¿Qué es la central de abastos de la ciudad de México?

Comparte este artículo

¿Qué es la central de abastos de la ciudad de México?, ¿Cuál es su función?, ¿Ayuda a la economía mexicana?. Te invitamos a conocer toda esta información en el siguiente artículo, así como otros datos que deberás tener en mente si deseas ingresar en este gran mercado.

Qué-es-la-central-de-abastos-1
Central de abastos de Ciudad de México

¿Qué es una central de abastos?

También conocido como CEDA, es un mercado de minoristas y mayoristas ubicado en Ciudad de México, específicamente en la alcaldía de Iztapalapa, en donde se pueden encontrar víveres, legumbres, hortalizas, carne, mariscos, abarrotes, frutas, flores, aves, pescados y follajes de gran tipo.

Hoy en día, se ha logrado convertir en el segundo lugar con mayor flujo de dinero en México, luego de la Bolsa Mexicana de Valores, además de ser el mercado de mayor superficie en el mundo entero.

El CEBA o central de abastos de la ciudad de México se encuentra ubicado en la delimitación de las avenidas Eje 4 Oriente Canal Río Churubusco, Eje 5 Sur Leyes de Reforma, Eje 5 Oriente Lic. Javier Rojo Gómez y el Eje 6 Sur Trabajadoras Sociales, además, se encuentra cerca de las estaciones Aculco y Apatalco de la Línea del metro número ocho.

A sus alrededores también se encuentran más de 27 líneas o rutas de transporte colectivo privado, cinco rutas de transporte público y una parada de trolebús.

Qué-es-la-central-de-abastos-4
Vista área de la Central de Abasto de México

Origen e historia del Central de Abastos de México

Desde el siglo XVI, la Ciudad de México se convirtió en uno de los principales centros comerciales del país, concentrando el comercio en pequeños lugares públicos distribuidos por todo el territorio, llamados mercados. Todo este comercio inicio en la plaza principal de México-Tlatelolco, en donde se incluyó el gobierno mexicano luego de la conquista y de donde empezó la administración de los conquistadores españoles, en la Nueva España.

Toda aquella actividad comercial de grandes cantidades de producto, se destinaba a los integrantes que constituían el Consulado de Comerciantes de México, los cuales comenzaron en el Mercado del Parián de México y después desde el Mercado de la Plaza del Volador, un control en el comercio de Virreinato.

Al llegar la Independencia de México, durante el siglo XIX, el consulado empezó a perder control a causa de las leyes que establecía la nueva República Mexicana, siendo rebasado el Mercado de Volador, por el increíble aumento del comercio que provenía del oriente del país.

Fue cuando empezaron aparecer pequeños locales comerciales en La Merced y en donde se podía encontrar el productor por menudeo o mayoreo. Sin embargo, cada una de estas tiendas empezó a ubicarse en calles según el tipo de artículos que ofrecían, generando un gran impacto la cultura social de los habitantes y la creación de distintas hermandades o cofradías para poder controlar el mercado.

¿Los barrios especialistas?

Es cuando empiezan a conocerse los barrios especialistas, los cuales como su nombre lo dice, eran calles o grupos de locales que ofrecerían los mismos productos estrellas.

Un gran ejemplo es el Calzada de la Viga, el cual inicia como un local de mayoreo de mariscos y pescados, para luego comenzar con legumbres, hortalizas, flores y frutos provenientes de Cuernavaca o Xochimilco y quienes usaban el Canal de la Viga para poder desplazarse hacia su destino.

De esta forma, fue que se convirtió en uno de los centros comerciales más importantes del país, generando una gran oportunidad económica e incluso de inmigración del oriente.

Creación del primer centro comercial

En el año 1923 fue creado el primer centro comercial dentro de esta zona, en las instalaciones demolidas del Convenio de la Merced. Creado con la finalidad de poder ubicar en un espacio, los vendedores que se encontraban dispersos en las calles y no tanto para obtener importantes avances económicos.

