Poderosa oración cristiana para el trabajo

Comparte este artículo

La humanidad para poder satisfacer sus necesidades ha tenido que trabajar en diferentes ámbitos. Sin embargo, la competencia en el mercado laboral dificulta a veces lograr el trabajo deseado. A través de este artículo te haremos una mención detallada sobre la poderosa oración para el trabajo, y prosperidad para tu negocio.

oración-para-el-trabajo2

Oración para el trabajo

La oración es el medio que tenemos para comunicarnos diariamente con nuestro Señor Jesús. Muchas son las personas que no encuentran un trabajo adecuado. Que satisfagan a plenitud las necesidades de sus familias. Un creyente antes de buscar trabajo debe clamar a Dios para que sea Él quien encuentre el lugar idóneo para trabajar.

Es importante que el cristiano comprenda que más que trabajar nosotros debemos servirle a Dios donde quiera que nos encontremos. Por ello, el trabajo debe ser un lugar donde prediquemos la Palabra de Dios, así como que por nuestro testimonio muchos se conviertan.

En esta línea del pensamiento te dejamos una oración para el trabajo poderosa en Dios para lograr ese trabajo anhelado.

oracion-para-el-trabajo3

Oración para el trabajo y dinero

Padre de la Gloria, de la Honra, del Poder y del Señorío.

Tú que creaste todas las cosas, las visibles y las invisibles.

Mi Señor Tú que conoces las necesidades de mi hogar y de mi familia.

Dios que nos prometes que nada nos faltará para aquello que vivimos bajo tu promesa.

En esta hora recurro con un corazón contristo y humillado a tu trono de gracia y misericordia para interceder por mis necesidades y la de mi familia.

Señor en esta hora no tengo trabajo. Tengo la responsabilidad de traer el pan a la mesa de mi familia y no tengo como hacerlo.

Separado (a) de ti no puedo logra nada.

Por ello recurro a mi Abba Padre que está en los cielos.

No escondas de mí tu rostro Señor, más bien inclina hacia mí tu oído y escucha mi clamor.

Dame la bendición de obtener un trabajo que provenga de ti. Que esté bendecido por ti. Un trabajo ¡Oh Dios! Que me del dinero suficiente para satisfacer las necesidades de mi hogar.

Padre mío que este trabajo responda a mis habilidades, conocimientos y destrezas para poder honrar tú Nombre, pero que también mi testimonio lleve a tus pies almas rendidas a ti.

Mi Dios amado en el Nombre Poderoso de Jesús a ti elevo mi oración, de ruego y súplica.

Que estas palabras estén selladas con la Sangre del Cordero de Dios y rebosen tus copas de oraciones Señor.

Gracias Señor porque sé que me has escuchado y ahora descanso en tu Palabra.

En el nombre de tú Hijo amado Jesús he orado.

Amén

El trabajo en la Biblia

Desde la fundación del mundo el Señor estableció responsabilidades a la humanidad para sustentar la Tierra. Adán tenía que cumplir con el trabajo que Dios le dio.

Génesis 2:20-22

20 Adán puso nombre a todos los animales y a las aves de los cielos, y a todo el ganado del campo, pero para Adán no se halló una ayuda a su medida.21 Entonces Dios el Señor hizo que Adán cayera en un sueño profundo y, mientras éste dormía, le sacó una de sus costillas, y luego cerró esa parte de su cuerpo. 22 Con la costilla que sacó del hombre, Dios el Señor hizo una mujer, y se la llevó al hombre.

Desde que entró el pecado en el mundo el trabajo representa una carga pesada. También es un mandato de Dios.

Génesis 3:19

19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

En otras palabras, el Señor condena la pereza dentro de sus hijos:

Proverbios 6:6-11

Ve a la hormiga, oh perezoso,
Mira sus caminos, y sé sabio;

La cual no teniendo capitán,
Ni gobernador, ni señor,

Prepara en el verano su comida,
Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.

Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir?
¿Cuándo te levantarás de tu sueño?

