Salmo 35 Reina Valera: Descripciones de Santidad

Comparte este artículo

Los Salmos son los cantos y alabanzas que le podemos dar al Señor, el Salmo 35 Reina Valera es uno poderoso. A través de este artículo conocerás la descripción del salmo 35 de la santa Biblia Reina Valera ¡los mejores pasajes para la santidad!

salmos-352

Salmo 35 Reina Valera

Este Salmos fue escrito por el rey David, en donde pide ardientemente la derrota de sus enemigos. En el Libro de los Salmos está escrito en su mayoría por este rey, quien no dudaba por ninguna circunstancia dejaba de clamar al Señor por medio de los cantos.

En el comienzo de este Salmos nos conseguimos con que David, le suplica al Señor por protección y para que lo levante entre sus enemigos. Nuestro Señor nos da la protección que siempre nos sostiene y nos cubre contra cada uno de nuestros enemigos.

Salmos 35: 2-3

Echa mano al escudo y al pavés,
Y levántate en mi ayuda.

Saca la lanza, cierra contra mis perseguidores;
Di a mi alma: Yo soy tu salvación.

Desde el inicio de los tiempos Jehová ha peleado cada una de nuestras batallas, nos ha protegido y nos ha levantados victoriosos. Por eso David en este Salmos le pide por su gran misericordia. Debemos entender que el Antiguo Testamento es antes de la llegada del Mesías, pero sin embargo a los que siempre han creído en su bondad ha visto su manto y su rostro entre las calamidades.

Salmos 35:4-6

Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida;
Sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal intentan.

Sean como el tamo delante del viento,
Y el ángel de Jehová los acose.

Sea su camino tenebroso y resbaladizo,
Y el ángel de Jehová los persiga.

Es importante reconocer que como humanos a veces nos sentimos completamente solos y abandonados por eso David en este Salmos le pide al Señor escuchar su voz cuando relata “Di a mi alma: Yo soy tu salvación”. Debemos entender que lo que pidamos en el nombre poderoso de Jesús se hará, solo debemos vivir bajo sus mandamientos, permanecer en comunión y declararlo Salvador.

salmos-353

Como cristianos cuando sintamos que no podemos más con nuestros enemigos o con nuestras cargas, entreguémosle al Señor este peso y Él se hará carga. Sabemos que Dios no los dice en su Santa Palabra, él que le haga algo mal a uno de los míos me lo hará a mí.  Debemos seguir con la Fe y en la presencia del Señor para que vivas cada una de sus grandes bendiciones.

Salmos 35: 7-9

Porque sin causa escondieron para mí su red en un hoyo;
Sin causa cavaron hoyo para mi alma.

Véngale el quebrantamiento sin que lo sepa,
Y la red que él escondió lo prenda;
Con quebrantamiento caiga en ella.

Entonces mi alma se alegrará en Jehová;
Se regocijará en su salvación.

Como cristianos sabemos que nuestro Padre lucha por nuestras batallas, sin embargo, es importante que reconozcamos su gloria, su honra y su grandeza delante de nuestros problemas. El Señor Jesús murió en la Cruz del Calvario por cada uno de nosotros y nuestro bienestar. Tengamos Fe de que el Señor nos escucha e intercede delante del Padre para salir victoriosos en su Santo Nombre.

Salmos 35: 10-12

10 Todos mis huesos dirán: Jehová, ¿quién como tú,
Que libras al afligido del más fuerte que él,
Y al pobre y menesteroso del que le despoja?

11 Se levantan testigos malvados;
De lo que no sé me preguntan;

12 Me devuelven mal por bien,
Para afligir a mi alma.

El Señor nos pide que tengamos un crecimiento espiritual constante día a día para poder pedir estas poderosas protecciones. Debemos orar constantemente, alabar y bendecir al que murió en la Cruz del Calvario para poder justificarnos delante del Padre. Sin Jesucristo no tuviéramos ninguna salvación ni con nuestros enemigos ni por la eternidad. Por eso te invitamos a que continúes en comunión con el Señor y la escritura bíblica del Salmo 103 explicación

Por otro lado te dejamos el siguiente vídeo para que tu gozo  con el Señor continué a cada momento. Que Dios nos bendiga. Amén!

(Visited 501 times, 2 visits today)

Deja un comentario