Origen, historia y significado del Padre nuestro

Comparte este artículo

Una de las disciplinas que tenía Jesús durante su ministerio en la Tierra era la oración. A través de este artículo conocerás sobre el origen, historia y significado del Padre nuestro en el cristianismo y ¿Cómo orar correctamente?

Padre-nuestro2

Padre nuestro

Índice de Contenido

Durante la vida y el ministerio de Jesucristo una de las disciplinas que impactaron a sus discípulos fue la constancia, la entrega y disciplina que Jesús tenía con la oración. Narra el evangelio de Marcos como nuestro señor Jesucristo se levantaba de madrugada a tener comunión con Dios. Esto sólo es posible a través de la oración.

Marcos 1:35

35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Igualmente, en el pasaje del Evangelio de Lucas 11, podemos suponer que los discípulos buscaban al Señor Jesucristo. Este pasaje bíblico nos detalla que encontraron a Jesús orando en un lugar apartado. Tanto les impactó la disciplina, constancia, dedicación y tiempo que entregaba Jesucristo a la oración que ellos decidieron pedirles que les enseñara cómo se debe orar.

Lucas 11:1

1 Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.

Padre-nuestro3

Padre nuestro: modelo dado por Jesús

Ante la inquietud de los discípulos por preguntarle al Señor cómo debemos orar el Señor les presenta un modelo de oración. El padre nuestro no significa que es una oración dada para ser repetida como muchos seguidores de Cristo suelen hacerlo. La Palabra de Dios nos advierte que las vanas repeticiones no son escuchadas por el padre.

Mateo 6:7

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

El señor Jesucristo nos advierte que no debemos utilizar estas repeticiones creyendo que mientras las hacemos nuestro Padre escucha. No tiene sentido repetir como una letanía el Padre nuestro. Al contrario debemos saber qué significado tienen cada una de sus frases.

En este sentido, el Señor no escucha las oraciones por la cantidad de palabras que puedan decir algunos cristianos. Tampoco es el tiempo que se le dedica a la oración y mucho menos el número de palabras. Lo importante es la calidad de la oración. En este sentido, Jesucristo no utiliza el Padre nuestro para que sus discípulos la repitan constantemente, si no que nos es dada como un modelo a seguir en nuestras oraciones.

Mateo 6:5

Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

Repetir el Padre nuestro contradeciría la enseñanza que Jesús nos dejó en Mateo 6:7. Insistimos en que es un modelo de oración. Como un patrón para que nosotros sepamos los elementos importantes que deben considerarse al momento de orar.

Ahora bien, si alguien o algún cristiano desea elevar en oración el Padre nuestro no hay ningún problema, pero no se debe hacer de manera memorística. Todo lo contrario, verdaderamente es necesario que se aprenda lo que significa cada frase del Padre nuestro.

Padre nuestro

Jesús de Nazaret ejemplo de oración

Al escudriñar la Palabra de Dios podemos percatarnos que los discípulos nunca le pidieron al Señor que los enseñara a sacar demonios, a caminar sobre las aguas o multiplicar el pan. Tampoco le pidieron saber cómo aprender a desarrollar poder.

En este sentido, llama la atención de que los discípulos se dieron cuenta que el poder de un cristiano, se centra en la comunión que puede haber entre un discípulo y Dios. Esta comunión sólo es posible a través de la oración y la santidad.

Juan 17:4-5

Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese.

Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.

La comunión se puede alcanzar a través de la oración y de la santidad. En esta comunión es dónde nuestro Padre Celestial ha escondido el poder espiritual de sus hijos. El éxito de la vida terrenal de Cristo se encontraba en esos momentos de comunión que tenía con su Padre Celestial.

El cuerpo entregado a la Fe

A través de la historia hemos podido observar cómo algunos grupos de las iglesias han predicado que el poder de Dios se produce de manera instantánea. Esto está muy  lejos de la verdad. Predicar estos argumentos entristece el corazón de nuestro Padre celestial. La santidad y el poder espiritual sólo son posibles a través de la comunión diaria con nuestro Dios. En otras palabras, es a través de una vida consagrada a Dios. No puede haber poder detrás de una vida sin santidad.

Puede que en algún momento dado tengamos una unción especial del Espíritu Santo o una revelación. Pero eso es un momento particular. Sin embargo, este momento no dura por siempre, ni para siempre. Al otro día el cristiano debe buscar esa comunión con Dios y cuidar su santidad.

Hechos 3:16

16 Y por la fe en su nombre, a éste, que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su nombre; y la fe que es por él ha dado a éste esta completa sanidad en presencia de todos vosotros.

Tienes a diario que presentar tu cuerpo en sacrificio vivo. Es necesario ir diariamente de rodillas a un encuentro con tu Padre Celestial. Tenemos diariamente que depender del poder de Dios para sobrevivir. Es muy importante, porque la mayoría de los cristianos han abandonado la práctica de la oración diaria.

Nuestro Señor y Salvador

Lo primero que Jesús nos enseña es saber dirigirnos a Dios. Lo primero que introduce nuestro Señor es la frase Padre nuestro. En este caso, lo primero que debemos aprender es que todo cristiano, luego de aceptar a nuestro Señor Jesucristo como nuestro Dios y Salvador, el cielo nos adjudica, nos otorga un poder, un derecho, una autoridad que no todos los seres humanos tienen, afirmación que se lee en Juan 1:12. A todos los que hemos recibido al Señor en nuestro corazón nos ha dado la prerrogativa de ser llamados hijos de Dios.

Filipenses 3:20

20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

Esto nos aclara que conforme a la Palabra de Dios, no todos los seres humanos son hijos de Dios. La Biblia dice antes de ser cristianos, Dios era nuestro Creador. Todos somos criaturas de Dios, pero no todos de acuerdo a la Biblia somos hijos e hijas de Dios. Es importante que el cristiano sepa que ha entrado en una relación filial con el Creador del universo.

Ahora puedo llamarlo Padre o papito lindo, Abba Padre. Esta relación filial nos permite acercarnos y hablarle como un verdadero Padre. Al estableces esta correlación entendemos que nuestro Padre espiritual es el autor y originador de nuestra vida espiritual

Hijos de Dios

Cuando aceptamos a Cristo en nuestras vidas como Señor y Salvador debemos entender que nos volvemos sus hijos y que nuestra alma ha sido liberada del pecado. El apóstol Pablo escribe porque no habéis recibido el espíritu de esclavitud como se lee en el siguiente versículo:

Romanos 8:15

15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!!

En este versículo nos aclara que nosotros somos hijos adoptivos de nuestro Padre celestial. Y nos revela que desde nuestros nacimientos teníamos un espíritu dentro de nosotros de temor, por lo que antes de recibir al Señor nos escondíamos de su presencia.

Padre nuestro

Falsas religiones

Cuando Adán y Eva se revelaron contra el Señor dejaron que el pecado entrará al mundo y desde ese instante se ocultaron de la presencia del Señor. Está acción hizo que se desconectaran del cielo y que la descendencia de ellos, entiéndase por cada uno de nosotros, comenzaron a vivir alejados del Señor. Sin embargo, como ellos conocieron a Dios fueron creando alrededor de su imagen distintas creencias las cuales se conocen el día de hoy como falsas religiones.

