Mujer de Dios: Característica ¿Cómo agrada a Dios?

Comparte este artículo

¿Sabes cuáles son las cualidades que distinguen a una Mujer de Dios? Conoce porque es llamada virtuosa y considerada más valiosa que una piedra preciosa.

mujer-de-dios 2

La mujer de Dios

La mujer de Dios está en la lucha diaria para hacer la voluntad del Señor. El Todopoderoso describe en su Palabra los que significa ser una mujer de Dios. Para entenderlo, nos contextualizamos en el libro de Proverbios en su capítulo 31 donde en profundidad se trata específicamente el tópico de la mujer virtuosa. Lo primero que debemos puntualizar que se trata del carácter de la mujer.

El término virtuosa proviene del griego chayil que significa mujer victoriosa, valiente, fuerte y valerosa, una mujer guerrera. Para abordar este tema sobre la mujer de Dios debemos entonces profundizar en las cualidades del carácter de la mujer cristiana.

En líneas generales, pudiéramos decir que la cristiana es aquella que vive acorde de la voluntad de Dios. Por su obediencia en la Palabra es una mujer bendecida por el Señor.

mujer-de-dios 3

Características de la mujer de Dios

Cuando indagamos una explicación sobre una cristiana debemos recurrir a la fuente original: la Biblia. Veamos cada una de las cualidades que caracterizan a una mujer de Dios.

Mujer de mucho valor

Proverbios 31:10

10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

En el Libro de los Proverbios, capítulo 31 podemos apreciar que el mismo inicia haciendo referencia al valor de la mujer virtuosa. No puede compararse el valor de la mujer de Dios con muchas piedras preciosas agrupadas, pues el valor de esta mujer supera el valor estos tesoros.

Cuando profundizamos en el versículo, observamos que el sustantivo piedra está en plural. Esto significa que el valor de la mujer de Dios es mucho mayor que todas estas piedras preciosas. Asimismo, podemos precisar que habla de la mujer en singular. Si contextualizamos a la mujer dentro del matrimonio, entonces se refiere a la esposa.

mujer-de-dios 4

Mujer fiel

Proverbios 31:11-12

11 El corazón de su marido está en ella confiado,
Y no carecerá de ganancias.

12 Le da ella bien y no mal
Todos los días de su vida.

Sobre esta característica, resalta el hecho que la mujer  es fiel tanto en el pensamiento como en el corazón. No deshonra a su marido, ni a su casa, mucho menos a su familia. Un hombre que haya encontrado como ayuda idónea a una mujer de Dios tiene paz, está tranquilo y confiado, pues sabe que ella le es fiel, tanto en el matrimonio, como en las finanzas, en la administración de los bienes, entre otros.

La mujer  sabe perdonar. Entiende que el amor todo lo puede. Se trata de una mujer que entiende que la cabeza de su hogar es el hombre y se somete a esa autoridad. Es importante que como persona conozcas tus talentos y virtudes. Para ello te invitamos a ingresar al siguiente enlace que te dará un profundo mensaje sobre La Parábola de los Talentos

1 Corintios 13:4-7

El amor es paciente, es bondadoso. El amor no es envidioso ni jactancioso ni orgulloso.  No se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor.  El amor no se deleita en la maldad sino que se regocija con la verdad.  Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Efesios 5.22

22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor

Administradora de sus bienes

La mujer  está consciente de la necesidad de administrar los bienes de su familia para bendición. Se esfuerza por presentar de la mejor manera de los alimentos y de los bienes producto del trabajo. También es generosa. De su buena administración puede brindar una mano al necesitado (Proverbios 31:14-20).

Mujer hacendosa

La mujer  tiene como una de sus grandes cualidades darle prioridad a su hogar. Trabaja para ayudar con los gastos de la casa. Es hacendosa, organizada y limpia. Se dedica a tener su hogar en perfecto orden, pues Dios es un Dios de orden (Proverbios 31:22-24)

Lucha constantemente porque su casa mantenga las relaciones familiares sanas y cuida su hogar, pues sabe que un principio de la sabiduría es que la mujer edifica su casa.

Proverbios 14:1

La mujer sabia edifica su casa;
Mas la necia con sus manos la derriba.

Mujer ejemplar

La mujer de Dios es ejemplar. Se viste con decoro y prudencia, con recato. Su comportamiento no es vulgar, ni grotesco.

Proverbios 31:22-24

21 No tiene temor de la nieve por su familia,
Porque toda su familia está vestida de ropas dobles.

25 Fuerza y honor son su vestidura;
Y se ríe de lo por venir.

Mujer prudente

La mujer de Dios se caracteriza por tener prudencia al momento de hablar. Sabe que un principio de la sabiduría se trata de refrenar la lengua. Evita los problemas y enfrentamiento con el esposo. Se caracteriza por responder apropiadamente para no provocar contiendas.

