Sermón del Monte y las bienaventurazas

Comparte este artículo

El primer discurso de Jesús escrito en el Evangelio de Mateo se conoce como el Sermón del Monte. ¿Sabes qué es el sermón del monte o la montaña? Entérate sobre los pasajes de Mateo y las bienaventuranzas en la Santa Biblia.

Sermón-del-Monte2

Sermón del Monte

El Sermón del Monte se puede definir como una manifestación clara y precisa dado por Jesús. Donde claramente explica que es la ley y como va concordar con el Nuevo Pacto. De igual manera hace un llamado claro a cada uno de sus discípulos para que sean ejemplo de rectitud en su corazón y respeto de la Ley de Jehová. Por otro lado demuestra de manera bien marcada las acusaciones contra los fariseos y su legalismo, ya que son de carácter prepotente y de una superioridad marcada.

El Sermón del Monte está detallado en el Libro de Mateo en los capítulos 5,6, y 7. Las interpretaciones de este discurso pronunciado por Cristo han tenido distintos puntos de viste. Esto puesto a que el Sermón del Monte y las bienaventuranzas contiene un contenido ético elevado y de exigencias muy elevadas lo que hace que los sabios siempre disientan de las explicaciones del Señor Jesús.

Se conoce como Sermón del Monte como consecuencia a que gracias a la cantidad de personas que seguían a nuestro Cristo Redentor. Jesús tuvo que subir a lo alto de un Monte para que así toda la congregación escuchara cada una de estas enseñanzas. Para muchos teólogos el Sermón del Monte es una de las mejores enseñanzas que nos dejos Jesús en su tiempo con nosotros.

Bienaventuranzas

El comienzo de este poderoso discurso que dicta Jesús de Nazaret comienza nada más y nada menos que con la palabra “bienaventurados”. Esto se refiere a que comienza con la afirmación de que los que gozaremos de la felicidad que solo nos puede dar Dios a los que más adelante describe nuestro Señor.

Mateo 5:3

Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Gracias al comienzo con esta palabra llena de bendición, los versículos compuestos del 3 al 11 se conocen como las Bienaventuranzas. Lo que hace que estos versos obtengan un nivel de bendición y de alegría para cada uno de nosotros.

El Señor por medio de estos pasajes bíblicos le enseña a cada uno de sus discípulos cual es el estado mental que deben tener para llevar la palabra del Evangelio. Las bienaventuranzas dictadas por Cristo en su Sermón del Monte determina el tono de esta exposición de ideas donde le pone énfasis a la humildad que debe tener el hombre y la justicia divina del Señor Jesucristo. En total el Señor recalca ocho bienaventuranzas las cuales destaca lo que sería el corazón ideal de un creyente de Cristo Jesús.

Sermón-del-Monte3

Los pobres de espíritu en el Sermón del Monte

Cristo al exponer la bienaventuranza de pobres de espíritu, está haciendo referencia a que debemos aceptar que nosotros sin la unción del Espíritu Santo no somos nada, ya que gracias a Él disfrutamos de los frutos del Espíritu Santo el cual nos ayuda en la comunión con Dios. Recordemos que nuestro crecimiento y fortalecimiento espiritual se centra específicamente en Cristo. Como cristianos no tenemos otros camino al Padre que no sea Jesús por lo que debemos concentrar cada gota de Fe y de agradecimiento a nuestro Señor y Salvador.

Bienaventurados los que lloran

Jesús nos relata que debemos como cristianos aceptar el hecho de que por nuestra debilidad en la carne somos pecadores. Y que debemos entender que solo con Él podemos tener el poder para hacer que el pecado sea sometido a nuestra voluntad y no al revés. Dios nos exhorta a arrepentirnos del pecado, confesarlo y no hacerlo más.

Mateo 5:4

Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

Los mansos en el Sermón del Monte

Uno de los claros ejemplos que nos dejó Jesús mientras estuvo con nosotros fue el dominio propio y la bondad en cada uno de sus actos. Cuando nos referimos a tener dominio propio nos referimos a que debemos tener la capacidad de someternos a nosotros mismos. Buscando controlar los sentimientos de ira y enojo los cuales vienen desde el mismo infierno para contaminar nuestros corazones.

