Historia de Jonás y la ballena en la Santa Biblia

Comparte este artículo

Para algunos, la historia de Jonás y la ballena es una fábula, sin embargo para los eruditos es de carácter histórico, es decir es un hecho real. Entérate a través de este post, todo sobre la santa historia de Jonás y la Ballena en la Santa Biblia, ¿Conoces su importancia en el Cristianismo?

historia-de-jonas2

Historia de Jonás

La historia de Jonás nos narra lo ocurrido con uno de los profetas menores de la Biblia. Este libro resulta agradable de leer. Algunos especialistas de la teología consideran que es un hecho real, otros lo ven de carácter simbólico.

Jesús en su ministerio hizo referencia a este personaje bíblico, afirmando como un hecho real este suceso. Incluso comparó su estadía en el Seol por tres noches así como lo estuvo Jonás en el vientre de la ballena.

Mateo 12:38-41

38 Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo: Maestro, deseamos ver de ti señal.

39 El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás.

40 Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.

41 Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás, y he aquí más que Jonás en este lugar.

historia-de-jonas3

El mensaje principal del libro de Jonás se refiere a la misericordia de Dios y se resume en el siguiente  versículo

 Jonás 3:4

Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida.

Esta historia de Jonás inicia con la decisión del profeta, huir de Dios, por este acto de desobediencia el Señor lo castigas hasta que él se arrepiente de su rebelión.

El nombre Jonás significa volar como paloma. El Señor le dice a Jonás que debe dirigirse a Nínive y predicar, pues en esta ciudad proliferaba la maldad y el pecado. Esta era una de las ciudades enemigas del pueblo de Israel, por tanto a Jonás no le agradaba la idea de ir a Nínive a predicar.

Por esta razón, Jonás decide escapar. La ruta que tomaría para escapar de la orden de Dios era exactamente la contraria. Tomó una barca y se dispuso a ir a Tarsis. Por su desobediencia, Dios desata una espantosa tormenta y los hombres que navegaban en la barca decidieron arrojar a Jonás al mar. Esta decisión era porque consideraron que Jonás les dio mala suerte en la navegación.

Una vez que estaba en el mar, Dios hizo que una ballena engullera a Jonás. Allí estuvo tres días y tres noches en el vientre de la ballena. Fue tal su tormento, imagínese dentro de un vientre, con  los ácidos que debe haber allí, la oscuridad, que Jonás clamó perdón y misericordia por su desobediencia. Comenzó a adorar a Dios y por este acto el Señor lo perdona y permite que la ballena lo expulse en las costas de Nínive.

Jonás al llegar a Nínive comenzó a predicar el mensaje que tenía por parte de Dios. Les advertía que se arrepintieran de su pecado y maldad. Pues, ya Dios había determinado destruir a Nínive en cuarenta días. Increíblemente, la gente de la ciudad le creyó a Jonás y se arrepintieron de su pecado. Clamaron misericordia y el Dios de Israel calmó su ira y los perdonó.

Luego de que Jonás predicó la advertencia de Dios, quedó con resentimiento en su corazón. Consideraba que debieron ser destruidos por cuanto Nínive era enemigo de Israel. Pensaba que Dios debió cuidar de Israel, destruyendo a su enemigo. Reposando en el desierto, el Señor le provee una planta en un viñedo que le dio sombra mientras Jonás descansaba. Al siguiente día Dios destruye la planta con unas larvas puesto que Jonás seguía murmurando.

El Señor molesto reprende a Jonás y le muestra como Jonás estaba molesto por una planta del viñedo, mientras que Dios guardó la vida de ciento veinte mil personas que moraban en la ciudad de Nínive.

historia-de-Jonás3

Jonás 1:1-17

Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo:

Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí.

Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová.

Análisis del libro de Jonás

  • La historia de Jonás nos deja primeramente debemos recordar que antes de Moisés, el Señor hablaba directamente con los profetas.
  • Luego su medio de comunicación era a través del Tabernáculo y por medio de Moisés.
  • En la actualidad, Dios revela su voluntad a través del Espíritu Santo.
  • Al escudriñar la historia nos queda de aprendizaje que toda persona que se desliga de Dios desciende a las tinieblas como lo hizo Jonás al vientre de la ballena.
  • Jonás no logra llegar a Tarsis, lo que significa que un rebelde nunca llega a su meta.
  • En el Nuevo Testamento, Dios nos devela nos reafirma como se comunicaba con los profetas en aquel tiempo.

Hebreos 1:1-3

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas

Rebelarse contra Dios es un pecado muy grave, pues su Palabra nos advierte que desobedecer a Dios es como si hiciéramos brujería o adivinación. Así de grave es este pecado. Podemos apreciar en la historia de Jonás como a Dios no se le escapa la intención del profeta de esconderse.

Por ello, cuando un cristiano está en rebelión, el Señor permite que se levanten situaciones adversas que nos obligan a regresar al camino que Dios nos ha mandado. Por tanto, cada paso que demos debe estar en correspondencia con la voluntad de Dios.

