Dios ayúdame ¡Libérame del miedo y de la ira en mi vida!

Comparte este artículo

Hoy puedes estar pasando por una situación difícil y clamas diciendo: Dios ayúdame ¡libérame del miedo y la ira en mi vida! En este artículo aprenderás a pedirle a Dios correctamente de forma espiritual.

Dios-ayúdame2

Dios ayúdame

Todos los seres humanos experimentamos según las circunstancias diferentes emociones. Es normal sentir tristeza, sentir miedo y rabia, lo que no podemos permitir es que las emociones dominen nuestra vida.

Unas de las emociones más negativas y destructivas, que podemos experimentar y que es lo opuesto a la fe son el temor.

La biblia nos muestra cuatros temores que experimentamos los seres humanos, como lo son:

  • Temor a Dios: que no es tenerle miedo al Señor, esto más bien nos alejaría de Él. Es ser sabios y saber que aunque nadie nos esté viendo, seguiremos haciendo Su voluntad porque Él si conoce todo de nosotros. Este no es un temor negativo.

Proverbios 8:13

13 El temor de Jehová es aborrecer el mal;
La soberbia y la arrogancia, el mal camino,
Y la boca perversa, aborrezco.

Dios-ayúdame3

  • Temor a alguien: tenerle temor a lo que una persona nos pueda llegar hacer (policía, gobernante, enemigo, el jefe, etc.)

Isaías 41:10

10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

  • Temor a las circunstancias: temer lo que comeremos, lo que vestiremos, como saldremos de alguna situación en particular.

Mateo 6:25

25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

  • Temor al diablo: temerle a lo que el diablo nos pueda llegar hacer.

2 Samuel 22:5

Me rodearon ondas de muerte,
Y torrentes de perversidad me atemorizaron

Dios-ayúdame4

Por su parte la ira es un sentimiento donde una persona puede llegar a sentir una molestia muy grande y la mayoría de las veces violenta. La ira puede llegar a cegar a cualquier persona y cometer actos de violencia que ni siquiera había imaginado hacer, como asesinar a alguien.

La palabra de Dios nos revela que podemos estar airados pero no permitir que este sentimiento nos invada a tal punto que nos haga pecar.

Efesios 4:26-27

26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,

27 ni deis lugar al diablo.

Si sientes que el temor invade tú vida o que la ira se hace presente cada día, es hora de colocarte de rodillas y decir ¡Dios ayúdame! y créeme cuando te digo que lo hará.

Te invito a que me acompañes y hagamos juntos una oración pidiéndole ayuda a nuestro Salvador.

Dios-ayúdame5

Cristo ten piedad de mí

Dios ayúdame por favor, ya no puedo más.

Me he olvidado de Ti.

Ya no puedo más.

El temor y la ira han invadido mi corazón.

Me siento confundido, sin saber qué hacer o en quién creer.

Mi corazón se alejó de Ti.

Pensé que en mis propias fuerzas podría andar pero no soy nada sin Ti Señor.

Padre Celestial restaura mi corazón, mi mente y mis sentimientos.

Quiero volver a Ti, quiero estar ante Tú presencia Dios de Israel.

Perdóname Padre en el nombre de Jesús porque he pecado.

Ilumíname con Tú luz, resplandece cada rincón de mi vida.

Fortaléceme en Cristo Jesús y hazme más que victorioso.

Dame espíritu de dominio propio y que en Ti pueda controlar mis sentimientos.

Y antes de poner el temor y la ira ante una situación, recuerde que soy hijo del Dios Todopoderoso, Creador de los cielos y la tierra, el gran Yo Soy, mi gran amor.

Gracias Padre porque sé que a partir de hoy soy una nueva criatura en Cristo Jesús.

Amén.

¿Cómo te sientes? ¿Mejor? Gloria a Dios. Quiero que sepas que no eres el único que ha experimentado sentirse temeroso o lleno de ira. Lo importante es que no te olvides que Dios es soberano y que en Él somos más que victoriosos.

A continuación comparto contigo dos oraciones más para que nos sigamos disfrutando de la obra de Jehová en nuestras vidas.

Dios-ayúdame

Padre ayúdame a encontrar trabajo

Rey de reyes y Señor de señores.

Hoy me presento ante Ti

Porque sé que todo lo puedo en Cristo que me fortalece

Tú eres un Dios de verdad y que cumples tus promesas

Señor sabes que hoy estoy en búsqueda de un trabajo para poder sustentar a mi familia

Jesús no puedo dejar de pensar en que aún no he recibido ninguna oferta y comienzo a angustiarme

Por eso hoy doblo rodillas y te pido que me ayudes Señor, porque Tú nos dices en Tu palabra que no nos afanemos por las cosas de la vida.

Te pido controla lo que siento, dame sabiduría y discernimiento.

Coloca ante mí a las personas correctas y que sea el trabajo que Tú deseas para mí el que acepte Señor.

Y sé y creo que hasta que no llegue ese trabajo Tú me sostendrás y me guardarás.

En el nombre de Jesús.

Amén.

Dios-ayúdame

Jesús ayúdame a olvidar

Señor vengo ante Ti

Sin querer aparentar, sin ocultar mis emociones ni mis pensamientos.

A Ti no te puedo engañar.

Y es que el dolor y la rabia que tengo en mi corazón se mantienen vivas como el primer día. No he podido olvidar lo que sucedió y por más que trato de dejarlo en el pasado simplemente no he podido.

Quisiera decir que es fácil pero no lo es.

Sabes Padre que he intentado superarlo y ya no sentirme más así pero simplemente no puedo.

Dios ayúdame a olvidar, restaura mi corazón y sáname.

Te lo pido en el nombre de Tu Hijo amado Jesús.

Amén.

Dios-ayúdame

Dios tiene el control de todas las cosas, eres su hijo y te ama a tal punto que dio a su único Hijo en la cruz  pensando en que tú serías uno de los que recibiría la salvación.

Para que continúes deleitándote después de culminar este post te invito a que abras el siguiente enlace, que estoy segura que será de gran bendición para tu vida Oración de la noche

También te dejo este audiovisual para que sigas disfrutando estar ante la presencia del Altísimo.

(Visited 443 times, 1 visits today)

Deja un comentario