Efesios 4:14-15

14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,

Las religiones son las formas de buscar o reencontrar la presencia de Dios. El budismo, el confucionismo, el hinduismo, y otras creencias, son esfuerzos vanos de restablecer una comunión con Dios.

Todo esto nos hace concluir que el ser humano a través de la historia ha tenido un vacío que ha tratado de llenar a través de rituales y creencias vanas. Muchos han llegado a realizar obras de sus propias manos como imágenes de madera, oro y cerámica. Si leemos con cuidado la Palabra de Dios, ella nos dice que nosotros hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios esto significa que somos espíritu y de esta forma es que podemos adorar a nuestro Dios en espíritu y en verdad.

El Unigénito Hijo de Dios

En nuestro espíritu es que podemos mostrar fidelidad, santidad y adoración. Al leer las Santas Escrituras descubrimos que en el cristiano podemos decirle Padre a nuestro Creador. Porque ahora él nos ha adoptado conforme a su Palabra.

Sin embargo, la Palabra nos advierte que el único hijo de Dios es Jesucristo. Si analizamos la palabra “unigénito” nos encontramos que su significado en el griego significa “monogenes” que traducido se refleja como “el único de la familia”. Dice la palabra que nosotros somos hijos pero adaptados. Un ejemplo para aclarar esta definición es que un hijo producto de una relación dentro de un matrimonio es un hijo legítimo ahora bien cuando vamos a un orfanatorio y adoptamos a un niño.

Juan 3:16-17

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

Nuestro Padre Celestial nos adoptó y nos colocó en la posición de hijos. Al escudriñar la Biblia nos encontramos que Dios nos tiene en herencia. La palabra herencia significa haber sido colocados con los privilegios de un hijo verdadero por eso a Jesucristo se le llama nuestro Hijo hermano mayor. Pero debemos dejar claro que Jesucristo es el único hijo unigénito de Dios simplemente porque tiene la esencia de Dios y es Dios en la carne. Antes nosotros habíamos sido solamente creados por Dios en otras palabras. Éramos un espíritu creado por nuestro Padre Celestial pero ahora formamos parte de su familia.

Ahora bien cuando oramos puede ser que no entendamos cual es el significado del Padre nuestro. A continuación vamos a explicar frase por frase para que puedas entender ¿Qué es el Padre nuestro?

Análisis de la oración del Padre nuestro

Muchas veces los cristianos creen que repetir el Padre nuestro es suficiente. Esta oración encierra grandes misterios. A continuación te presentamos un análisis de cada una de las frases que componen a esta poderosa oración.

Padre nuestro

Ahora bien cuando analizamos la frase “Padre nuestro” nos encontramos con distintas explicaciones que tal vez a simple vista no las hemos detallados. Cuando Jesucristo comienza la oración diciendo “Padre nuestro” agrega un adjetivo, nuestro, lo que significa que no solamente es su Padre, sino que es nuestro Padre cubriendo la necesidad que tenemos de acercarnos a Él.

Jesús cuando estuvo entre nosotros nos hacía ver de una y mil maneras la importancia de buscar el rostro de Dios por medio de la oración. Sin embargo, como cristianos que somos debemos pensar y trabajar por el prójimo lo que significa que cuando estemos orando no debemos hacerlo solo por nuestras necesidades, sino por cada uno de nuestros hermanos.

De igual manera. La Biblia nos insta a orar por cada una de las autoridades de nuestras iglesias, por los enfermos y por cada una de esas personas que no han conocido ni confesado al Dios Eterno.

Mateo 6:9

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

Que estás en los cielos

Luego de reconocer nuestra relación filial con nuestro Padre y saber que Dios Santísimo es el Padre de todos los discípulos y creyentes, también debemos tener presente que nuestro Dios no se encuentra en este planeta. Sino conforme al Padre nuestro el Señor está en los cielos.

Esto nos recuerda que si vamos a pedir ayuda, no lo podemos hacer pensando que vamos a encontrar respuestas en la Tierra, sino que debemos orar sabiendo que las respuestas a nuestras aflicciones las conseguimos únicamente en las moradas celestiales. Que es donde el Señor escucha cada una de nuestras plegarias.

Cuando decimos que “estás en los cielos” estamos reconociendo que necesitamos ayuda fuera de este mundo eso es la Fe. La Fe es creer que si alguien te va ayudar en tú matrimonio, en tus problemas, en cualquier dolencia, no hay nadie más que Dios que está en los cielos.

El declarar “estás en los cielos” es una confesión de sumisión y de aceptación la cual se centra en que estamos reconociendo que Jehová es más grande que todos nosotros y nuestras dolencias. El enunciar “Padre nuestro que estas es los cielos” es confesar que me dirijo a ti porque la ayuda que necesita mi alma únicamente puede venir de ti. Como cristianos solo debemos confesar y confiar en el Señor.

Cuando caemos en el pecado de creer y confiar en otro que no sea el Señor nos hará daño y caeremos en una zozobra constante por no haber seguido las instrucciones de Dios. Cuando se confía en dinero, amigos, políticos y falsas doctrinas nos acarrea conforme a la Palabra de Dios a la maldición.

Isaías 30:1

1 !!Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a pecado!

Si leemos detenidamente este artículo entenderemos que el versículo comienza con una expresión de dolor. Por lo que Dios nos llama a colocar la confianza en lo que está en el cielo y no en lo que está en la Tierra. Un ejemplo claro de lo que se refiere el Señor es a la idolatría, puesto que en la Biblia nos exhorta a no crear, ni adorar imágenes que busquen demostrar lo que hay en los cielos.

Padre nuestro

Santificado sea tu nombre

Esta es la segunda afirmación que hace Jesús mientras enseñaba a los apóstoles a orar. Nos recuerda que el nombre de Dios es Santo. La palabra santificado proviene de la palabra griega “hagiaso” la cual significa separado o diferente. Por lo que el significado que se le puede dar a la oración “santificado sea tu nombre” es Tú nombre es separado por la santidad, la cual está relacionada íntimamente con la pureza.

Cuando nos referimos a la pureza o santidad del Señor, nos referimos a que Él esta libre de pecado. Debemos recordar que Dios nos hizo a su imagen y semejanza y que nos pide que nos parezcamos a Él en todo momento.

Levítico 19:2

Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.

Cuando tomamos la decisión de vivir por y para Cristo, gracias a que el Espíritu Santo mora en nosotros, nos podemos acercar un poco más a la santificación que Dios nos pide que tengamos. Por lo que nos convierte automáticamente en seres humanos completamente diferentes emocional y espiritualmente.

Como cristianos a veces no entendemos la importancia de las palabras. Cuando expresamos que el nombre de Dios es Santo, nos estamos refiriendo y aceptando que no hay otro nombre debajo del cielo ni de la tierra por el que podemos ser salvados.

Hechos 4:12

12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Las dos afirmaciones que llevamos en estas tres oraciones nos hace entender que cuando nos referimos a Jehová estamos mencionando a que nosotros como cristianos sabemos de la Omnipotencia y Supremacía, que Dios ha tenido, tiene y tendrá por los siglos de los siglos.