Mateo 5:5

Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia

Como cristianos sabemos que una de las cosas de las que podemos estar seguros es de la justicia del Señor. Como cristianos sabemos que es uno de los atributos más importantes y destacados en todas las Santas Escrituras. Lo primero que debemos entender es que la rectitud, la santidad y la bondad de nuestro Señor es sinónimo de Justicia.

Mateo 5:6

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

sermón del monte

Misericordiosos en el Sermón del Monte

La palabra misericordia se separa en tres partes la cual surge del lenguaje latín. Estas partes son: “misere” que se traduce como miseria o necesidad, “cor” se traduce como corazón y la última parte es “ia” que significa hacia los demás. Por lo que cuando juntamos las tres definiciones encontramos que se refiere a la compasión que debemos sentir cada uno de nosotros como cristianos por aquellos que están pasando por alguna turbulencia.

Cuando nos referimos a la misericordia del Señor nos muestra que es la preocupación que siente Dios Todopoderoso por cada uno de los que lo confiesa como Dios y Salvador. Jesús al expresar este versículo nos llama a hacer misericordiosos con el prójimo de la misma manera que Dios lo es con cada uno de nosotros.

Mateo 5:7

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Los limpios de corazón

Cuando Jesús exhorta a que seamos limpios de corazón se está refiriendo a la limpieza que debemos de hacer como cristianos para poder entrar en la presencia del Señor. Debemos recordar que aunque vivamos en la Ley del Señor, en su camino y en sus enseñanzas.

Es necesario que entendamos que por nuestra de condición de seres humanos estamos inclinados a pecar por nuestra debilidad en la carne. Te recomendamos que al entrar en oración le pidas al Señor que te purifique con su sangre santa. Recordemos que no sabemos el día ni la hora que nos toque reunirnos nuevamente con Dios Padre, por lo que debemos siempre tratar de ser dignos de la justificación que Jesús compro con precio de sangre en la Cruz del Calvario

Mateo 5:8

Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Pacificadores en el Sermón del Monte

Esta es la última bienaventuranza que nos habla Jesús de Nazaret en el Sermón del Monte. Está se refiere a la invitación que nos hace Cristo hacer las paces con Dios y con nuestros prójimos.

Como cristianos sabemos que no debemos guardar odio ni rencor en el corazón ya que esto aborrece a nuestro Señor. Amemos al prójimo y perdonemos sus actos contra nosotros. Recordemos que nuestro abogado es Dios y que lo que nos haga a nosotros se lo harán a Él por lo que dejemos el rencor a un lado y enfoquemos a nuestra comunión con Dios y a evangelizar a nuestros cercanos.

Mateo 5:9

Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

El objetivo principal del Sermón del Monte es la orientación de cada una de nuestra vida a una perspectiva celestial. La cual se debe basar en la  búsqueda del rostro del Señor en cada momento. Buscar mantener una comunión constante que se centre en la oración y en la fortificación del Espíritu Santo. Para seamos ejemplos de fidelidad de lo que es el cristianismo y de cómo transforma la vida.

Recordemos que las enseñanzas puestas en la Biblia son nuestra guía para poder tratar de vivir en santidad. Oremos y busquemos nuestros fundamentos cristianos dentro de las Santas Escrituras, las cuales fueron escritas por inspiración de Dios por medio del Espíritu Santo, lo cual es lo más cercano que tenemos a la voz de Dios.

Mateo 7:13-14

13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella;

14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

Es necesario que como cristianos tengamos estas bases bien arraigadas ya que los tiempos de la venida de Jesús se acortan y debemos estar preparados para las cosas que nos tenga preparadas en Su reino. En el Sermón del Monte nos llama a vivir como verdaderos discípulos de Dios para dar un testimonio veras y cercano a lo que es Su Evangelio.

(Visited 26 times, 1 visits today)

Deja un comentario