Luego en el año 1957, se inaugura el Mercado Central de la Merced, el cual estaba constituido por dos naves de aproximadamente 88 mil metros cuadrados y que tuvo un costo de 75 millones de pesos para concentrar la mayor cantidad de mayoristas de la zona.

Sin embargo, debido al crecimiento que experimentó la Ciudad de México en el siglo XIX, el mercado de la Merced pasa hacer un centro comercial destinado al menudeo y mayoreo de mercancía en general, aumentando la cantidad de transportes de pasajero y mercancía para poder cumplir con el abastecimiento.

Este crecimiento también generó la creación de un plan de reordenamiento urbano por parte del gobierno Mexicano, centralizando todos los servicias y diseñando nuevas rutas viables para el desplazamiento de los habitantes.

Base del diseño del Centro de Abasto de la Ciudad de México

En base un diseño donde el punto suburbano de la zona fuera la principal característica y tuviera la oportunidad de generar una circulación fluida de camiones, el arquitecto Abraham Zabludovsky se encargó de crear el proyecto que cubriera todas las necesidades que existieran, en la zona de Chinampera.

Sin embargo, la elección de esta zona generó grandes inconvenientes con los defensores de la naturaleza y el ecosistema, por lo que se terminó diseñando un construcción en forma de polígono hexagonal deformado, con un eje aproximado de 2250 metros y cuyas salidas y entradas se localizaban en los extremos de la construcción. Ya que este recinto iba dirigido al mayoreo, poseía bodegas especialmente aclimatadas, bancos, áreas policiales y mucho más.

Su construcción inició en el mes de marzo de 1981 y finalizó el 24 de noviembre de 1982, con la inauguración por parte del presidente José López Portillo, sin embargo, su ocupación se realizó de forma pausada y muy lenta.

Para el año de 1990, los distintos locales de verduras y abarrotes pudieron llenarse. Para el siglo XXI comenzaron el traslado y venta de productos cárnicos, mariscos, aves y pescados, siendo este uno de los procesos que hoy en día no concluye.

Qué-es-la-central-de-abastos-2
Pasillo del centro de abastos de Ciudad de México

Características que posee el central de abastos

  • Cuenta con una superficie de 327 hectáreas, distribuidas para almacenar más de 120 mil toneladas de alimentos y 30 mil toneladas para la venta.
  • Se pueden encontrar una gran cantidad de productos vegetales, animales, entre otros.
  • Es visitado por más de 300 mil personas diariamente.
  • Existe en toda la superficie del mercado unos 70 mil empleados.
  • Por su tamaño es seguido por el Mercado Rungis en Francia (232 hectáreas) y el MercaMadrid en España con (176 hectáreas).
  • Las verduras y frutas cuentan con 1881 bodegas, víveres y abarrotes con 338 bodegas, además de 1489 locales comerciales.
  • Entre los locales comerciales se encuentran: lavanderías, bancos, restaurantes, estéticas, ferreterías, entre otras.
  • Posee una zona de subasta.
  • El perfil que posee la mayoría de los vendedores de este mercado se enfoca en personas entre 25 a 44 años de edad, cuyo nivel educativo no va más allá de la preparatoria pero cuentan con grandes habilidades comerciantes.
  • Cuenta con un programa de reciclaje de cajas, maderas y plástico.
  • Posee una zona de pernota de aproximadamente 5.1 hectáreas, diseñada para estacionar 424 camiones de carga, bodega climatizada, así como también servicios básicos para los camioneros y ayudantes.

Organización del central de abastos de la ciudad de México

El central de abastos de la ciudad de México cuenta con bodegas de cinco metros de ancho y veinte metros de largo, cuyo frente limita con el pasillo peatonal del poniente oriente, este lugar es donde los compradores pueden ir de un lugar a otro sin tener restricciones con los diableros y el tráfico de personas.