Venga a nosotros tu reino

Con esta petición declaramos que nosotros cuando estamos orando debemos estar conscientes que el reino de Dios está dentro de nosotros. Al morar el Espíritu Santo de Dios en nosotros ya su reino está contigo y conmigo. Ahora bien, debes tener comunión y santidad con nuestro Padre celestial. Recuerda que Dios no habita en el pecado, ni en la inmundicia.

Mateo6:10

10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Hoy en día muchas falsas religiones aseguran que el reino de Dios Padre se encuentra en la Tierra. Esto esta completamente alejado de la realidad, ya que si estudiamos, entendemos y analizamos la Palabra de Dios entenderemos que su reino esta siendo ejercido por cada uno de nosotros los cristianos en espíritu.

1era Pedro 2:9

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

Una de las enseñanzas más grande que el Señor nos está dando y tal vez muchos cristianos no saben, es que el nos está entrenando para gobernar y ejercer las funciones como gobernadores en el nuevo mundo.

Hágase tu voluntad

Cuando el cristiano ora debe tener presente que más allá de nuestras peticiones y nuestras necesidades, debemos aceptar que se haga la voluntad de Dios en nuestras vidas, no importa cual sea. Cuando el Señor escucha nuestras oraciones comienza a dirigir nuestra vida según su Plan perfecto para cada uno de nosotros. Un error que muchos cristianos comenten es buscar hermanos de la Fe para que los aconsejen, lo cual puede ser muy peligroso, ya que pueden terminar haciendo la voluntad de él y no de Dios Padre.

Uno de los ejemplos más claro de aceptación de la voluntad de Dios es cuando escoge a María para llevar en su vientre y dar a la luz al Hijo de Dios. El Señor la escogió porque era una mujer que consagraba su vida completa a respetar las leyes de Jehová y su corazón estaba dispuesto a escuchar su llamado.

Mateo 6:6

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Cuando el Ángel le da la noticia de que ella era la elegida para tener al hijo de Dios. María sintió miedo, porque ella era un ser humano como nosotros. Pero respondió con valentía hágase en mí tu voluntad. María sabía que estaba enfrentando al oprobio las críticas y las calumnias de la sociedad en la que ella vivía pero a pesar de todo esto el amor que sentía por Dios la hizo aceptar los mandatos del Señor.

Cuando aceptamos que se haga la voluntad de Dios en nosotros encontramos la gracia del Señor ya que ella yace en medio del centro la voluntad de Cristo.

Padre nuestro

Danos hoy nuestro pan de cada día

Cuando Jesucristo nos está enseñando “danos hoy nuestro pan de cada día” se refiere al pan diario, no nos está hablando de la alimentación semanal, ni mensual. El señor Jesucristo establece en esta oración, qué debemos solicitar al Padre el auxilio diario de que nos provea diariamente. Nuestras oraciones no pueden perderse en solicitudes que van a ser dentro de una semana dentro, de un mes, sino de lo que va a acontecer en el día a día. Ya que Jesús nos insta a que no nos afanemos en el día de mañana.

Cuando nos acerquemos al Señor en oración recordemos que Él quiere que sepamos que dependemos de Él diariamente. Si nuestras oraciones se centran en lo que puedo ocurrir más adelante estamos dudando de que Dios se acuerde de nosotros y podemos llegar a pensar que puede ser incapaz de sustentar nuestras necesidades. Cuando no oramos por el día sino por el que pueda pasar el Señor lo ve como un acto de poca Fe por lo que podemos alejarnos de Su gracia.

Éxodo 16:4

Y Jehová dijo a Moisés: He aquí yo os haré llover pan del cielo; y el pueblo saldrá, y recogerá diariamente la porción de un día, para que yo lo pruebe si anda en mi ley, o no

Es este pasaje vemos como el Señor llama al pueblo de Israel a confiar en Él recogiendo solo la porción de maná del día mientras estaban en el desierto. Podemos entender que en nuestra necesidad de seres humanos sintamos que debemos prepararnos para un futuro lleno de incertidumbres, pero debemos recordar que Jehová es mi pastor y nada me faltará. Por lo que no debemos estar angustiados, ni apesadumbrados, ni pensando en el día de mañana, debemos depositar toda nuestra confianza en el Señor y diariamente veremos como nos dará todo lo que necesitamos.

Cuando los judíos se atrevieron a juntar más maná, temiendo que Dios no les proporcionaría más alimentos, este maná se les corrompió. Esto significa que Dios desea que dependamos diariamente de Él.

Perdona nuestras ofensas 

Al momento de orar es necesario que reflexionemos, revisemos y expongamos  nuestro corazón. Esto con la finalidad de darnos cuenta de como estamos llevando nuestras vidas cristianas. A lo que nos estamos refiriendo es que debemos encontrar como estamos llevando nuestras relaciones intrapersonales y si estas están conformes a la voluntad del Señor.

Si Dios Padre envió a su único Hijo para que fuera golpeado, torturado y crucificado en la Cruz del Calvario para que nuestros pecados fueran perdonados. Por que razón los seres humanos el perdonar significa un acto de debilidad y de difícil ejecución. Cuando leemos las Santas Escrituras nos damos cuenta de que el Señor nos da el mandato de perdonar y amar a nuestros prójimos, estos mandatos no contienen ni coletillas, ni agregado, esto significa que sin importar que debemos hacerlo.

Marcos 5:23-24

23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti,

24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

Tanto es así que Jesús le recalcó a cada uno de sus apósteles que para entrar en la presencia del Señor debemos estar completamente seguros de no tener ninguna cuenta de perdón o amor con nuestros prójimos para que nuestra oración sea enviada por el Espíritu Santo para que sea escuchada por Jesús.

Padre nuestro

No nos dejes caer en la tentación

Cuando en nuestra oración le pedimos al Señor que “no nos dejes caer en la tentación”, le estamos pidiendo que nos aparte de cualquier cosa que nos haga mal. Un ejemplo claro es cuando Jesús esta orando en el Monte del Getsemaní y le pide a Dios Padre que le apartará esta copa, haciéndose referencia a las horas que se le vendrían por delante, pero también acepto la voluntad del Padre.

Marcos 14:36

36 Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú.

Al referirnos de que evite caer en tentación estamos aceptando que nosotros sin Él no podemos llevar una vida de santificación. Estamos reconociendo que tenemos debilidad en la carne y que necesitamos de su intervención divina para poder sobrellevar estas instigaciones del enemigo.

La tentación es la forma que tiene el enemigo para hacernos trastabillar en el camino que nos ha marcado Jesús. Debemos recordar que el maligno es el dios de esté mundo y que el no le importara hacer cualquier cosa para hacernos perder la Fe en Dios Padre. La comunión diaria con el Señor es de suma importancia para evitar caer, ya que Dios nos otorgo el poder de someter al pecado gracias al sacrificio de Jesús en la Cruz del Calvario.