10 Un poco de sueño, un poco de dormitar,
Y cruzar por un poco las manos para reposo;

11 Así vendrá tu necesidad como caminante,
Y tu pobreza como hombre armado.

Por otra parte, la humanidad ha evolucionado en los diferentes ámbitos, tanto en la ciencia, en la tecnología, así como en la organización de la sociedad (economía, educación, política, entre otros)

Esto ha contribuido a que la humanidad estudie y se prepare, haciendo del campo laboral un mercado altamente competitivo. Por esta razón muchas veces se nos dificulta hallar trabajo que responda a nuestros conocimientos, habilidades y destrezas.

Oración para el trabajo de mi esposo (a)

La mujer virtuosa devela las cualidades de su carácter. Vela por el bienestar de su hogar. En este sentido, si tu esposo no tiene trabajo es tu deber interceder ante el Padre por trabajo.

En este sentido, la mujer virtuosa se caracteriza por priorizar su hogar. Es por ello, que la edificación del hogar, además de administrarla bien debe hacer oración para el trabajo, la armonía, las bendiciones. Debe estar siempre en lucha por su casa.

Proverbios 14:1

La mujer sabia edifica su casa;
Mas la necia con sus manos la derriba.

Ahora bien, son muchas las mujeres que tienen a su esposo sin un trabajo que le permita llevar el pan a la mesa de su casa. Otras que tienen la carga sola del mantenimiento del hogar convirtiéndose en una carga pesada. Por ello, te ofrecemos una poderosa y hermosa oración para el trabajo del esposo.

Oración para el trabajo de mi esposo

Señor, Padre eterno y celestial.

En esta hora en el nombre Poderoso de Jesús, me pongo delante de tu presencia para darte las gracias Señor por lo que me has dado.

Gracias por mi familia, por mi esposo, por mis hijos, por mi hogar.

Gracias Señor por el aire que respiro, por las manos que permiten trabajar.

Por los ojos que me permiten ver.

Por el olor de las flores, el canto de los pájaros, por las cosas sencillas de la vida

Pero Dios en esta hora vengo a ti afligida y preocupada y deseo descansar en ti.

Conoces Señor que mi esposo no tiene trabajo.

Sabes Padre mío que no puede traer el pan a la mesa de su hogar.

Por ello en esta hora te pido perdón como familia por los pecados que hayamos cometido contra ti.

Diso Todopoderoso, en esta hora te pido que laves mi hogar con tu Sangre Poderosa.

Te pido que derrames bendiciones sobre mi casa, tanto de salud, de prosperidad, así como por el trabajo de mi esposo.

Elevo Dios esta oración para el trabajo de mi esposo.

Que sea un trabajo Señor bendecido por ti.

Cubierto por tu poder.

Un trabajo donde demos testimonio de una familia bendecida por el Dios de Israel.

Señor en esta hora te pido en el Nombre de Jesús que escuches mi oración y súplica por mi hogar.

Ahora Padre mío, dejo en tu trono de gracia esta petición.

Descanso en tu Palabra que me dice que Tú eres mi Pastor y que nada me faltará

Gracias una vez más Señor

Gloria al Padre, Gloria al Hijo y Gloria al Espíritu Santo.

En el Nombre de Jesús.

Amén.

La oración

Cuando hablamos de orar nos referimos a la comunión con Dios. Esta unidad se hace a través de nuestras conversaciones y peticiones con el Señor. La oración es construir una unidad entre nosotros y el Cuerpo de Cristo. Ese acto representa la sumisión de nosotros ante el Señor. Es reconocer que sin Él nada podemos hacer.

Jesús nos entregó un modelo de oración para que llegara al trono de Dios. Como obedientes cristianos debemos ceñirnos al modelo de esa oración.

Mateo 6:9-13

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.

12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

Al leer el siguiente pasaje bíblico nos damos cuenta que orar es un acto espontáneo, no de repeticiones, ni letanías. Es conversar desde el corazón sobre lo que nos agobia. Veamos:

Mateo 6:6-8

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.

