Misiones cristianas ¡Un ejemplo de la Palabra!

Comparte este artículo

Como hijos cristianos debemos entender que son las misiones cristianas ¿Tienes conocimiento sobre las Misiones Cristianas? A través de este artículo te enterarás el poderoso ejemplo de la palabra al corazón de Jesús.

misiones-cristianas2

Misiones cristianas

Cuando nos referimos al tema sobre las misiones cristianas es importante saber que como cristianos tenemos dos áreas de nuestra vida que desarrollar. La primera, se refiere a nuestra vida como parte de una familia, una comunidad, de una organización. Esta misión tiene que ver con nuestra educación, las relaciones interpersonales, la profesión que hemos escogido, el intelecto, la cultura, entre otros.

Por el otro lado, la segunda tiene que ver nuestra relación con Dios, somos sus hijos. Esta área de nuestra vida tiene que ver sobre nuestro accionar como miembros de una Iglesia y parte del cuerpo de Cristo. Esta misión abarca lo relacionado con nuestro espíritu y el alma. Nuestra salvación y la vida eterna, la espiritualidad, así como nuestra comunión con Dios.

Una misión, término que se deriva del latín “misio” y que significa enviar, es un llamado que nos hace el Señor, a través del Espíritu Santo, para cumplir con el propósito que Él ha dispuesto para nosotros.

Cuando recibimos a nuestro Señor como Dios y Salvador, recibimos al Espíritu Santo, el Consolador. Es este sentido, Dios dice en su Palabra que nos ha dado todo, que estamos completos. Pues, a través del Espíritu Santo hemos recibido los dones y conforme a ellos tendremos las misiones cristianas evangélicas en el mundo encomendadas.

misiones-cristianas3

La Gran Comisión

Todos los cristianos, como hemos referidos, tenemos dones. Conforme a ellos, debemos participar en las misiones cristianas. Sin embargo, la Gran Comisión es la última instrucción que nos ha dado el Señor Jesucristo. Es un llamado especial que nos da a los cristianos de ir predicar el evangelio (las buenas noticias del Reino de Dios, la vida eterna) en toda la Tierra. Esta Gran Comisión está establecida en el Evangelio de Mateo.

La Gran Comisión es el inicio de la fe. Es la acción que debemos emprender todos los creyentes en las misiones cristianas. Debemos entender que es una orden directa de nuestro Señor Jesucristo.

Mateo 28: 18-19

18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

Al analizar el versículo 18, podemos apreciar que exige de cada cristiano un acto de fe verdadero y profundo. El Señor valida su compromiso con nosotros. Inclusive, devela la omnipotencia de Jesús, por lo tanto su deidad. Si esto no lo entendemos, nuestra fe no está completa. Jesús revela con claridad y precisión toda la autoridad que tiene sobre la creación.

Ahora bien, en cuanto al versículo 19, nuestro Señor Jesucristo pronuncia un mandato a los cristianos. Luego de recibir al Señor y declararlo, nos ordena a predicar el evangelio en todo lugar, tiempo y personas. Concretar una de las misiones cristianas más importantes, además de recibir al Señor es que se bauticen, tal como lo dice este versículo.

El llamado Misionero

Todos los creyentes que han recibido el mensaje de salvación y de la vida eterna tienen un llamado. Muchos de ellos es ir a través de misiones cristianas a recorrer el mundo entero a predicar las buenas nuevas. Asimismo, muchos de ellos han sacrificado sus vidas, trabajos, comodidades para predicar en lugares recónditos. Ahora bien, no hay acepción de personas. En este sentido, el Señor nos manda a todos a predicar la Palabra de Dios y su mensaje de salvación. Así que debemos hacer nuestra propia misión, predicando al vecino, al amigo, al familiar, al compañero de trabajo.

Jesucristo el misionero modelo

Jesucristo es sin duda el misionero modelo. Pues Él fue enviado a la Tierra a cumplir con una misión de salvación para toda la humanidad y darnos, por gracia, la vida eterna. Una vez que dio su vida en la cruz del calvario y resucitó al tercer día, logrando vencer al pecado y a la muerte, antes de ascender a los cielos nos dejó la gran misión.

En otras palabras, cuando afirmamos que Jesús fue el misionero modelo es que es realmente así. Su ministerio no fue algo mental que Él se propusiera. Tuvo que esperar hasta los treinta años de edad para comenzar con su misión. Aun cuando es el Hijo de Dios, conociendo al Padre, no se apresuró. Espero el llamado. Este es un ejemplo claro de lo quede debe hacer un cristiano. Esperar el verdadero llamado.

Una misión es cristiana cuando glorificamos y le damos la honra a Dios. En esta línea del pensamiento, Jesucristo nos habla de las dos vertientes que tenemos los creyentes, de allí que tengamos, en principio dos misiones cristianas. Ese doblegado se refiere a las buenas nuevas o el evangelio; y lo referido a las buenas obras. (Hebreos 13:15; Mateo 25:31-46; Mateo 28:16-20).

Las misiones cristianas culminarán su cometido cuando se produzca la Segunda venida de Cristo para establecer su Reino Milenial y posteriormente el Reino Eterno.

De igual manera te dejamos el siguiente enlace para tu disfrute con el tiempo con Dios Salmo 103

(Visited 247 times, 1 visits today)

Deja un comentario