Padre nuestro

Y líbranos del mal

Esta oración es importante entenderla como la petición que le hacemos al Señor de librarnos de cada dardo que el enemigo nos lance. Sin embargo debemos entender como cristianos que somos que debemos cumplir cada uno sus mandatos, vivir en su sendero y proclamarlo como nuestro Dios y Salvador para que nos libere de todo mal. Sin embargo si nos apartamos de sus caminos Cristo no nos podrá proteger ya que estamos permitiendo que el pecado reine en nuestras vidas.

Al someter el pecado cumpliendo la voluntad del Señor, vamos a ver como Dios nos va dando la fortaleza de ir orando cada vez más fuerte contra el mal, este tipo de oraciones se llaman de guerra. Las cuales se centran en las batallas espírituales que se desencadenan en los cielos.

Amen

Es la transliteración, que es la forma exacta en que una palabra determinada se representa en su lengua original, en este caso es hebrea. Amén se traduce como “que así sea” y se utilizó en muchos versículos bíblicos donde nos aseguraban la aceptación de tanto bendiciones o juramentos que se daban en el Antiguo Testamento. Con la venida de Jesús, el Hijo de Dios, la palabra “amén” se utilizó en los Evangelios para la afirmación de que sus declaraciones son la verdad.

En un estudio más amplio de la palabra nos damos cuenta que Jesús también es denominado “el Amén” dentro de las Santas Escrituras, específicamente en el Apocalipsis, cuando Juan se refiere como que Él es el testigo de Dios confiable y verdadero.

Apocalipsis

¿Qué es la oración?

Ahora bien, el Padre nuestro es una oración, pero qué significa esto. Las oraciones se pueden definir como el puente de conexión que hay entre nosotros y Cristo. Por medio de las oraciones podemos pedir, alabar, bendecir, agradecer y hablar con nuestro Padre cada una de las aflicciones que nuestro corazón tenga.

1ra Timoteo 4:10

10 Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen

Una de las cosas que tenemos que tener presente al momento de entrar en oración con Dios es que debemos tener la Fe de que Jesús escuchará cada una de nuestras plegarias para entregárselas al Padre. Tenemos que tener el corazón con Dios y una comunión estrecha para buscar respuestas a cada una de mis oraciones.

A quién oramos en el Padre nuestro

Como cristianos nos referimos a Dios como Creador, Padre, Jehová, entre otros. Ahora bien, en el Antiguo Testamento, el Señor le revela su nombre a Moisés como Yahwé, que es Yo Soy Él que Soy, también lo llamaban Elohim (Dios creador), Jireh (que significa que nuestro Dios proveerá).

Asimismo, lo llamaban Adonai (mi Señor) por lo que cada judío le entregaban sus oraciones bajo este nombre. También lo conocemos como Padre Celestial, el Dios Eterno, nuestro Redentor, nuestro Salvador, nuestro Dios Altísimo, entre otros. El Señor revela su Santo Nombre.

Éxodo 3:13-14

13 Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé?

14 Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.

Es importante saber estos nombres porque como cristianos debemos evitar cometer errores al orar. Por ejemplo, si nos referimos al dios del mundo nos estaríamos refiriendo a Satanás, título que le otorgó Jesús. Cuando nos referimos a Dios debemos tener en nuestros corazones el Nombre que es sobre todo nombre.

1era Juan 5:19

19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

Ahora, nosotros los cristianos tenemos un nombre que nos dieron nuestros padres filiales. En este sentido, los que le recibimos somos hijos de Dios. Dice la Palabra de Dios en Apocalipsis se nos dará una piedrita con un nuevo nombre. Es decir, tendremos un nombre distinto, espiritual. Así como le cambió el nombre a Simón por Pedro, a Saulo por Pablo, también nosotros tendremos un nombre espiritual.

Recordemos que en la Biblia los nombres revelan el carácter espiritual de la persona. Asimismo, el nombre de nuestro Dios revela su carácter.

Padre nuestro

Estructura de la oración del Padre nuestro

Una de las cosas maravillosas que nos dejó Jesús mientras estuvo en la Tierra, fue la estructura de cómo nosotros los cristianos debemos acercarnos para poder orar. No importa que oración le quieras hacer al Señor siempre es recomendable seguir esta estructura puesto que nos la dejó nuestro Salvador.

Apocalipsis 2:17

17 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe

  • Se agradecido: cuando comiences tu oración debes mostrar gratitud por cada una de las cosas que el Señor te da y por la oportunidad que tienes de poder acercarse a su Trono para establecer una comunicación con Él
  • Somete tu voluntad a la de Él: nosotros somos seres que nos gusta tener el control de absolutamente todo, por lo que cuando nos dicen que sometamos nuestra voluntad a la del Señor nos causa un poco de temor, puesto que no conocemos cual es su Plan Perfecto y debemos dejar todo bajo Su control.
  • Solicitud: en este punto de la oración le decimos a Dios Padre cual es la razón de nuestra oración, no importa cual sea el deseo, debemos recordad que el Señor gracias al Espíritu Santo conoce cuales son cada uno de nuestros deseos
  • El perdón: cuando estamos orando al Señor debemos entender que el perdón es un aspecto fundamental que necesitamos en nuestra vida para mantener una comunión unida con el Señor. Cuando pedimos perdón estamos asegurando que sabemos que somos débiles en la carne y que hemos pecado a veces sin conocimiento.
  • La protección de Dios: como cristianos sabemos que solo Dios nos puede ungir y proteger de cualquier mal o dardo del enemigo, por eso cuando estamos en un proceso de oración y de comunión con Dios debemos de pedir protección para nosotros y cada una de las personas que nos rodee, la iglesia, gobernantes, enfermos, entre otros
  • Gracias Padre: agradecemos entrando y saliendo de oración porque en su presencia está el gozo del verdadero cristiano, debemos agradecer porque sabemos que hemos sido escuchados y que cada una de nuestras oraciones serán respondidas.

Cuando oremos hagámoslo por cada uno de nosotros los cristianos, los pastores y la iglesia del Señor, que no sea una oración egoísta, sino colectiva. Tengamos la Fe de que Dios escucha nuestros deseos y que siempre estará junto a nosotros para responder las plegarias de nuestro corazón.

Habrá ocasiones en que sintamos que nuestras plegarias no son respondidas, tomemos en cuenta que Dios tiene un plan perfecto para nosotros y que en muchas oportunidades nuestros deseos no entraran en lo que Dios tiene destinado para nosotros.

Posición corporal para orar a Dios el Padre nuestro

Físicamente hablando no hay manera correcta o incorrecta de orar, sin embargo debemos tomar en consideración y recordar que estamos orando a nuestro Padre, a nuestro Creador y Fundador por eso cuando oramos nosotros los cristianos ponemos nuestras vidas en sus manos.

Existen varias formas físicas de como se ora, las cuales son:

  • De pie: es una expresión corporal que indica respeto a la autoridad que es Dios para nosotros.
  • Sentado: cuando oramos sentados inclinados hacia adelante lo hacemos para para escuchar nuestro interior y los deseos del corazón.
  • De rodillas: es una posición que muestra en la cual reconocemos que somos completamente dependientes de la autoridad del Señor Jesús.