No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

Pasos de la oración según el modelo de Cristo

Lo primero que debemos observar es que las oraciones deben ser dirigidas al Padre, no a otra persona o entidad espiritual.

Seguidamente viene un reconocimiento de la Soberanía de Dios, por tanto hay que alabarle y darle gracias por todas las cosas.

Reconocer que debemos ser perdonados por nuestros pecados.

Luego, pedir que se haga la voluntad de Dios en nuestras vidas.

Ahora, corresponde hacer nuestras peticiones.

Clamar por la protección y el cuidado de Dios.

Ahora, de acuerdo a las enseñanzas de Jesús, debemos elevar nuestras oraciones a través de Él. No existe otra persona que haga llegar nuestras peticiones al Padre, sino Jesús.

1 Timoteo 2:5

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre

Como podemos advertir en el siguiente versículo, Jesús insiste en que las oraciones deben ser elevadas al Padre por medio de Él.

Juan 14:13

13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Mateo 18:20

20 Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Es importante que en nuestras oraciones demos gracias por todo inclusive por aquellas oraciones que hemos hecho y que no hayan tenido respuestas. El Señor sabe lo que nos conviene.

1 Tesalonicenses 5:18

18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

La oración nos acerca a Dios

Al tener claro cómo debemos orar de acuerdo a la Biblia, cabe preguntarnos ¿Dios escucha la oración para el trabajo? ¿Qué dice la biblia de la oración por el trabajo?

Lo primero que debemos referir es que orar nos permite acercarnos a Dios. Permite hablarle sinceramente, desde nuestro corazón, sobre las cosas que nos perturban. En el caso de pedir un trabajo podemos elevar una oración por nuestros esposos, por un trabajo para nosotras mismas.

La Palabra de Dios nos dice:

Efesios 6:18

18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos 

Santiago 4:8

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.

En otras palabras, los cristianos deben acercarse a Él en oración por nuestras peticiones, en este caso el trabajo. Esto quiere decir que cuando nos disponemos hacer una oración para el trabajo nos estamos acercándonos a Dios para interceder por su salud.

La Biblia y el trabajo

Muchas personas consideran que un trabajo es importante por el puesto que ocupan o por los ingresos económicos que representan. Esta visión ha impulsado a gran cantidad de personas a realizar trabajo deshonroso o negocios que no son gratos a los ojos de Dios.

Otras personas solo desean desempeñarse en las áreas que les atrae o algo que les genere grandes expectativas de negocios. Si no les apasionan las actividades que realizan entonces desisten en sus trabajos.

Desde estas perspectivas, la Palabra de Dios condena el trabajo ilícito, deshonroso o perjudicial. Su Palabra establece que:

Levítico 19:11-13

11 No hurtaréis, y no engañaréis ni mentiréis el uno al otro.

12 Y no juraréis falsamente por mi nombre, profanando así el nombre de tu Dios. Yo Jehová.

13 No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. No retendrás el salario del jornalero en tu casa hasta la mañana.

Romanos 13:10

10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

 A veces solo debemos recordar en que el Señor tiene el control y quiere lo mejor para nosotros. Debemos creerle con todo nuestro corazón y sí con una oración tan corta pero tan poderosa, puede traer grandes cambios a tú vida.

A lo mejor hoy estas pasando por una situación difícil y no comprendes el porqué de las cosas, pero Sus pensamientos no son nuestros pensamientos. Créeme cuando te digo que si se lo pides a Él, si le crees al Señor Jesús, no te va a desamparar. Si por el contrario, estas estable en tu trabajo y realmente feliz, no te olvides de agradecerle por esa enorme bendición.

Toma un momento a solas y haz estas hermosas oraciones, déjate guiar por su Santo Espíritu  y recibe las bendiciones que tiene para ti.

Luego de leer este artículo te invitamos a que entres al siguiente enlace para que sigas orando con Dios

ayudar al necesitado biblia

De igual manera te dejamos este material visual para tu entretenimiento

(Visited 487 times, 1 visits today)

Deja un comentario