Frutos del Espíritu Santo y sus significados

Comparte este artículo

El Espíritu Santo es uno de los tres seres divinos que conforman la Trinidad. Conoce a través de este artículo los poderosos 12 frutos del Espíritu Santo y sus significados en la santa biblia ¡información para adultos y niños!

frutos-Espíritu-Santo2

Frutos del Espíritu Santo

Los dones y frutos del Espíritu Santo son virtudes o que nos ayudan como cristianos a llevar una vida que sea del agrado del Señor Jesús. Los frutos del Espíritu Santo y su significado son los siguientes.

  1. Caridad 

Es uno de los doce frutos del Espíritu Santo que la Biblia menciona. La Caridad se define como el amor que le tenemos al prójimo. Por amor a la humanidad, los cristianos ayudamos al prójimo, sin esperar nada a cambio. La Iglesia crea ministerios que impulsan acciones de caridad. Sin embargo, si no perteneces a estos grupos es importante que desarrolles esa virtud humana ayudando a tus familiares, amigos, vecinos, enfermos. Como cristianos sabemos que este es uno de los mandamientos que nos dejo Dios que debemos cumplir.

1 Corintios 13:4-8

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

El amor que como cristianos debemos sentir es completamente desinteresado, es un cariño que todo lo entiende y que busca aconsejar de la mejor a manera al prójimo. Dios nos llama a que amemos a los otros como nos amamos a nosotros mismos.

Mateo 22: 37-40

37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

38 Este es el primero y grande mandamiento.

39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

frutos-del-Espiritu-Santo4

  1. Gozo

El gozo tiene distintos sinónimos como el estar feliz, estar contento, regocijarse. Este es otro de los frutos del Espíritu Santo, ya que cuando estamos en la presencia del Señor vivimos en una eterna alegría. Pero, el gozo que nos proporciona el Espíritu Santo de estar en comunión con Dios. Es esa sensación de paz y regocijo de estar en la presencia de Dios. También gozamos cuando nuestras acciones están alineadas a la voluntad de Dios, por ejemplo cuando hacemos actos de caridad.

Salmos 16: 8-9

A Jehová he puesto siempre delante de mí;
Porque está a mi diestra, no seré conmovido.

Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma;
Mi carne también reposará confiadamente;

El Señor cuando nos pide que lo alabemos es porque Él sabe que nuestros espíritus están tribulados por todas las cosas que tenemos a  nuestro alrededor. Cuando nos ponemos en presencia de Dios nuestros problemas disminuyen porque Él en su amor infinito para nosotros asume esas cargas.

Mateo 13:44

44 Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.

frutos-Espíritu-Santo

  1. Paz

La paz interior, la paz espiritual y mental que buscamos es una sensación de tranquilidad, de felicidad, de bienestar, de descanso que nos llena de un profundo descanso.

Abandonamos los miedos, las preocupaciones, dejamos atrás los sufrimientos porque estamos descansados. En este sentido, las perturbaciones del mundo, la economía, la política, los disturbios, la crisis social, dejan de tener el poder de arrebatarnos la paz interior.

En este sentido, cuando nos referimos a la paz interior hablamos del descanso que Dios nos otorga. Es la sensación que nos regala Jesús por fe en Él. Jesús nos promete que aquellos que nos hayamos reconciliado con Él encontraremos una paz que sobrepasa todo lo que nuestra mente no se puede imaginar.

Cuando vivimos en la presencia del Señor Jesucristo podemos ver cómo nuestra vida se va transformando. Uno de los frutos del Espíritu Santo que más sobrevalorados tenemos es la paz espiritual. Creemos que la paz es algo que podemos palpar, pero la paz espiritual es algo que sólo podemos tener con Dios en nuestras vidas.

Juan 14: 26-27

26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

frutos-Espíritu-Santo

  1. Paciencia

Es una de las virtudes o dones del Espíritu Santo que son más palpables entre los cristianos.  Cuando uno vive en los caminos del Señor uno de los primeros frutos del Espíritu Santo que se vuelve más visible es la paciencia. Ya que nos volvemos más tolerables a las cosas del mundo.

Romanos 15:4-5

Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús,

2 Tesalonicense 3:4-5

Y tenemos confianza respecto a vosotros en el Señor, en que hacéis y haréis lo que os hemos mandado.

Y el Señor encamine vuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo.

frutos-Espíritu-Santo

  1. Benignidad: uno de los frutos del Espíritu Santo

La benignidad o como también es conocida popularmente como amabilidad es uno de los frutos del Espíritu Santo que se van desarrollando en nuestra vida como cristianos. La amabilidad es uno de las virtudes que mas relacionada está relacionada con la conducta de cada uno de los cristianos.