Tipos de oración aparte del Padre nuestro

Cuando estudiamos las Sanas Escrituras nos damos cuentas que existen muchos tipo de oración, las cuales vamos a utilizar para distintos momentos. Entre las conseguimos en la Biblia, sin incluir los salmos son las siguientes:

Oración de Fe:

Es una de las oraciones más conocidas por el cristianos, en las Santas Escrituras fue utilizada por los apóstoles para la sanación de enfermos. Cuando nos referimos a una oración de Fe, hacemos una afirmación de que aunque no podamos ver al Señor, sabemos que Él obra por cada uno de nosotros.

La Fe es con lo que vivimos los cristianos sabiendo que el Señor envió a su único Hijo para morir por nuestros pecados y fuimos salvados. La Fe es la que nos impulsa a cada uno de nosotros en creer que Jesús viene por segunda vez y que cada uno de nosotros estaremos con el en cuerpos glorificados y en un reino eterno.

Marcos 9:23

23 Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

Oración por intercesión

Uno de los mandamientos que nos dejó el Señor Jesús es amar a tu prójimo como a ti mismo. Si oramos por nosotros lo debemos hacer de igual manera por nuestros hermanos. Al orar siempre pedimos por nosotros, por nuestra salud, seguridad, bienestar, felicidad, entre otros.

Esta oración es precisamente para que así como oras por ti lo hagas por aquel hermano que tiene necesidad. Ora por aquella persona que todavía no ha escuchado el llamado de Dios. Pide por los enfermos en los hospitales o por los que no tienen nada que comer.

Oración por común acuerdo

El Señor nos indico que cuando hay dos o más reunido en su nombre Él estará ahí, debemos entender que Dios nunca nos abandona y siempre esta dispuesto a escuchar cada una de nuestras oraciones.

Cuando estemos en grupos de oración es necesario ponerse de acuerdo porque se va a orar, esto va hacer que los corazones de cada uno de los hermanos que estemos en ese momento en comunión con Dios tengan una misma razón de oración.

Hechos 1:13-14

13 Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo.

14 Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos.

Padre nuestro

La oración de acción de gracias

Esta oración se centra particularmente en las cosas por las cuales debemos agradecer todos los días y cada día. Debemos recordar que hay personas que son menos afortunadas que nosotros y que debemos orar por la regeneración de esos corazones para que se unan en alabanza con Dios.

Filipenses 4:6-7

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Las oraciones en adoración

Estas oraciones se caracterizan por estar llenas de gozo, de reconciliación y amor. Generalmente las podemos encontrar como cantos dentro de las iglesias. Desde que existió la humanidad se le a cantado y bailado al Señor como forma de demostrar lo agradecido que estamos por cada una de sus bendiciones y cuidados para nosotros el pueblo elegido de Dios.

Escuchemos a nuestro corazón y pidamos conforme a nuestras peticiones y deseos. No importa las aflicciones de nuestro corazón, debemos siempre buscar agradar al Señor. Cuando alabamos, cantamos y bailando alegramos el corazón de nuestro Señor Jesucristo.

La oración de petición

Es una oración que esta cargada con muchos sentimientos y emociones, son las que están constituidas por cada uno de nuestros deseos. Como cristianos sabemos que Dios conoce cada uno de nuestros corazones y cuales son los deseos que en él abundan. Cuando entremos en oración de petición debemos ser honestos y sinceros con el Señor puesto que el conoce nuestros pensamientos y no podemos engañarlo.

Al realizar una oración de petición al Señor, debemos hacerlo con el corazón dispuesto y humillados ante la grandeza de nuestro Cristo Redentor. Para pedir por algo debemos tener las cuentas claras con el Señor debemos siempre arrepentirnos por cada uno de nuestros pecados y buscar la comunión constante con nuestro Señor.

Padre nuestro

La oración de consagración

Esta es la oración más importante que debe hacer un cristiano. En ella entregamos nuestra vida a Dios, lo aceptamos como nuestro Salvador y le decimos de manera consiente, con alegría y dicha en nuestro corazón, que hemos decidir bajo sus mandatos, en su sendero y que aceptamos la voluntad que tenga para nosotros.

Al aceptar la voluntad de Dios lo entendemos como que ya no tenemos control sobre nuestras vidas. Y este ha sido tomado por nuestro creador, a veces nos hará caminar por fuego, pero debemos tener la confianza que en cada paso estará Él para demostrarnos su fidelidad y su amor incondicional por cada uno de nosotros.

Mateo 26:39

39 Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.

Autoridad de la oración en el Padre nuestro

Cuando estudiamos el Nuevo Testamento una de las grandes distinciones que tiene es que por primera vez en la Biblia se hace una aseveración maravillosa:

Juan 14:13-14

13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré

Se debe recordar que en el Antiguo Testamento cuando se oraba, las plegarias eran para Yahwé, que se traduce como Yo soy Él que Soy, que se refiere a Jehová, pero después de la llegada de Jesús a la Tierra, la autoridad de la oración pasa a manos de Él. Nada llega al Padre sino es por medio de Cristo.

Solo tenemos autoridad para orar los que hemos nacido de nuevo, y los que hemos aceptado la vida de Jesús en nuestras vidas. Cuando elegimos este camino Dios nos envía al Espíritu Santo y es Él quien nos orienta, nos capacita, nos habilita y nos da el poder de cuando oremos.

La importancia de buscar a Dios en el Padre nuestro

Nosotros los seres humanos desde la fundación del mundo buscamos conectarnos con algo divino. Nosotros los cristianos siempre andamos en búsqueda de nuestra Verdad, de nuestro Camino, y nuestra Vida. Ahora bien ¿Por qué tenemos esta necesidad de buscar a Dios?

Eclesiastés 3:11

11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

Este versículo representa la respuesta a nuestra interrogante anterior, cuando analizamos este versículo muy detalladamente nos damos cuentas de muchas cosas. La primera es que en nuestro corazón esta puesto la eternidad, esto quiere decir que desde que nacemos sabemos que hay algo más grande y más poderoso que nosotros.

Isaías 1:3

El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento.

Por otro lado, vemos que nosotros somos de mente y sabiduría muy limitada comparada con la de Cristo, puesto a que no hemos logrado entender el significado de la obra que hizo Dios en el mundo. Es tanta la poca capacidad que tiene el ser humano para entender las maravillas del mundo que hasta el mismo Dios nos compara con los animales, mostrándonos más inferiores puesto que al menos ellos reconocen lo que es la obra perfecta del Señor.

Con el Espíritu Santo debemos entrar en comunión con el Señor. Debemos entender que nuestra conexión con el Señor es espiritual, por lo que debemos alimentar nuestro espíritu para estar fortalecidos. Mientras más fuertes estemos, más abundantes serán cada una de nuestras oraciones.

Romanos 8:26-27

26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

En estos pasajes el apóstol Pablo se esta refiriendo a nosotros los cristianos. Que aunque hemos recibido al Señor como nuestro Dios y Salvador nuestra carne sigue siendo débil. Debemos entender y saber que nuestra carne siempre va a estar tentada de caer en tentación y que no hay nada que eso lo pueda cambiar. Dichoso aquellos cristianos que han entendido eso y que han logrado más nunca confiar en la carne y viven cerca del Señor.