El otro lado limita con los andenes para poder facilitar la descarga y carga de mercancía, encontrándose completamente abierto para colocar hasta dos tráiler por cubículo, sin riesgo de molestar a nadie.

Los pasillos peatonales limitan con dos hileras de bodegas, ubicadas a cada lado del mismo y se encuentran identificadas como bodega norte y bodega sur, acompañada de una letra del alfabeto. Además, cada una de estas bodegas cuenta con un número que identifica el local.

Entre cada uno de los andenes, los pasillos suelen conectarse por medio de puentes y que son popularmente conocidos, por el peligro que existen con los diableros.

Personajes populares de la CEDA

Una de las características llamativas que posee entre centro para los invitantes, son sin duda alguna, las personas que posemos encontrar en sus instalaciones:

  • Dueños, bodegueros o encargados de las bodegas: Son los responsables de cada uno de los cubículos y productos que ofrecen a los clientes.
  • Los cargadores o mejor conocidos como diableros: Uno de los personajes más importantes que se encuentran en estas instalaciones, ya que con ayuda de carretillas o diablos, son capaces de transportar cualquier tipo de mercancía. Son originarios del barrio de la Merced, sus contrataciones se realizan en la bodega de diablo, donde se efectúa el trámite para concederle una identificación y permiso para emplear la carretilla.
  • Chicas de carrito: Suelen ser jóvenes o mujeres que manejan carritos de supermercado para poder trasladar café, pan, gaseosas, te, entre otras viandas. Poseen un uniforme llamativo para poder incrementar las ventas, sin embargo, este atuendo suele ser criticado por su relación a la prostitución infantil y adulta.
  • Empleados de la Comisión Federal de Electricidad: Los cuales se dedican a mantener los servicios de electricidad de la instalación, cumpliendo con las tareas de la oficina de Luz y Fuerza del centro.

¿Quién administra el CEDA?

En 7 de julio de 1981, fue creado el Fideicomiso Central de Abasto de la Ciudad de México, el cual cuenta con una vigencia de 99 años según indica la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito. Este fidecomiso se encuentra constituido por la Secretaría de Desarrollo Económico, el Gobierno del Distrito Federal, Banco Santander., entre otros participantes.

Además, se encuentra gobernada por un Órgano de Gobierno de la Central de Abasto, integrado por el Comité Técnico y de Distribución de Fondos integrado, representantes del sector público y privado de los gobiernos federales y locales.

La figura del jefe de Gobierno del Distrito Federal es el responsable de dirigir el CEDA, además de ser quien aprueba el presupuesto de egreso e ingreso del fidecomiso, el comportamiento, modificaciones y resultados, así como la aprobación de proyectos, normas operacionales y otras facultades más.

A pesar de esto, el CEDA cuenta con un administrador general, el cual es designado por el jefe de gobierno del Distrito Federal y electo por votos en el comité técnico.

Todas estas figuras de responsabilidad y resguardo del Central de Abasto, finalizó en Julio del 2002, luego de que se iniciara la privatización del centro, seleccionando una administración para mantener operativo las instalaciones.

​¿Cuál es el objetivo general de la administración de la CEDA?

Esta administración cuenta con el objetivo fundamental de organizar, coordinar y vigilar el desempleo de las actividades relacionadas a la administración financiera de recursos humanos y materiales que posee la Central de Abasto de México, así como el mantenimiento y cuidado de la seguridad, infraestructura y protección civil dentro de las instalaciones.

Sin embargo, el acelerado crecimiento de la población ha generado un incremento del servicio en las instalaciones del CEDA, rebasando la capacidad que posee el centro y generando la falta de servicios básicos para satisfacer dicha demanda y pudiendo observar gran cantidad de basura en las instalaciones.

Una de las obras expuestas en las paredes del Centro, junto a un Diablero

¿Central de abastos de la ciudad de México se convirtió en una galería de arte urbana?

