Oración por los enfermos: Lo que realmente dice la biblia

Comparte este artículo

La humanidad constantemente atraviesa por tribulaciones difíciles que nos desalientan. Cuando un ser querido se enferma es una de las pruebas más difíciles que debemos afrontar. Pues, la oración tiene poder. En este maravilloso post, te encontrarás con la más importante oración por los enfermos y lo que realmente dice la biblia de ellas.

oración-por-los-enfermos 2

La oración por los enfermos

Cuando hablamos de orar nos referimos a la comunión con Dios. Esta unidad se hace a través de nuestras conversaciones y peticiones con el Señor. La oración es construir una unidad entre nosotros y el Cuerpo de Cristo. Ese acto representa la sumisión de nosotros ante el Señor. Es reconocer que sin Él nada podemos hacer.

Aquí te proponemos un modelo de oración por los enfermos en estos tiempos tan difíciles, donde enfermedades como el cáncer, las epidemias mortales que afectan al mundo como el COVID 19, el SIDA, el ébola entre otras están afectando al mundo. ¡Oremos!

oración-por-los-enfermos 2

Oración por los enfermos

Padre amado, en el Nombre de Jesús y el por el Poder de la Sangre de Cristo

Sangre derramada en la cruz. Sacrificio que pagó todos nuestros pecados.

En esta hora reconozco tu Gloria y Majestad.

Reconozco tu Poder y Soberanía en las cosas que suceden.

Pero también se que eres un Dios de misericordia y amor.

Acudo a Tí, con un corazón contrito y humillado para pedirte perdón por mis pecados,

Los pecados de mi familia, de mi país.

Padre lávanos con la Sangre del Cordero de Dios que reconcilió los cielos y la Tierra.

 En esta hora mi Dios, estoy intercediendo por la salud de ____________

Tú conoces su situación. Sabes que padece ______________

Pero Tú en la cruz sanastes nuestras yagas.

Padre, escucha mi súplica. Restaura ese cuerpo. Que tu Sangre Poderosa lave ese cuerpo.

Lo limpie de esa penosa enfermedad.

Señor, escucha mi clamor.

Tú dices, Clama a mi y Yo te responderé. Pues, en esta hora clamo por la restauración y sanación

De ____________. Dame la bendición de este milagro.

Señor, si levantaste al tercer día el Templo de Cristo, Seguro estoy que tienes el Poder

Para sanar y restaurar este cuerpo.

Padre, Tú dices que todo lo que pidamos en el Nombre de Cristo, Tú lo harás.

Yo a esta hora pido por la sanación y restauración de _____________

Haz que tu Gloria sea manifiesta en ese cuerpo Señor.

En esta hora Padre, me retiro con la fe y la convicción de que Tú tienes el Poder

para restaurar y sanar.

Sea tu voluntad en esta hora.

Te lo pido en el nombre de Jesús.

oración-por-los-enfermos 3

Jesús nos entregó un modelo de oración para que llegara al trono de Dios. Como obedientes cristianos debemos ceñirnos al modelo de esa oración. Te invitamos a que ingreses al siguiente enlace para indagues sobre Oración por la salud.

Mateo 6:9-13

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.

12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

oración-por-los-enfermos 4

Al leer el siguiente pasaje bíblico nos damos cuenta que orar es un acto espontáneo, no de repeticiones, ni letanías. Es conversar desde el corazón sobre lo que nos agobia. Veamos:

 Mateo 6:6-8

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

oración-por-los-enfermos3

Pasos de la oración según el modelo de Cristo

  • Lo primero que debemos observar es que las oraciones deben ser dirigidas al Padre, no a otra persona o entidad espiritual.
  • Seguidamente viene un reconocimiento de la Soberanía de Dios, por tanto hay que alabarle y darle gracias por todas las cosas.
  • Reconocer que debemos ser perdonados por nuestros pecados.
  • Luego, pedir que se haga la voluntad de Dios en nuestras vidas.
  • Ahora, corresponde hacer nuestras peticiones.
  • Clamar por la protección y el cuidado de Dios.

Ahora, de acuerdo a las enseñanzas de Jesús, debemos elevar nuestras oraciones a través de Él. No existe otra persona que haga llegar nuestras peticiones al Padre, sino Jesús.

1 Timoteo 2:5

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre

Como podemos advertir en el siguiente versículo, Jesús insiste en que las oraciones deben ser elevadas al Padre por medio de Él.

Juan 14:13

13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Mateo 18:20

20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Es importante que en nuestras oraciones demos gracias por todo inclusive por aquellas oraciones que hemos hecho y que no hayan tenido respuestas. El Señor sabe lo que nos conviene.

