto a la felicidad y la Biblia te dejamos el siguiente video.

Versículos de aliento y misericordia

La misericordia de Dios nos abraza cada mañana. En este sentido, cuando nos acercamos a Él con un corazón contrito y humillando Él perdonará nuestras faltas, por tanto estamos bajo su dulce amparo.

Lamentaciones 3:22-23

22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.

23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

1 Juan 1:9

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Salmos 86:10-11

10 Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas;
Sólo tú eres Dios.

11 Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad;
Afirma mi corazón
para que tema tu nombre.

Dios oye nuestra oración

Dios es Espíritu y lo que lo adoramos Él nos escucha. Recordemos que Dios es omnipresente y omnisciente; esto significa que está en todas partes. Escucha nuestras oraciones, adoración y clamor.

No debemos en ningún instante dudar que el señor nos escucha. Puede que su respuesta tarde, pero esto no significa que no tenga el control. Sus rápidas respuestas como aquellas que han tardado tienen algún propósito que probablemente no entendamos. Entonces sólo nos queda confiar en nuestro Dios.

Salmos 86:7

En el día de mi angustia te llamaré porque tú me respondes.

 Jeremías 33:3

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Salmos 37:4-5

Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en él; y él hará.

Dios nos habla para alentarnos

Los cristianos que estamos atentos a la Palabra de Dios, sabemos que Él nos habla por medio de ella. Sabemos que las Santas Escrituras en la forma que Dios utiliza para hablarnos directamente.

Cuando oramos nosotros elevamos al Trono de Dios nuestras peticiones, alabanzas, agradecimientos, anhelos, sueños, emociones, pero cuando nos acercamos a la Palabra de Dios es Dios quien nos habla a nosotros directamente (Salmos 1:1-2; Salmos 16:7-8; Deuteronomio 4:36; Salmos 76:8; 2 Pedro 1:18)

Versículos para renovar fuerzas

Cuando estamos enfrentando situaciones adversas, no estamos solos. Dios nos promete que estará con nosotros. No obstante, nos recuerda que Él nos ha dado espíritu de poder.

Esto significa que Dios nos ha dado todo. En este sentido, al darnos todos conforme a su voluntad y misericordia podemos enfrentar cualquier adversidad. Lo importante en esta situación en discernir si es una prueba o una situación adversa porque hemos pecado.

Si es una prueba sabemos que Dios está con nosotros, pero si es una situación como consecuencia del pecado, debemos arrepentirnos. Debemos recordar que Dios no puede ser burlado.

2 Timoteo 2:7

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Isaías 40:28-31

28 ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.

29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;

31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Josué 1:9

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

La Biblia y las bendiciones de Dios

Para referirnos a las bendiciones de Dios, debemos recurrir a la biblia para poder elaborar un concepto de cómo el entiende a las bendiciones de Dios.

Salmos 20:4

Te dé conforme al deseo de tu corazón, Y cumpla todo tu consejo.

Filipenses 4:19

19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

 Jeremías 29:11

11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Partiendo de estos versículos, entendemos las bendiciones de Dios como todo aquello que Él nos da por gracia y misericordia, de conformidad con nuestras necesidades y anhelo de nuestro corazón.

Primeramente para ser bendecidos por Dios, es importante que te reconcilies con Él. Dios bendice a aquellos que lo aman.

Salmos 1:2-4

Dios bendice
a quienes aman su palabra
y alegres la estudian día y noche.

Son como árboles sembrados
junto a los arroyos:
llegado el momento,
dan mucho fruto
y no se marchitan sus hojas.
¡Todo lo que hacen les sale bien!

Con los malvados
no pasa lo mismo;
¡son como el polvo
que se lleva el viento

(Visited 351 times, 1 visits today)

Deja un comentario