¿Qué es el Buen Pastor? ¡Lo que quiso decir Jesús!

Comparte este artículo

¿Sabes quién es el Buen pastor? En este artículo te enterarás lo que realmente quiso decir Jesús con esta importante frase bíblica.

el-buen-pastor 1

El buen Pastor 

El buen Pastor es una parábola que Jesús utilizó para predicar sobre el verdadero Salvador, Mesías y Ungido. Este símil lo ubicamos en el Evangelio de Juan 10:1-42. Al leerlo podemos precisar algunos elementos:

  • Se identifica a sí mismo como la puerta y el pastor.
  • Este pastor es el único que entra por la puerta.
  • Las ovejas, por su parte, escuchan su voz y lo reconocen.
  • Él las saca a pastos frescos y ellas lo siguen.
  • Pero, además el pasaje bíblico nos ilustra el buen Pastor que da su vida por sus ovejas

Ahora, en obediencias a Jesús vamos a escudriñar las escrituras (Juan 5:39) para entender en profundidad cada uno de los aspectos que trata la parábola referida al buen Pastor.

Yo Soy 

Lo primero que nos dice la parábola es la expresión Yo soy. Esto significa que Jesús se refiere a sí mismo, a su persona, a su identidad. Esta expresión se utiliza por primera vez en el Antiguo Testamento cuando Dios se revela a Moisés y le dice su Nombre Éxodo 3:14

Juan 10:11

11 Yo soy el buen pastor: el buen pastor su vida da por las ovejas.

Éxodo 3:14

14 Y respondió Dios a Moisés: Yo Soy el que Soy.Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: Yo Soy

Este nombre en su traducción se refiere al infinitivo de los verbos: ser  y estar. Esto significa que se refiere a la omnipresencia de Dios, al Todopoderoso, Eterno, que Dios no depende de nadie. Este Nombre proviene del hebreo YHWH. En otras palabras, es el Único que no ha sido creado, siempre ha existido. En este contexto, Jesús dice que Él es el Yo soy. Ahora bien, se compara con un Pastor.

el-buen-pastor 2

La puerta

Juan 10:7

Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.

Al escudriñar las Santas Escrituras en el Antiguo Testamento, podemos apreciar que el pueblo de Israel llevaba a la puerta del tabernáculo los sacrificios expiatorios. Esta puerta estaba elaboradas de lino torcido (Éxodo 27:9; 38:18; 29:11; Levítico 1:3; 17:9: Mateo 7:13-14)

Jesús al referirse que Él es la puerta, no está ilustrando que Él es el verdadero camino para llegar al Lugar Santísimo donde está el Padre, la puerta para la Salvación (Juan 14:6).

Frase: el buen Pastor

Al referirse a la actividad del pastoreo, les sería de fácil comprensión  a sus oyentes, pues esta actividad económica era conocida por los israelitas, quienes la desarrollaban dentro de su cultura. Si deseas profundizar sobre las parábolas de Jesús te invito a que entres en este link que abordan la Parábola del hijo pródigo, entre otras Listado de las Parábolas Santas de Jesús

Ahora bien, en Ezequiel 34:23 se profetizaba que Dios levantaría a un Pastor que apacentaría a sus ovejas. Asimismo, en el Antiguo Testamento podemos encontrar diversos pasajes que comparan la relación de Dios con Israel con el pastoreo (1 reyes 22:17; Jeremías 10:21; y Jeremías 23:1-2)

Cuando buscamos la expresión el buen pastor en hebreo nos percatamos que proviene de dos vocablo ro’eh-tzon (ro’eh relativo al pastor -tzon  a las ovejas). El primer término está compuesto de la raíz RA: compañerismo, afecto. Este mismo vocablo está utilizado para “tu prójimo” (re’acha).

Esto significa, que Jesús es el buen pastor por ama profundamente a sus ovejas. La figura de Jesús retratada en esta parábola es el amor de un Padre por sus ovejas. Esto responde a la profecía de Isaías en 40:11, quien describe a Jesús como el Pastor que cargará a sus ovejas en sus brazos. Para los conocedores del pastoreo, saben que la relación entre el pastor y sus vejas es precisamente la de una familia.

el-buen-pastor 3

Enemigos de las ovejas

Jesús prosigue relatando que hay enemigos de las ovejas (Ezequiel 34:2-4). Al leer este pasaje bíblico nos lleva a identificar  tres tipos de enemigos (ladrones y salteadores, el asalariado y el lobo) A continuación aprenderemos de cada uno de ellos:

Juan 10:8-13

Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas.

Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve al lobo que viene, y deja las ovejas, y huye, y el lobo las arrebata, y esparce las ovejas.

13 Así que, el asalariado, huye, porque es asalariado, y no tiene cuidado de las ovejas.

Ladrones

Jesús describe a los ladrones como aquellos que saltan las cercas, el vallado del redil y no entran por la puerta. Incluso nos advierte que todos los que vinieron antes que Él ladrones son. Estos personajes eran los fariseos y los saduceos quienes amparándose en sus falsas doctrinas controlaban a los israelitas. En la actualidad son los falsos predicadores de las falsas doctrinas de la fe todos aquellos que manipulan la Palabra de Dios y pervierten la verdad)

Estos personajes están detrás de las ovejas para su propio bienestar, prestigio y dinero. Están detrás de las ovejas por su lana. Este producto se vendía y se obtenía buen dinero. Asimismo, son los falsos profetas y predicadores de la falsa doctrina de la fe.