1 Tesalonicenses 5:18

18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

La oración nos acerca a Dios

Al tener claro cómo debemos orar de acuerdo a la Biblia, cabe preguntarnos ¿Dios escucha la oración por los enfermos? ¿Qué dice la biblia de la oración por los enfermos? ¿Cuál es la oración por los enfermos terminales?

Lo primero que debemos referir es que orar nos permite acercarnos a Dios. Permite hablarle sinceramente, desde nuestro corazón, sobre las cosas que nos perturban. En el caso de una enfermedad podemos elevar una oración por los enfermos terminales. Claro que sí.

La Palabra de Dios nos dice:

Santiago 4:8

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.

 Efesios 6:18

18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos

En otras palabras, somos nosotros quienes debemos acercarnos a Él en oración por los enfermos. Esto quiere decir que cuando nos disponemos hacer una oración por los enfermos terminales estamos acercándonos a Dios para interceder por su salud.

oración-por-los-enfermos 2

La Biblia y la oración por los enfermos

Durante el tiempo que estuvo Jesús en la Tierra, hemos sabido que muchos milagros de sanación. Eso lo tenemos claro. Ahora bien, la biblia habla de la oración por los enfermos.

El Señor nos dice que si sabemos de alguien que necesita sanidad, debemos hacer oración por los enfermos, tal como dice en este versículo:

Santiago 5:14-16

14 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.

15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.

16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

Para acercarnos un poco más al tema que nos interesa tratar en este artículo, sobre la oración por los enfermos, debemos hacer referencia a los antecedentes en el Antiguo Testamento.

Antecedentes de sanación Antiguo Testamento

Probablemente muchos dirán que Dios sanó sólo a través de Jesucristo, pero la verdad que en el Antiguo Testamento vimos personas adoradoras de Dios que elevaron oración por los enfermos y fueron sanados. Algunos ejemplos.

1 Reyes 17:17-22

17 Después de estas cosas aconteció que cayó enfermo el hijo del ama de la casa; y la enfermedad fue tan grave que no quedó en él aliento.

18 Y ella dijo a Elías: ¿Qué tengo yo contigo, varón de Dios? ¿Has venido a mí para traer a memoria mis iniquidades, y para hacer morir a mi hijo?

19 Él le dijo: Dame acá tu hijo. Entonces él lo tomó de su regazo, y lo llevó al aposento donde él estaba, y lo puso sobre su cama.

20 Y clamando a Jehová, dijo: Jehová Dios mío, ¿aun a la viuda en cuya casa estoy hospedado has afligido, haciéndole morir su hijo?

21 Y se tendió sobre el niño tres veces, y clamó a Jehová y dijo: Jehová Dios mío, te ruego que hagas volver el alma de este niño a él.

22 Y Jehová oyó la voz de Elías, y el alma del niño volvió a él, y revivió.

 2 Reyes 4:32-35

32 Y venido Eliseo a la casa, he aquí que el niño estaba muerto tendido sobre su cama.

33 Entrando él entonces, cerró la puerta tras ambos, y oró a Jehová.

34 Después subió y se tendió sobre el niño, poniendo su boca sobre la boca de él, y sus ojos sobre sus ojos, y sus manos sobre las manos suyas; así se tendió sobre él, y el cuerpo del niño entró en calor.

35 Volviéndose luego, se paseó por la casa a una y otra parte, y después subió, y se tendió sobre él nuevamente, y el niño estornudó siete veces, y abrió sus ojos.

 Como podemos observar en ambos casos lo que antecedió a la sanación fue la oración por los enfermos. Igualmente ocurrió durante la travesía de Jesús. Sabemos de las sanaciones y liberaciones que hacía. Veamos algunos hechos que nos refieren sobre sanaciones en el Ministerio de Jesús.

Sanación en el Ministerio de Jesús

Durante el Ministerio de Jesucristo en la Tierra, fueron diversas las enfermedades que el Señor sanó. Su poder es infinito. No debemos detener la oración por los enfermos al dudar que no pueda hacerlo. Al leer los siguientes pasajes observaremos que nuestro Señor no tenía un modelo específico para sanar. El poder de Jesús venía de su comunión con Dios.

La Palabra de Dios nos advierte que Él antes de poner en marcha su ministerio durante el día, se levantaba muy de mañana a orar. Ese era su secreto. Esto quiere decir que el poder de la oración de los enfermos es un acto de fe. Leamos:

 Marcos 1:35

35 Y levantándose muy de mañana, aún muy de noche, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Veamos algunos pasajes bíblicos donde nos ilustra el poder de sanación de Jesucristo durante su estadía en la Tierra:

Sanación de la lepra

 Mateo 8:1-4

Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente.

Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme.

Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció.

Entonces Jesús le dijo: Mira, no lo digas a nadie; sino ve, muéstrate al sacerdote, y presenta la ofrenda que ordenó Moisés, para testimonio a ellos.

 Sanación de Parálisis

Mateo 8:5-8; 10-13

Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,

y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado.

Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré.

Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.

10 Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.

11 Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;

12 mas los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

13 Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.

Sanación de fiebre

Mateo 8:14-15

14 Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre.

15 Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y les servía.

No obstante, es importante destacar algunos versículos bíblicos que nos garantizan de que la oración por los enfermos tiene poder. Vamos algunos de ellos.

Sanación de ceguera

Juan 9:1-7

Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento.

Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?

Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él.

Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.

Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.

Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego,

y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó

 Sanación de la invalidez

Juan 5:1-9

Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén.

Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos.

En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua.

Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.

Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.

Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?

Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda.

Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día.

Sanación de diversas enfermedades

Mateo 15:29-30

29 Pasó Jesús de allí y vino junto al mar de Galilea; y subiendo al monte, se sentó allí.

30 Y se le acercó mucha gente que traía consigo a cojos, ciegos, mudos, mancos, y otros muchos enfermos; y los pusieron a los pies de Jesús, y los sanó

 Señales de los cristianos

Jesús antes de ascender a los cielos hizo referencia de las señales que tendrán sus verdaderos discípulos. El Señor afirma que los cristianos, a través de los dones del Espíritu Santo, podremos seguir con el Ministerio que Él llevaba en la Tierra. Esto significa que nuestra oración por los enfermos será escuchada.

1 Corintios 12:4-9

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.

Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.

Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.

Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.

Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;

a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.

 Marcos 16:17-20

17 Y estas señales seguirán a los que creyeren: En mi nombre echarán fuera demonios; hablaran nuevas lenguas;

18 Quitarán serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les dañará; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

Versículos bíblicos de oración por los enfermos

El Señor en su Palabra nos promete que sanará a aquellos que padecen alguna enfermedad. Cuando Cristo murió en la cruz cargó con nuestras enfermedades. Alguno de los versículos que refieren el tema de sanación tenemos:

Isaías 53:4

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

Éxodo 23:25

25 Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti.

 Salmos 147:3

El sana a los quebrantados de corazón,
Y venda sus heridas.

 Muchas veces oímos a los expertos de la medicina que la depresión y la tristeza empeoran las enfermedades. Dicen que el estado anímico afecta al cuerpo. Esta afirmación está referida en la Biblia, dice:

 Proverbios 17:22

El corazón alegre constituye buen remedio;
Mas el espíritu triste seca los huesos.

El Señor nos insta a interceder por los enfermos. La forma de sanar y limpiar las enfermedades es elevar una oración por los enfermos, tal como dice Mateo:

Mateo 10:8

Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.

Lucas 10:9

y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.

 Salmos 146:8

Jehová abre los ojos a los ciegos;
Jehová levanta a los caídos;
Jehová ama a los justos.

Jeremías 17:14

14 Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré salvo; porque tú eres mi alabanza.

La sanación es voluntad de Dios

La oración por los enfermos es un acto individual que debe salir de nuestro corazón contristo y humillado. Debemos clamar por el alma de la persona enferma y la restauración de su salud. Te recomendamos que te ciñas al modelo que Jesús nos dio para orar.

Es importante que sepas que la sanación está sometida a la voluntad de Dios. Existen ocasiones en que Dios decide no sanar. Pero debemos tomar en cuenta tres versículos que nos orientan en este caso.

El primero nos advierte, que sea cual sea la circunstancia, todo nos ayuda para bien. Cuando Jesús clamó a Dios para que pasara de Él la copa de la crucifixión terminó diciendo hágase tu voluntad sometiéndose a los designios de Dios.

La muerte para un creyente es el Reino de los Cielos. Las buenas nuevas del mensaje de Jesús. Pablo nos advierte que la muerte es ganancia para un cristiano.

Romanos 8:28

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

 Mateo 26:39

39 Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.

 Filipenses 1:21

21 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.

 Apocalipsis  21.3-4

Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.

Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Luego de hacer referencia a la oración por los enfermos, te invitamos a leer el artículo que aborda  Mensajes bíblicos 

Te dejamos este material audiovisual como una guía de oración para los enfermos como herramienta para tus oraciones.

(Visited 870 times, 4 visits today)