Colosenses 3: 12-13

12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;

13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Este fruto del Espíritu Santo para los niños es importante trabajarlo desde pequeños ya que está relacionado con la misericordia que debemos tener con el prójimo.

Romanos 2: 4-5

¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?

Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,

frutos-Espíritu-Santo

  1. Bondad

La bondad es la que hace que nuestro corazón sienta arrepentimientos cuando hagamos algo que desagrade al Señor. Como cristianos que somos nuestro sendero debe estar lleno de luz, buenas acciones y justicia.

Éxodo 33: 18-19

18 El entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria.

19 Y le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente.

2 Crónicas 6: 40-41

40 Ahora, pues, oh Dios mío, te ruego que estén abiertos tus ojos y atentos tus oídos a la oración en este lugar.

41 Oh Jehová Dios, levántate ahora para habitar en tu reposo, tú y el arca de tu poder; oh Jehová Dios, sean vestidos de salvación tus sacerdotes, y tus santos se regocijen en tu bondad.

frutos-Espíritu-Santo

  1. Fe: uno de los frutos del Espíritu Santo

Es una de las características que debe tener un cristiano ya que nosotros vivimos por Fe. La Fe se define como la seguridad que se tiene en que hay algo superior a nosotros. Nosotros tenemos la Fe de que somos creaciones de Dios y que mando a su Hijo para que nos salve de la muerte eterna.

Mateo 21: 20-22

20 Viendo esto los discípulos, decían maravillados: ¿Cómo es que se secó en seguida la higuera?

21 Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho.

22 Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

Romanos 1:17

17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

Gálatas 3: 11-12

11 Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá;

12 y la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas.

  1. Mansedumbre

Como cristianos debemos ser gentiles, afables y llenos de amor. Nuestro corazón no debe estar expuesto ni al odio ni al rencor ya que esto nos aparta de la presencia del Señor.

Eclesiastés 10:4

Si el espíritu del príncipe se exaltare contra ti, no dejes tu lugar; porque la mansedumbre hará cesar grandes ofensas.

Efesios 4:1-3

Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,

con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,

solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;

  1. Longanimidad: uno de los frutos del Espíritu Santo

Esté termino se define como la relación que tiene la constancia y la perseverancia en momentos difíciles. Como cristianos entendemos que vamos a tener momentos de mucha dificultad pero también sabemos, entendemos y apreciamos que nuestro Señor Jesucristo está en cada momento de nuestra vida para protegernos y levantarnos el animo, porque Dios es fiel.

2 Corintios 6: 6-9

en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero,

en palabra de verdad, en poder de Dios, con armas de justicia a diestra y a siniestra;

por honra y por deshonra, por mala fama y por buena fama; como engañadores, pero veraces;

como desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, mas he aquí vivimos; como castigados, mas no muertos;

  1. Modestia

Cuando hablamos de modestia en términos cristianos nos referimos a que somos humildes y que en nuestros corazones no existe la vanidad. Somos personas que podemos entender que no somos perfectos y que siempre se puede aprender mientras las personas que son mundanas creen que son perfectos y desarrollan aspectos de soberbia y engreimiento en sus vidas.

1 Timoteo 2:9

Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,

frutos-Espíritu-Santo

  1. Amor

Es uno de los frutos del Espíritu Santo que debe sentirse por los demás. El Señor nos insta a amarnos a que en nuestro corazón no entre rencor ni odio. Esto como seres humanos es muy complicado porque siempre nos enfocamos en los defectos y errores de los demás pero si vivimos con Cristo amar es algo que se nos va a dar naturalmente.

Proverbios 3:12-14

12 Porque Jehová al que ama castiga,
Como el padre al hijo a quien quiere.

13 Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría,
Y que obtiene la inteligencia;

14 Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata,
Y sus frutos más que el oro fino.

  1. Templanza

La templanza como frutos del Espíritu Santo se puede definir como la fortaleza que se tiene para evitar los deseos carnales y mantener la honestidad en su corazón y su mente.

Hechos 26:24-26

24 Diciendo él estas cosas en su defensa, Festo a gran voz dijo: Estás loco, Pablo; las muchas letras te vuelven loco.

25 Mas él dijo: No estoy loco, excelentísimo Festo, sino que hablo palabras de verdad y de cordura.

26 Pues el rey sabe estas cosas, delante de quien también hablo con toda confianza. Porque no pienso que ignora nada de esto; pues no se ha hecho esto en algún rincón.

Después de leer este artículo te invitamos a que leas el siguiente artículo personajes bíblicos

También te dejamos este video para que sigas disfrutando de la Palabra del Señor 

(Visited 93 times, 1 visits today)

Deja un comentario