Otra de las características que visualizamos en el versículo anterior, es que Pablo nos informa que para poder orar debemos tener el Espíritu Santo que se obtiene gracias a la comunión constante con Cristo. Esto sucede porque mi humanidad, o la carne, no es la que está conectada con los cielos sino es mi espíritu que se alimenta del Espíritu Santo.

Cuando en el versículo expresa que el Espíritu Santo intercede con gemidos indecibles, se refiere a que son gemidos que no se pronunciar. Por otro lado se asegura una vez más que el espíritu es el que esta gimiendo por nosotros.

Romanos 8:30

30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó

En resumen el Espíritu Santo es el que le lleva a Dios los deseos más profundos de mi corazón. Esto se traduce que cuando estamos por momentos tan difíciles no es necesario expresar palabra ya que como verdaderos hijos de Dios, el Espíritu Santo sube y le dice a Jesús cada una de nuestras dolencias.

Padre nuestro

3:14

14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:

Padre nuestro

Comparación del Padre nuestro en los Evangelios

Ya sabemos que el Padre nuestro es la oración que utilizó Jesús para enseñar a sus discípulos como orar. En lo conocido como la literatura cristiana nos encontramos con tres formas de esta oración, dos pertenecen al Nuevo Testamento y la otra en la Didaché.

La Didaché se conoce como una obra literaria cristiana que pudo ser acomodada a mediados de la segunda mitad del siglo I, no son más que las enseñanzas de los doce apóstoles de Jesús.

Cuando realizamos la comparación se pueden sacar tres conclusiones principales:

  1. Es la misma oración.
  2. La oración del Evangelio de Mateo y el Didaché son las más parecidas.
  3. La oración que se presenta en el Evangelio de Mateo es la más larga.

Otra de las diferencias notorias entre la presentación de la oración del Padre nuestro es en el momento histórico en el que se encontraban. En el Evangelio de Mateo la oración la enseña Jesús en lo que se conoce como el Sermón del Monte. Aquí Jesús se refiere la justicia que excede a los fariseos. Otra de las características de la presentación del Padre nuestro dentro de Mateo, es que nos enseña que las ofrendas, las oraciones y el ayuno deben ser exclusivamente para los ojos y los oídos de Dios.

Por su parte, Lucas presenta la oración en medio del viaje que realizo Jesús a Jerusalén. El apóstol nos muestra la importancia y el ejemplo de Jesús en momento de oración y como sus discípulos pidieron las instrucciones de como orar al Padre.

Padre nuestro en niños

Si tenemos la bendición de ser padres es importante de criar a nuestros hijos bajo los mandatos de Dios. Es bueno que vayan conociendo al Señor desde pequeños para que en sus corazones desde temprana edad se tenga el Temor a Dios. Claro está en que no vamos a explicarle tan detalladamente la importancia de esta oración, puesto que son temas muy complejos los cuales no van a entender ni comprender.

Te recomendamos que comiences con las cosas fundamentales, ¿Quién es Dios?¿quien es Jesús?, las cosas más destacadas y relevantes. Es costumbre popular enseñar el Padre nuestro a los niños antes de dormir. Pero recordemos que las oraciones repetitivas no son escuchadas, por lo que es bueno cultivas el habito de la oración desde chicos, enseña como se agradece, como se debe pedir, como se debe buscar a Dios.

Es cierto que Dios afirma que los cielos es el reino de los niños, pero debemos enseñarles las cosas por las cuales Dios nos envió al mundo, la salvación del pecado, explica a tus hijos que portarse mal desagrada a Dios y así poco a poco vas a ir inculcando el temor a cometer pecado y dejar de agradar a Dios.

Padre nuestro

Resultado de la oración en nuestras vidas

El orar constantemente con Dios nos trae frutos y recompensas a nuestras vidas cristianas.

Restauración del corazón

Cuando dejamos de orar nuestro espíritu se va apagando poco a poco, por lo que nos alejamos del camino y de la sombra del Señor. Esto es muy común en cristianos que han cometido faltas y se sienten avergonzados de volver a la presencia del Señor. Pero debemos recordar que Dios nos llama y nos ama tal cual estamos, el Señor nos dice que el nosotros fuimos hechos para servirle y adorarle. Aunque sepamos que Dios nos ama y nos acepta debemos vencer el pecado y dominar la carne para ser dignos de estar en la presencia del Señor.

Deuteronomio 6:5

Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

Cuando hacemos nuestras la vida cristiana, entendemos que somos seres de adoración para Dios Padre. Esto significa que nuestro centro es Dios y nada lo va a cambiar.

Cuando he sido un cristiano que se ha salido de los caminos de Dios, debo pedir por la restauración de mi corazón, mi mente y mi espíritu ya que estoy consciente de que las cosas que he hecho desagradan y me alejan de la gracia de Dios.

Cuando oramos le estamos diciendo a Cristo, te necesito en mi vida, no puedo con mi carga, perdóname, ayúdame. Todas estas cosas las pedimos con Fe puesto que ya hemos vivido y conocido la gracia de Cristo Jesús.

Padre nuestro

Confesamos nuestra salvación

Como la oración es el puente que tenemos para poder hablar con Dios es una delas maneras que tenemos de expresarle nuestro eterno agradecimiento por la salvación. Muchos se dicen cristianos pero pocos han confesado por medio de la oración a Cristo Jesús como Dios y salvador.

Romanos 10:9

que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Cuando hagamos esta oración recordemos todas las cosas que hemos leído este artículo, cómo el pedir todo en el nombre de Dios, tener un corazón arrepentido y con ganas de hacer un cambio para siempre dentro de nuestra vida.

Logramos vivir en paz

Una de las cosas más gratificantes e incomparables de vivir con Cristo Jesús en nuestra vida es la Paz que logramos conocer gracias a Él. Cuando estamos en su presencia la tranquilidad, la felicidad, el bienestar y el descanso que tenemos es algo que es difícil de describir.

Cuando la oración es un hábito constante y normal en nuestra vida, el Espíritu Santo nos llena cada vez más y las angustias y los miedos de este mundo se dejan atrás. El Señor nos dice en las Santas Escrituras en delicados pastos me hará descansar. Creamos en esta y en todas las promesas que nos ha hechos Dios.

Filipenses 4:7

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Nuestro Padre sabe que desde siempre tenemos necesidad de Él por eso, siempre nos exhorta a buscarlos, a orarle a bendecir y a alabarle, ya que sin Dios no podemos lograr y alcanzar nada en nuestra vida.

PAdre nuestro

La oración nos ayuda en la vida

A veces los cristianos nos enfocamos en las cosas terrenales, como el dinero, en el trabajo, en los placeres y en las cosas que nos llena la carne. Cuando esto ocurre nuestro espíritu se contrae y se va apagando. Al ocurrir esto nos encontramos con que nuestras preocupaciones, inseguridades y temores se van aumentando. Ta bien ocurre en muchas oportunidades que cuando no nos salen las cosas como hemos planeado sentimos que Dios está en nuestra contra o que no ha escuchado nuestras oraciones.

Como cristianos debemos entender que nuestros caminos no son los del Señor y que nuestros tiempos tampoco son los de Él. Es muy fácil afanarnos y olvidarnos de todas las promesas que el no ha hecho. Por eso es importante mantenernos en oración y comunión con el Señor para poder entender y aceptar cual es el propósito que tiene el para nuestra vida.