 Proverbios 31:26

26 Abre su boca con sabiduría,
Y la ley de clemencia está en su lengua.

Proverbios 15:1

La blanda respuesta quita la ira;
Mas la palabra áspera hace subir el furor.

Asimismo, la mujer  conoce sobre la ley de la cosecha. Tal como lo advirtió Jesús, lo que nosotros sembramos eso recogemos. Así como una persona critica y juzga a los demás, también recibirá eso en reciprocidad.

La mujer de Dios evita verse envuelta en chisme, ni murmuraciones. Evita criticar y juzgar. Esas prácticas contaminan nuestros pensamiento y el corazón.

Mateo 7:2

Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

 Marcos 4:24

24 Les dijo también: Mirad lo que oís; porque con la medida con que medís, os será medido, y aun se os añadirá a vosotros los que oís.

Aporta alegría al hogar

Proverbios 31:26

27 Considera los caminos de su casa,
Y no come el pan de balde.

28 Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada;
Y su marido también la alaba:

La cristiana es reconocida y alabada por los miembros de su familia tanto por su generosidad, como por el cuidado y amor que da a sus familiares y amigos. Por el buen ejemplo que da. Apoya a su esposo en todo cuanto se necesario.

Temerosa de Dios

Proverbios 31:26

29 Muchas mujeres hicieron el bien;
Mas tú sobrepasas a todas.

30 Engañosa es la gracia, y vana la hermosura;
La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada.

31 Dadle del fruto de sus manos,
Y alábenla en las puertas sus hechos.

La cristiana  que está consciente que el Señor la observa, por lo tanto es temerosa de Dios. Su vida la enfoca en hacer la voluntad del Señor. Se caracteriza por someterse a la voluntad Dios y no por agradar a los demás.

Mujer agradecida

La mujer de Dios es agradecida con nuestro Señor por todas las bendiciones diarias que recibe en su hogar, vida. Es fundamental ser agradecidas con Dios.

1 Tesalonicenses 5:18

18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

Mujer que perdona

La mujer de Dios saber perdonar. Pone en práctica el perdón. Perdonar significa literalmente dejar pasar. Esto no significa que debemos aceptar la falta o el pecado que se haya cometido contra ella. Más bien, está consciente que todo acto trae consecuencias, pero para ella es importante perdonar.

Para la verdadera cristiana guardar resentimiento no tiene cabida en su corazón. Tampoco espera ser indemnizada por aquel pecado o falta que hayan hecho contra ella.

La mujer  sabe que el perdón es una decisión. Reconoce que debe acudir a Dios para poder perdonar. Por ello, las mujeres de Dios nos esforzamos para deslastrarnos de cualquier raíz de rencor.

Mateo 18:21-22

21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?

22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

Mateo 6:14-15

14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Luego de decirte las cualidades de la mujer de Dios te dejamos el siguiente video que deja un mensaje extraordinario

Recomendaciones para ser una mujer de Dios

Para ser una mujer de Dios lo primero que debes hacer es tomar la decisión de someternos a la voluntad de Dios. A continuación te proponemos algunas prácticas que te servirán para ser una cristiana.

Pensar antes de actuar

Tómate tu tiempo para pensar antes de actuar. Esto te permite ser prudente. Cuando pensamos antes de actuar o hablar, evitamos herir a las personas y reducimos el riesgo de cometer errores de los cuales podrás arrepentirte.

Deleite del momento

Cuando le quitamos el poder al futuro de dominar nuestras mentes o pensamientos, perdemos el temor de lo que vendrá, y por ende alcanzamos disfrutar de nuestros seres queridos, de nuestro hogar.

Ciertamente es importante ser planificados, pero como hemos advertido anteriormente, no podemos controlar el futuro, ni sus acontecimientos. Entonces, nos queda disfrutar el momento. Cada instante es importante. Esa sensación de gozar con nuestros seres queridos, un momento a solas genera paz interior.

Aceptación de sí misma

Una cristiana que suele recriminar sus errores difícilmente puede llegar a ser una mujer de Dios. No está conforme con lo que ve en el espejo, ni con lo que representa. La cristiana debe estar consciente de que se ha reconciliado con Dios.

Agradece a Dios por perdonarle todos sus errores y pecado. Por tanto, no tiene que mirar al pasado recriminándose por lo que pudo haber hecho y no hizo. Una cristiana puede alinear sus pensamientos y acciones hacia la voluntad de Dios. Ahora tiene tiempo para reconducir su vida y estar en armonía con sus pensamientos y acciones.

(Visited 384 times, 2 visits today)

Deja un comentario