El asalariado

El asalariado busca su propio beneficio. No les importa las ovejas, sino lo que obtienen de ella. Igual que el caso anterior, el asalariado son los falsos predicadores de la fe, a quienes no les importan las ovejas, sino más bien lo que pueden obtener de ellas. Por lo tanto, el alma no les incumbe. El asalariado no tiene afecto natural por las ovejas, tal como no les importó que Jesús sanara al ciego de Juan 9, ni por la adultera, por los enfermos.

El lobo

Jesús se refiere a Satanás como el lobo. Otro de los calificativos utilizados en la Santas Escrituras para describir al enemigo de los cristianos. El lobo como animal devora a su presa. Asimismo, el lobo viene a destruir a las ovejas (Mateo 7:15; 10:16; Hechos 20:29) Los asalariados huyen cuando ven a Satanás venir, no defienden a sus ovejas, por lo tanto el alma está en riesgo.

Las ovejas

Las ovejas representan a todos aquellos que seguimos a Jesús, hacemos su voluntad (Isaías 53:6; Lucas 15:1-7) Como las ovejas el ser humano solo tiende a descarriarse y el hecho de seguir a Jesús nos mantiene en el camino para llegar al reino de Dios. Si deseas profundizar en el tema de cómo se descarrían las ovejas, te invitamos a que leas en este enlace la Parábola de la oveja perdida. Entre las cualidades de las ovejas es su sumisión, y obediencia al pastor.

El portero

Al escudriñar la Palabra de Dios, los teólogos tienen tres explicaciones en cuanto al portero. Unos afirman que fueron los profetas que anunciaron la venida de Jesús (Isaías, Ezequiel, Malaquías, entre otros).

Otros consideran que es Juan el Bautista quien identificó a Jesús como el Cordero de Dios (Juan 1:29; 34). Y otros creen que es el Espíritu Santo quien prepara los corazones para creer en la Verdad en Cristo.

El redil

El redil es un espacio cercado donde se guardan las ovejas al atardecer. Por la mañana los pastores regresan y las sacar a pasear. El Señor aclara que de ese redil, Israel habían una ovejas que eran de Él y otras que no. Por lo tanto, Él las conoce por su nombre. Asimismo, hace alusión a otras ovejas, referido a los gentiles, quienes escucharían de Jesús y su sacrificio en la cruz y creerían que Él vino a redimirnos del pecado  (Efesios 2:11:22; Génesis 12:1-3; Isaías 42: 6; 49:6)

De esta manera Jesús anuncia la conversión de los gentiles y por lo tanto el pacto que hizo con Abraham alcanzaría a todas las naciones de la Tierra. Asimismo, anuncia cómo se derribaría la pared que separaba a judíos y gentiles conformando un solo pueblo para Dios.

Enseñanzas de la parábola el Buen Pastor

Así como el Señor nos ilustra que el buen pastor va delante de sus ovejas, nos está anunciado que Él protege a su rebaño. Todo peligro será enfrentado por el poder de Dios. Además no hay tentación que el Señor no haya enfrentado, por lo tanto Él sabe de qué trata por lo que como creyente debemos pasar.

Asimismo, el Señor nos dice que las ovejas conocen su voz. Para conocerlo hay que tener comunión con el Pastor. Esto exige una vida disciplinada en el Señor. Orar y leer la Palabra de Dios a diario. No se puede conocer a alguien si uno no se le acerca.

Al reconocer la voz del Espíritu Santo, significa que no escucharemos falsas doctrinas y no haremos nada que esté fuera de la voluntad de Dios.

Por otra parte, Jesús dice que conoce a cada una de sus ovejas por su nombre. Esto significa que conoce cuántos cabellos tenemos, cuáles son nuestros pensamientos, qué hacemos. Conoce nuestro levantar y nuestro acostar (Salmos 139:1-6)

Buenos pastos

Jesús nos advierte que aquellos que nos acerquemos a Él y lo sigamos comeremos del pan de vida. Asimismo, nos asegura que jamás tendremos sed (Juan 4:13-14; 7:37-39; 6:35). Asimismo, esta seguridad que tenemos de seguir a Jesús nos garantiza que nada nos faltará (Salmos 23). Los buenos pastos son las bendiciones que Dios nos da a diario.

El Pastor da su vida por las ovejas

Muchos equivocadamente piensan que Jesús fue vencido. Pues, al contrario, Él sabía que dentro de su ministerio el propósito era cumplir la misión de entregarse por amor para redimir a la humanidad de la muerte y al pecado.

Jesús reitera en esta parábola cuatro veces que Él daría la vida por las ovejas (Juan 10: 11, 15,17 y 18) Asimismo, existen otros pasajes bíblicos que dan fe que Jesús sabía que moriría por nosotros (Juan 15:13: 18:8)

En conclusión Jesús es el Mesías que vino a entregar su vida por ti y por mí. Si este mensaje tocó tu corazón has la confesión de fe. Para ello te recomiendo que leas Romanos 10:9-10. Si deseas hacer la confesión de fe ingresa a este enlace para que sigas la ¿Por qué y para qué escogió Dios al pueblo de Israel?

(Visited 32 times, 1 visits today)

Deja un comentario