Romanos 8:38

38 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Adiós al pasado

El ser cristiano nos hace nuevo, cuando aceptamos a Dios en nuestras vidas Cristo olvida cual han sido nuestros pecados. Igual ocurre cuando oramos y pedimos porque nuestro corazón sea completamente restaurado. Dios escucha nuestras suplicas y nos va deslastrando de ese pasado que tanto daño y amargura nos ocasiona.

Salmos 51:4

Contra ti, contra ti solo he pecado,
Y he hecho lo malo delante de tus ojos;
Para que seas reconocido justo en tu palabra,
Y tenido por puro en tu juicio.

Cuando hacemos cosas que desagradan a Dios no podemos cambiarlas, hemos pecado y debemos aceptarlo. Lo que nos pide Cristo es que aceptemos cualquiera que haya sido nuestro pecado y que nos humillemos ante Él para poder ser regenerados. A Dios no le importa nuestro pasado solo quiere que entendamos que ÉL es nuestro Salvador y vivamos en Él.

Filipenses 3:13-14

13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Nos vuelve agradecidos

Cuando la comunión con Dios es constante y absoluta nos damos cuentas de las cosas pequeñas de la vida. Tal vez suene un poco poético pero es la verdad de los que vivimos con Dios. La Biblia nos pide ser agradecidos por cada cosa aunque la demos por sentada.

A veces nos olvidamos que hay personas con muchas mas limitaciones que nosotros, si puedes respirar, tener un techo, sobre ti, si puedes leer este artículo en tu computadora o en tu teléfono inteligente, comer tres (3) o cuatro (4) veces al día, no tienes ninguna enfermedad y tú familia está unida. Déjame decirte que eres uno de los afortunados de este mundo. Cuando nos vayamos a murmurar de las cosas que nos falten recordemos todas las cosas que Dios nos ha dado. Oremos y alabemos su Santo Nombre.

1 Tesalonicenses 5:18

18Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

El perdón entra a nuestra vida

Al orar constantemente el Espíritu Santo se v a fortaleciendo dentro de nosotros lo que hace que cada vez nos parezcamos más a Jesús. Cuando este ocurre la acción de perdonar en nuestra vida se convierte en el algo fácil.

El perdón se debe hacer con todo el corazón, este no puede ser ni a medias, ni condicionado, ni un tiempo después. Como verdaderos cristianos debemos perdonar por completo y desechar cualquier raíz de odio o de rencor que nos pueda quedar de alguna acción que hayan hecho en nuestra contra.

Cuando perdonamos nuestro espíritu se fortalece y agradamos a Dios de una manera muy grande. También es bueno recordar que el Señor en su palabra nos dice cuantas veces debemos perdonar.

Mateo 18: 21-22

21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?

22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

Otra manifestación importante cuando perdonamos es el amor al prójimo, puesto que dejamos de guardar rencor y resentimiento que puedan sembrar odio y amargura en mi corazón.

Mateo 6:14-15

14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Desecha la critica

Al orar nos damos cuenta que hemos cometido muchos error en toda nuestra vida cristiana, como lo es criticar. No importa lo que sea si criticamos uno zapatos, el maquillaje, la ropa, el carro la manera de expresarse, cualquier cosa estamos desagradando a Dios.

Cuando oramos vamos cortando ese mal hábito y nos podemos regocijar por parecernos más a nuestro Señor Jesús.

Mateo 7:2

Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

Frases de agradecimiento nuestro Padre

  • Señor gracias, porque contigo he librado batallas que no habría podido ganar, gracias por cumplir cada una de tus promesas conmigo y escogerme antes de haber nacido.
  • Gracias Padre nuestro que has ungido mi casa, mi familia, mi trabajo, mis amigos, en mi vida veo tu bendición, gracias Señor.
  • Alabado seas mi Señor, porque Tú has regenerado cada una de mis fuerzas y mis esperanzas. Gracias por mostrarme y recordarme cual es el camino que quieres que siga
  • Padre gracias por alejarme de la tentación, gracias por hacerme fuerte ante la carne y poder continuar conforme a la voluntad que tienes para mi.
  • Gracias Señor porque contigo he recobrado la seguridad y mi confianza, aunque no merezco tus bondades y bendiciones siempre me cuidas.
  • Dios solo tu has podido calmar mi alma y mis dolencias Señor, no se que haría sin ti Padre.

Diario de oración siguiendo el modelo del Padre nuestro

Cuando comenzamos a orar una de los mecanismos que podemos utilizar para llevar un registro de lo que oramos y de lo que queremos orar es un diario de la oración. Este está compuesto por distintas oraciones que podemos ir encontrando o escuchando para ir desarrollando y mejorando nuestra capacidad de orar.

Es importante que cuando vayamos a anotar una oración debemos pedirle al Señor que por medio del Espíritu Santo nos de sabiduría y entendimiento para saber que le agrada y que no.

Materiales para hacer el diario de oración

Puede ser un cuaderno grueso que puedas separar en varias secciones. Sin embargo, te recomendamos que utilices una carpeta a la que puedas ir agregándole hojas así podrás tener por mucho tiempo tu cuaderno de oración sin necesidad de cambiarlo.

Adicional a esto necesitaras separadores, que pueden ser comprados o hechos por ti, hojas rayadas en caso que no tengas un cuaderno, lápices, colores, bolígrafos, marcadores. Todo esto va a depender de tu gusto personal.

Te recomendamos que busques la manera de hacer agradable para ti en el aspecto visual ya que de está manera te sentirás motivado a utilizarlo siempre que vayas a orar.

También debes buscar un lugar que sea tu cuarto para realizar las oraciones y no podemos olvidar a la Biblia, es indispensable que cuando vayas a orar tengas las Santas Escrituras a la mano puesto que es la Palabra de Dios y por medio de está el Señor se puede comunicar de una manera espectacular con nosotros.

Como separar tu cuaderno de oraciones

Primero debes entender que este cuadernos es de uso personal y exclusivo para ti por lo que en este momento te vamos a dar recomendaciones de como deberías separarlo. Si ves que faltan o sobran categorías que cubran tus necesidades siéntete en la confianza de editar esta propuesta.

La misión de nuestra vida

Es la primera sección de nuestro cuaderno de oración, en ella vamos a hacer las anotaciones de lo que deseo y de lo que creo que es la misión que tengo en la vida. Esta misión de vida la mantengo en la primera parte ya que orare diariamente por lo que creo que es mi misión.

Cuando pensemos en que estamos haciendo en este mundo debemos orar, así como nos lo enseño en el Padre nuestro Jesús, para que sea el Espíritu Santo quien llene esta incógnita y no mi carne

¿Qué estamos haciendo en nuestra vida?

Génesis 1:31

31 Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

En este versículo se enfocará nuestra interrogante. Si Dios repasó como quedo la creación, más deberíamos hacerlo nosotros con las decisiones y el rumbo que estamos tomando.

Debemos siempre preguntarnos si el camino que estamos llevando es el sendero del Señor. Si nuestra respuesta esta llena de dudas e interrogantes no es el camino y debemos apartarnos para no perder la gracia de Dios.

