La multiplicación de los panes según la Biblia

Comparte este artículo

En el siguiente artículo abordaremos el tema de la multiplicación de los panes que nos narra la Santa Biblia, así como el número de veces que el Señor hizo este impactante milagro.

la-multiplcación-de-los-panes-2La multiplicación de los panes

La multiplicación de los panes corresponde a muchos de los milagros que hizo nuestro Señor estando aquí en la tierra.

Algunos comentaristas consideran que los hechos narrados en el libro de Mateo, capítulo 14, versículos 13 al 21 y capítulo 15, versículos 32 al 38, corresponden a un mismo evento. Sin embargo, cuando vamos a la luz de la Palabra, y estudiamos con detenimiento las características de cada texto nos encontramos con que son dos eventos muy iguales pero en contextos diferentes.

Y es precisamente el objeto de estudio de nuestro artículo, descubrir no sólo en qué consistió la multiplicación de los panes, sino encontrar con objetividad cuántas veces nuestro Señor realizó este maravilloso milagro.

Alimentación de los cinco mil

La Palabra nos enseña en el libro de Mateo, capítulo 14, versículos 13 al 21, un primer evento dónde Jesús multiplica los panes para dar  a comer a la multitud. Nos narra que el Señor se encontraba en un  lugar desierto y apartado, cuando las personas le oyeron fueron en pos de Él y le siguieron. Al percatarse Jesús  de la gran multitud que le seguía tuvo compasión de ellos y sanó a muchos que padecían de diversas enfermedades.

Cuando llegó la noche los discípulos pidieron al Señor que los despidiera para que tuvieran tiempo de ir a las ciudades que estaban más cerca y compraran algo de comer, ya que el lugar era desierto.

Jesús les replica que no hay necesidad de ir a ningún lugar, que le dieran ellos de comer, a los que los discípulos le responden que no tienen cómo, porque sólo tenían con ellos cinco panes y dos peces.

El Señor les pide los alimentos,  pidió a las personas que se recostaran sobre la hierba. Luego tomó los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, los bendijo y luego los partió, los dio a sus discípulos y éstos a la multitud.

Todos comieron y se saciaron, sobrando doce cestas llenas, siendo alimentados cinco mil hombres sin contar las mujeres y los niños.

Si deseas conocer otra historia maravillosa de la Biblia te invito a seguir el enlace La parábola del hijo pródigo

la-multiplicación-de-los-panes-3

Alimentación de los cuatro mil

Aquí nos encontramos con un evento semejante al de Mateo 14. Sin embargo, con características que permiten establecer que se trata de un acontecimiento diferente. Se narra de la siguiente manera.

El Señor al ver a la multitud que le seguía tuvo compasión de ellos, porque ya habían pasado muchos días; no tenían qué comer y el Señor no quería enviarles en ayunas para que no desmayaran en el camino.

Los discípulos le cuestionaron que de dónde podrían sacar tantos panes estando en el desierto para saciar a una multitud tan grande.

Jesús les pregunta ¿Cuántos panes tienen? A lo que ellos responden: siete y dos peces; el Señor da la orden a la multitud que se recostasen en la tierra. Tomó así los panes y dio gracias, y los partió a los discípulos y éstos a la multitud.

Una vez que todos habían comido, recogieron de lo que sobró siete canastas llenas, se habían alimentado cuatro mil hombres sin contar a las mujeres y los niños; luego despidió a la gente y partió a la región de Magdala.

Dos eventos en la multiplicación de los panes

Queda claro, con estas dos narraciones, a la luz de la Palabra, que este evento fue en dos oportunidades, que aunque similares, diferentes.

Primer evento

En el primer evento el Señor se está retirado y la multitud llega a Él. El número de los panes eran cinco y dos peces. Los discípulos fueron los que solicitaron al Señor despedir a la multitud para que fueran a comer. Al tomar los panes mandó a la multitud a rencontrase sobre la hierba, bendijo los panes y los dio a sus discípulos y éstos a la multitud. Se recogieron doce cestas llenas de lo que sobró. En esta oportunidad fueron alimentados cinco mil sin contar mujeres ni niños.

Segundo evento

En su segundo evento notamos que el Señor es el que toma la iniciativa de alimentar a la multitud por cuanto tenían ya días con Él y no quería despedirlos sin que antes hubiesen comido. En esta oportunidad, el número de los panes eran siete y dos peces. La multitud se recostó en la tierra. Jesús tomó los panes y dio gracias, los partió, dio a sus discípulos y éstos a la multitud, una vez saciados se recogieron siete canastas llenas, fueron alimentados cuatro mil hombre sin contar mujeres ni niños.

Las evidencias y detalles son precisos para concluir que fueron dos milagros maravillosos que hizo el Señor con la multiplicación de los panes; siempre ante cualquier duda podemos ir a la Palabra donde encontraremos la veracidad de los hechos de nuestro Maestro.

Como complemento de este hermoso acto de amor hecho por el Señor te invito a observar el siguiente contenido audiovisual.

Nuestro Padre es el mismo ayer, hoy y siempre, no debemos olvidar sus bondades para con nuestras vidas.

El Señor es un Dios de milagros, y ante cualquier necesidad podemos tener la certeza de que siempre va a obrar a nuestro favor y según los propósitos eternos que tenga con cada uno de nosotros.

Así como multiplicó los panes, de esa manera, hoy, multiplica sus bendiciones para nuestras vidas, debemos mantener una actitud de agradecimiento por todo lo que el Maestro nos da, no siendo merecedores de nada Él nos concede cada petición de acuerdo a su voluntad. Descansemos en Él, Él nunca falla y siempre, aunque no nos demos cuenta, está al control de todas las cosas, nada se escapa de su alcance, pues el Maestro sigue siendo Dios.

(Visited 18 times, 1 visits today)

Deja un comentario