Por medio de una convocatoria realizada a 31 artísticas urbanos en el año 2017, el Central de abastos de la ciudad de México se convirtió en un gran lienzo para el “Central de muros”. Un proyecto encabezado por la asociación Civil We Do Things creó de la mano de Irma Macedo e Itze González una propuesta creativa del arte urbano, sobre las grandes paredes que rodean las instalaciones.

A diferencia de las creencias que existen entorno a este arte, los murales buscan la forma de reconstruir el ámbito social de la ciudad que posee 327 hectáreas y por donde pasan, más del 80% de alimentos que los habitantes de México consumen a diario.

Además de ser una forma de prevenir la delincuencia y la violencia por medio de líneas pedagógicas como la convivencia, paz y el acercamiento de las comunidades, tierra y alimentos, permite plasmar sobre los muros abandonados de las instalaciones, obras inspiradas en la cultura mexicana, productos de la tierra y plasmar de cierta forma lo que es un mexicano.

Pero esta propuesta no es solo una oportunidad para poder restructurar o embellecer la fachada del CEDA o central de abastos de la ciudad de México, sino que también es una oportunidad única para poder atraer la mayor cantidad de turistas al lugar.

El central de abastos de la ciudad de México para el turismo

Ciudad de México es uno de los puntos turísticos más importantes a nivel mundial desde hace algunos años, además de ser el punto más visitado en todo el territorio Mexicano. Acá se concentran una gran cantidad de lugares turísticos como el Museo de Frida Kahlo, El mercado de San Juan, la Basílica de Guadalupe,  Alameda Central, la lucha libre, catedral metropolitana, entre otros, pero sobre todo la Central de Abasto de Ciudad de México.

Las instalaciones de este gran abasto son un gran atractivo para los turistas, debido a la gran cantidad de productos que ofrecen, los olores de las flores y frutas frescas, además de poder conseguir en cualquiera de sus pasillos productos nativos de las gastronomía Mexicana e internacional.

Recomendaciones que debe tener en cuenta un turista

  • Para poder llegar fácilmente al CEDA se puede tomar un transporte público, así como también puedes ingresar a la líneas 8 del metro y tomar Apatalco o Aculco.
  • En las estaciones Apatalco y Aculco se puede tomar el CEDAbus por seis pesos, el cual realiza ofrece dos tipos de circuitos interno, en horario de las 5:00 a las 19:00 horas.
  • Es recomendable ir acompañado de una carrito para la compra, de esta forma podrá recorrer con mayor facilidad y comodidad las instalaciones, además no tendrá todo el tiempo las manos ocupadas  con las bolsas de la compra.
  • Para poder ingresar en automóvil o taxi se debe cancelar 10 pesos para poder entrar al Centro de Abasto.
  • Esta instalación se encuentra abierta las 24 horas, durante los 365 días del año. Pero si deseas visitar el Centro con tranquilidad es recomendable ir por la mañana, los días de lunes a sábado.
  • Los días domingo, algunos puestos suelen abrir más tarde y cerrar sus puertas más temprano.
  • Se debe llevar calzado y ropa cómoda.
  • Es recomendable no ir entre las 18 a 22 horas, ya que durante este tiempo el Centro de Abasto de la Ciudad de México, cierra sus puertas a todo el público para realizar el mantenimiento adecuado a las instalaciones, además de otras operaciones locales. Luego de las 22 horas, se puede ingresar nuevamente a las instalaciones.
  • Debido a la situación de inseguridad que se presenta en el CEDA, es recomendable resguardar sus objetos personales.

Si te gustó este artículo, te invitamos a visitar y conocer más sobre Envase Empaque y Embalaje en el Comercio Exterior, en donde podrás encontrar cada uno de los datos relevantes sobre el tema, así como los principales problemas en el trasporte de bienes.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Deja un comentario