Ciertamente, la humanidad no es perfecta. Pero bajo la dirección del Espíritu Santo sabemos que el Señor nos muestra qué debemos corregir. Que debemos mejorar en nuestras vidas.

 1 Samuel 15:23

23 Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey.

Aquellos que creen que escondiéndose en algún lugar para cometer sus fechorías y pecados, creyendo que nadie los ve, pues nada ni nadie se puede esconder de la presencia de Dios.

En el caso específico de la historia de Jonás pudimos ver que el profeta pretendía esconderse en Tarsis. El Señor todo lo ve, todo lo sabe. En este sentido debemos cobrar consciencia de lo que hacemos y arrepentirnos de todo aquello que tenemos oculto en nuestras vidas y clamar misericordia.

Salmos 139:7-11

¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia?

Si subiere a los cielos, allí estás tú;
Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.

Si tomare las alas del alba
Y habitare en el extremo del mar,

10 Aun allí me guiará tu mano,
Y me asirá tu diestra.

11 Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán;
Aun la noche resplandecerá alrededor de mí.

Una persona sabia sabe discernir que más conviene si obedecer a Dios o desobedecer, pues tal como diría Job a quién le va bien cuando se separa de Dios. Jonás cuando se separa de Dios entiende que nada irá bien y clama misericordia y perdón.

Toda acción trae consecuencias. Si rebelarse contra Dios es pecado de adivinación, las consecuencias nos alcanzarán de manera devastadora. No obstante, si nos arrepentimos, las consecuencias vendrán , pero de la mano del Señor y Él nos sustentará.

Job 9:4

4 El es sabio de corazón, y poderoso en fuerzas; ¿Quién se endureció contra él, y le fue bien?

 Números 32:23

23 Mas si así no lo hacéis, he aquí habréis pecado ante Jehová; y sabed que vuestro pecado os alcanzará.

En este sentido, es urgente seguir el camino que Dios nos traza. Guiados por el espíritu Santo, seguro estamos que será un camino de bendición. Entonces huir de la presencia de Dios, tal como lo hizo Jonás, no deja absolutamente nada positivo en nuestras vidas.

 Salmos 32:8-9

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;
Sobre ti fijaré mis ojos.

No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento,
Que han de ser sujetados con cabestro y con freno,
Porque si no, no se acercan a ti.

Consecuencias de la rebelión de Jonás

Cuando nos rebelamos contra Dios tal como lo hizo Jonás, levanta situaciones adversas para que nos arrepintamos de nuestro pecado. Al leer el libro de Jonás podemos observar que no solamente él peca por rebelión, sino de apatía.

Jonás no se imaginaba que el Señor lo disciplinaría, corregiría su andar, sino que también donde se ocultara Él todo lo ve.

Hebreos 12:5-8

y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo:
Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor,
Ni desmayes cuando eres reprendido por él;

Porque el Señor al que ama, disciplina,
Y azota a todo el que recibe por hijo.

Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?

Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

 Salmos 32:8-9

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;
Sobre ti fijaré mis ojos.

No seáis como el caballo, o como el mulo, sin entendimiento,
Que han de ser sujetados con cabestro y con freno,
Porque si no, no se acercan a ti.

Proverbios 3:1-6

Hijo mío, no te olvides de mi ley,
Y tu corazón guarde mis mandamientos;

Porque largura de días y años de vida
Y paz te aumentarán.

Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad;
Atalas a tu cuello,
Escríbelas en la tabla de tu corazón;

Y hallarás gracia y buena opinión
Ante los ojos de Dios y de los hombres.

Fíate de Jehová de todo tu corazón,
Y no te apoyes en tu propia prudencia.

Reconócelo en todos tus caminos,
Y él enderezará tus veredas.

No podemos decir que somos cristianos y tener una vida de desobediencia y de cosas ocultas, pues Dios es Luz y no hay pecado, ni tinieblas en Él.

1 Juan 1:5-9

Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.

Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Por ello te exhortamos que hagamos como Jonás, arrepentirnos de nuestros pecados, de manera de estar en comunión con Dios.

Jonás 2:1-10

Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez,

y dijo:
Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó;
Desde el seno del Seol clamé,
Y mi voz oíste.

Me echaste a lo profundo, en medio de los mares,
Y me rodeó la corriente;
Todas tus ondas y tus olas pasaron sobre mí.

Entonces dije: Desechado soy de delante de tus ojos;
Mas aún veré tu santo templo.

Las aguas me rodearon hasta el alma,
Rodeóme el abismo;
El alga se enredó a mi cabeza.

Descendí a los cimientos de los montes;
La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre;
Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío.

Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová,
Y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo.

Los que siguen vanidades ilusorias,
Su misericordia abandonan.

Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios;
Pagaré lo que prometí.
La salvación es de Jehová.

10 Y mandó Jehová al pez, y vomitó a Jonás en tierra.

Concluimos este hermoso artículo de Jonás invitándote a leer el siguiente enlace libro de Ezequiel que profundizará tus conocimientos bíblicos.

Igualmente, te dejamos este video que será de gran bendición en tu vida.

(Visited 176 times, 1 visits today)

1 comentario en “Historia de Jonás y la ballena en la Santa Biblia”

Deja un comentario