Padre nuestro

Atributos por los cuales elijo a Dios como mi Salvador

Esta parte de nuestro libro de oración lo utilizaremos para que cuando estemos en la presencia del Señor lo usemos para adorar, bendecir y alabar al Dios que nos ha dado la vida eterna.

Nosotros elegimos a Dios como nuestro Salvador porque Él es:

  • Eterno
  • Santo
  • Inalterable
  • Infranqueable
  • Infinito
  • Omnipotente
  • Bueno
  • Amor
  • Paz

Es importante recordar que cada una de estos atributos o características lo encontramos en las Santas Escrituras. Te invitamos a que estudies, analices, escudriñes y entiendas la Palabra para que puedas conseguir más razones por las cuales debemos adorar a Cristo.

Estudios Bíblicos que estoy realizando

En esta sección voy a colocar los estudios bíblicos que estoy realizando. Es importante que analicemos y aprendamos lo que nos dice la Biblia. Podemos buscar ayuda en libros, diccionarios, conferencias virtuales, cursos online o presenciales. Lo importante es que todos los días hagas un pequeño estudio que te vaya explicando más y más sobre la palabra del Señor.

Te recomendamos que busques comiences con el evangelio de Juan. De todos modos en las plataformas digitales hay muchos planes de estudios de la Bilbia. Consigue uno que se adapate a ti y a tus necesidades.

Diccionario de las palabras que se encuentran dentro de las Santas Escrituras

Está sección es de mucha ayuda al momento de realizar tus estudios bíblicos puesto que en las Santas Escrituras hay palabras que debemos estudiar su origen escatológico, proveniencia, definición e integración del vocablo para que entendamos el origen profundo de algún versículo, oración o texto.

Gracias por lo que me das

Para llenar esta sección de tu cuaderno de oración inspirado en el Padre nuestro te recomendamos que tengas una pequeña libreta siempre contigo y anotes las pequeñas cosas que te pasan día a día que sientes que debes agradecer. Al final del día transcríbelas a tu cuaderno y te darás cuenta de las muchas cosas que el Señor te está dado y cuando ores da las gracias porque Dios siempre es bueno.

Te recomendamos que diariamente escribas tus oraciones de gratitud para que vayas desarrollando la habilidad de orar y fortalecer nuestra conexión con Dios.

Recursos bíblicos

En esta sección voy a colocar todo el material de apoyo que vaya sustentando mis estudios bíblicos, oraciones y demás. Esto nos ayudara a tener las referencias textuales y al momento de refrescar o afianzar conocimientos sea más rápido y fácil buscar las fuentes bibliográficas de nuestros estudios.

Mis oraciones diarias

Antes de especificar las oraciones por día te recomendamos que coloques un Salmos que extraigas de la Biblia con el cual te sientas identificado, el cual te haga sentir con tus fuerzas renovadas y tu corazón dispuesto a entrar en oración con Dios Padre.

Por ejemplo te recomendamos el Salmos 27, el cual se centra en glorificamos la inmensidad de nuestro Señor y aceptamos lo poco que somos con resto a Su grandeza.

Salmos 27:1-3

1 Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos,
Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.

Aunque un ejército acampe contra mí,
No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra,
Yo estaré confiado.

Días de la semana

En esta sección coloca las oraciones que haz hecho cada día de la semana, coloca el tema, la intención y los agradecimientos de ese día. Debemos recordar que nuestro Padre se alegra cuando escucha las oraciones de sus hijos y nuestro Espíritu se fortalece cuando entramos en comunión con Dios.

Padre nuestro

Tópicos que queremos cubrir

En esta sección de nuestro cuaderno de oración vas a colocar cada aspecto de tu vida que quieras que entre en oración como la iglesia, tu familia, tu esposo/a, tus hijos, tus padres, tus hijos, hermanos. Cualquier tema que quieras incluir lo vas a colocar dentro de esta categoría.

Ejemplo de oración según el modelo del Padre nuestro

Padre nuestro

Tú que creaste los cielos y la Tierra

Tú que habitas y reinas desde lo alto

Me pongo delante de tu presencia para reconocer tu majestad tu gloria y tu poder

Señor en el nombre de Jesús

Me pongo delante de tu trono de gracia y misericordia

Para una vez mas reconocer que solo tú tienes el poder para perdonarme

Lávame y límpiame con tu sangre poderosa

No tomes en cuenta mis faltas Padre

Límpiame Señor con la sangre del Cordero de Dios

Has en mi tu perfecta voluntad

Desarrolla en mí la capacidad de somete aquellas pasiones que no te agradan

Que todo mi ser se alinee a tus preceptos

Te pido en esta ora Señor que abras los cielos

Que derrames bendiciones sobre mi, mi casa. Mi familia, mis hijos

Sobre el trabajo, bendice oh Dios las obras de mis manos

Señor aparta de nosotros todo peligro

Toda maldad y ataque del enemigo

Que sea tu poder frenando toda maldad , todo dominio, toda potestad

Que quiera hacernos daño

Apaga los dardos del enemigo Padre

Señor a ti acudo porque solo en ti esta puesta toda mi confianza

Entrego delante de tu trono de gracias, todas mis cargas, mis preocupaciones para que tu mano poderosa se extienda y me lleve de tu mano hasta la eternidad.

Amen

Conclusiones sobre el Padre nuestro

Luego de leer este artículo que nos habla sobre el Padre nuestro, su significado y origen podemos concluir que Dios desde el comienzo nos insta a buscarlo y a pedir por su misericordia.

El Padre nuestro es el modelo de oración que nos dejo Jesús cuando sus apóstoles le pidieron una guía para orar como Él. Es una oración que incluye perdón, amor, santidad, creencia del reino de Dios y la protección que el Creador nos da.

Otro punto importante dentro de la oración del Padre nuestro es que Jesús reconoce la existencia del Padre. La frase con la que comienza la plegaria es “Padre nuestro” lo que nos ratifica que Dios Padre existe, cuida de nosotros y nos protege de todo mal. Aunque Jesús es el único Hijo de Dios, su tiempo en la Tierra demostró que el siempre oraba, ya que esto es fundamental para estar fortalecidos en el espíritu.

Uno de las afirmaciones más destacadas que hizo Jesús en la oración del Padre nuestro, es que nos dio a entender que nosotros los cristianos necesitamos de Él diariamente. Eso significa que nuestra comunión con el Señor no puede ser cosa de un día si, un día no. Jesús nos indica “danos el pan de cada día”, nos debemos presentar en la presencia del Señor día con día.

La oración hace que nuestro espíritu se fortalezca día con día en el Señor. Cuando aceptamos a Cristo en nuestra vida, es una decisión que es para siempre y que debemos asumir con toda la madurez que corresponde. Por lo que debemos pedir sabiduría, entendimiento, fortaleza y sobretodo ayuda a nuestro Dios para transitar en este camino tan angosto que es el cristianismo.

Para que continues en la presencia de Dios te dejamos el siguiente enlace para tu disfrute Salmo 91

De igual manera te dejamos el siguiente video para reforzar tu comunión con Dios

(Visited 154 times, 1 visits today)

Deja un comentario